Radio Cadena Agramonte
Miércoles, 16 de Agosto de 2017

Del Camagüey / Hijos Ilustres


Categorías: Hijos Ilustres Historia Patrimonio Turismo Arqueología Geografía Ciencia Humor Galería Sociedad Municipios Identidad y Tradiciones Fiesta del Tinajón Semana de la Cultura Verano en Camagüey Ciudad 500


  • Ignacio Agramonte: a la distancia de 140 y aún cabalga por Cuba libre

    Ignacio Agramonte: a la distancia de 140 y aún cabalga por Cuba libre

    Por Tay Toscano Jerez/ Radio Cadena Agramonte.

    Lo llamaron El Mayor, El Bayardo, El diamante con alma de beso. Bajo esos apelativos ha trascendido a nuestros días quien, con toda razón, es el hijo dilecto del Camagüey, y a la distancia de 140 años continúa cabalgando en la llanura.

    Reseñar en unas pocas líneas la trascendencia de la vida y el accionar de Ignacio Agramonte y Loynaz resulta difícil por su amplio quehacer, aún cuando con tan solo 32 años cayó en combate el once de mayo de 1873, en el Potrero de Jimaguayú; sin dudas un duro golpe para el Ejército Libertador y para la Revolución de 1868. 

  • De Camagüey, Ana Betancourt y la emancipación de la mujer

    De Camagüey, Ana Betancourt y la emancipación de la mujer

    En la noche del 3 de noviembre de 1868 un grupo de 74 patriotas camagüeyanos se aprestaban a incorporarse al día siguiente a la guerra por la independencia de Cuba, iniciada casi un mes antes por Carlos Manuel de Céspedes en el ingenio La Demajagua, en el oriente del país. Los complotados fueron…
  • Revolucionario sin tacha

    Revolucionario sin tacha

    Por Airam Fernández Casas/ Radio Cadena Agramonte.
    airam@rcagramonte.icrt.cu

    Apenas iniciada en 1956 la lucha revolucionaria que traería a la Patria su definitiva independencia, Cuba pierde a uno de sus más grandes hijos, y a quien el Che calificara como “revolucionario sin tacha”: Cándido González Morales.

  • La belleza de un amor entre cartas

    La belleza de un amor entre cartas

    Por Raysa Mestril Gutiérrez/ Radio Cadena Agramonte

  • Editorial: ¡Camagüey hace realidad a diario las enseñanzas de Ignacio Agramonte!

    Editorial: ¡Camagüey hace realidad a diario las enseñanzas de Ignacio Agramonte!

    Hoy se cumplen 139 años de la caída en combate del más ilustre de los camagüeyanos, el mayor general Ignacio Agramonte y Loynaz, quien descolló por sus acciones en la manigua redentora, como constituyente en Guáimaro, por su fidelidad a la Patria y a su amada Amalia, por ser, al decir de Martí, “aquel del Camagüey, aquel diamante con alma de beso”.

  • Amalia Simoni, paradigma de fidelidad y entrega a la Patria

    Amalia Simoni, paradigma de fidelidad y entrega a la Patria

    Por Miozotis Fabelo Pinares/ Colaboradora de Radio Cadena Agramonte.
    miozotis@rcagramonte.icrt.cu

  • Ignacio Agramonte: desde sus orígenes

    Ignacio Agramonte: desde sus orígenes

    Por Yolanda Ferrera Sosa/ Radio Cadena Agramonte.
    yolanda@rcagramonte.icrt.cu

    Este 23 de diciembre el tributo vuelve a los corazones de quienes con justo orgullo portan el patronímico de agramontinos. En la noche de igual fecha, pero del año 1841, en la notable mansión de dos plantas ubicada en la entonces calle de la Soledad, marcada con el número 5; nacía Ignacio Eduardo Francisco de la Merced Agramonte Loynaz, también conocido como El Mayor.

  • Manuel Boza Agramonte: lucero de la historia camagüeyana

    Manuel Boza Agramonte: lucero de la historia camagüeyana

    Por Conrado Vives Ania/ Radio Cadena Agramonte.
    conrado@rcagramonte.icrt.cu

    La postura asumida por el General Manuel Boza Agramonte,  proveniente de una de las familias más acaudaladas de la Villa de Santa María del Puerto del Príncipe, hoy Camagüey, es otra de las leyendas  apasionantes que atesoran las guerras por la independencia cubana del colonialismo español en esta rica y extensa región.

    Educado en correspondencia con la posición económica y social de sus padres Manuel Boza Varona y María de la Cruz Arteaga,  propietarios de enormes extensiones de tierra dedicadas a la ganadería,  Manuel  decide formar su propio hogar junto a Elena Borrero Estrada, y de cuya unión matrimonial nació su único hijo Virgilio.

    Era el 4 de noviembre de 1868, cuando los camagüeyanos se sumaron  a la lucha iniciada por Carlos Manuel de Céspedes, iniciada el 10 de octubre en La Demajagua. Ni corto ni perezoso, Manuel apresa la llama libertaria que encendió la Isla,  junto a sus hermanos  Jerónimo, Gregorio y Juan Nepomuceno.

    Previo al célebre alzamiento de los camagüeyanos, en Las Clavellinas, que concluyó con el fusilamiento de Joaquín de Agüero y sus compañeros, los principales conspiradores de la urbe principeña fueron citados para la Sociedad Filarmónica con el fin de ultimar los detalles del referido pronunciamiento.

    Manuel Boza Agramonte, al recibir la citación, dejó bien claro los propósitos de su incorporación a la guerra: "Iremos a la junta a votar por la guerra; pero tengan en cuenta los señores de la reunión, que si los Boza salen al campo, antes morirán que someterse al gobierno que van a combatir".

    Los Boza comienzan a tejer su leyenda de guerreros y patriotas. Cuando se funda la Junta Revolucionaria del Camagüey, en 1866, ellos figuran entre sus miembros más activos.

    Posteriormente a los sucesos de Las Clavellinas, Manuel y sus hermanos participan en el combate de Bonilla el 28 de noviembre de 1868. Allí, se enfrentaron estoicamente a un batallón de 800 hombres al mando del militar español Blas de Villate y la Hera, más conocido por el conde Valmaseda.

    Cuando la columna avanzaba por la línea férrea rumbo al puerto de Nuevitas, los Boza y sus subordinados prepararon una emboscada, y arremetieron con arrojo contra el enemigo que se vio obligado a desviar la ruta hacia la localidad de San Miguel.

    Las llanuras del Camagüey temblaron ante la bravura de Manuel en otras batallas importantes, como la de Las Yeguas, en diciembre de 1868, donde hostigó al tristemente célebre "Batallón del Orden" que conducía el brigadier español Francisco Acosta y Albear.

    También brilló en el puerto de Guanaja, donde acudió en auxilio de los expedicionarios del vapor “Galvanic”, que traía un fuerte apoyo para los insurrectos, y era atacado desde el mar por un esquife de guerra español.

    En el Gobierno de la República en Armas, en abril de 1869, creado a raíz de la Asamblea de Guáimaro, Manuel Boza es nombrado coronel jefe de la Primera Brigada del Ejército en el territorio de Camagüey, al frente de la cual libra numerosos combates.

    Ya en 1879 es ascendido a Mayor General del Ejército Libertador y ocupa la jefatura militar de la región principeña, pese a que modestamente decía no tener los conocimientos militares necesarios para tal responsabilidad.

    Su alto sentido patriótico lo llevó a manifestar en aquella ocasión: "¿Qué le voy a hacer? Si no acepto será peor para Camagüey".  

  • Ignacio Agramonte y Loynaz: Sol que ilumina y convida

    Ignacio Agramonte y Loynaz: Sol que ilumina y convida

    Por Conrado Vives Anias/ Radio Cadena Agramonte.
    conrado@rcagramonte.icrt.cu

    Villa de Santa María del Puerto del Príncipe, 23 de diciembre de 1841. La armonía que reinaba en la imponente mansión de la calle Soledad marcada con el número 5, fue estremecida por el llanto interminable de un niño.

    El corre corre de la servidumbre, atendiendo presurosamente los reclamos de la comadrona, anunciaba al mundo el nacimiento del primogénito de Don Ignacio Agramonte Sánchez  Pereira y Doña María Filomena Loynaz y Caballero, exponentes de una de las proles de recia cepa en el ámbito principeño.

    Orgullosos de su criatura, Don Ignacio y Doña María no dudaron en inscribirlo con un nombre que encierra en sí el color de la gloria: Ignacio Agramonte y Loynaz.

    Asombraban a familiares, amigos, conocidos y vecinos de la comarca, la decencia y la vivacidad del vástago de los Agramonte y Loynaz, sobre todo su alto sentido de la justicia, pues creció en un ambiente familiar pletórico de amor y rectitud. El ejemplo de sus padres, quienes prodigaban respeto a sus esclavos, sin llegar nunca a maltratarlos o humillarlos, contribuyó a su maduración como ser humano excepcional y combatiente sin tacha.

    Ya joven, Ignacio sobresalía por sus atractivos físicos  y refinada cultura. Era de esperar la admiración que despertaría entre sus congéneres, pues había realizado sus primeros estudios con el profesor español Gabriel Román Cermeño y asistió luego a las conferencias de carácter didáctico, latín, griego, historia, literatura antigua, que dictó el pedagogo italiano Giuseppe Caruta en la Sociedad Filarmónica.

    Tras haber adquirido conocimientos superiores durante cinco años en España, regresa a Cuba en 1857 y de inmediato ingresó en la Real Universidad de La Habana, donde recibió el 11 de junio de 1865 el título y la investidura de Licenciado en Derecho Civil y Canónico, permaneciendo dos años más hasta lograr el doctorado el 24 de febrero de 1867, en que efectuó su último examen.

    En pleno año 1868, Ignacio regresa a su ciudad natal. Dotado de una sólida formación revolucionaria, comenzó a trabajar con los conspiradores de Puerto Príncipe vinculándose a la logia “Tínima”, organización masónica donde se desarrollaban actividades separatistas tratando, de burlar la vigilancia de las autoridades españolas.

    El “diamante con alma de beso” sedujo a Amalia Simoni Argilagos, muchacha culta y distinguida, que no vaciló en renunciar a los placeres de una vida cómoda para apoyar a su amado héroe. El pensamiento y la acción se vistieron de largo con la impronta de Ignacio Agramonte; nunca antes un bayardo como él había logrado reunir en sí tantas virtudes como dirigente político y brillante estratega militar.

    El estallido que envolvió a la Isla para apartarse del yugo colonial, catapultó a la cima de la historia a quien fue merecedor del sobrenombre de El Mayor, una rara mezcla de virilidad, ternura, bravura y fineza, que solo la leyenda ha sabido guardar en el panteón de los hombres gloriosos e irrepetibles.

  • El legado de Ignacio Agramonte trasciende los tiempos

    El legado de Ignacio Agramonte trasciende los tiempos

    Por Airam Fernández Casas/ Radio Cadena Agramonte.
    airam@rcagramonte.icrt.cu



Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2015, Camagüey, Cuba.