Sábado, 20 de Julio de 2019
Radio Cadena Agramonte
Viernes, 23 de Diciembre de 2011 - 04:00:00 | 2772 | |

Ignacio Agramonte: desde sus orígenes

En este artículo: Ignacio Agramonte, Camagüey, El Mayor, Casa Natal



Por Yolanda Ferrera Sosa/ Radio Cadena Agramonte.

Este 23 de diciembre el tributo vuelve a los corazones de quienes con justo orgullo portan el patronímico de agramontinos. En la noche de igual fecha, pero del año 1841, en la notable mansión de dos plantas ubicada en la entonces calle de la Soledad, marcada con el número 5; nacía Ignacio Eduardo Francisco de la Merced Agramonte Loynaz, también conocido como El Mayor.


Tras 170 años de aquel nacimiento la casa natal de quien fuese luego el más insigne patriota de esta tierra, sigue proyectando su belleza arquitectónica y su legado histórico desde el mismo centro de la ciudad de Camagüey.

La Casa Natal y su historia

“Fue una de las viviendas más importantes levantadas hacia los finales del siglo XVIII y principios del XIX en Puerto Príncipe. La habitó una familia fundacional de la comarca, cuyo carácter progresista y de muchas luces,  influyó determinantemente en la vida del joven Ignacio”, destaca Lourdes Serrano González, directora del Museo Casa Natal de Ignacio Agramonte.

Resalta la especialista que el futuro jefe mambí procedía de una familia preocupada en grado sumo por el futuro de sus hijos y de su aplicada formación intelectual, con preferencia hacia la enseñanza laica. El primogénito tuvo como primer maestro al español Gabriel Román y Cermeño y como elementos que nutrirían su curiosidad, las conversaciones de los adultos reunidos en la gran Sala donde se hablaba de la Revolución Francesa, la Guerra de Independencia en el norte de América y algunas acciones que ya evidenciaban inconformidades y rebeldía ante el dominio de la metrópoli en Cuba.

“El carácter justiciero del abogado Agramonte y Sánchez-Pereira -padre de Ignacio- prendió también en el joven, que comenzaba a dar sus primeros pasos por la vida. Fue una forja hermosa y constante, que contó también con la ternura de la madre. Resulta inseparable esta influencia familiar en la conducta del futuro estratega militar”, comenta Lourdes.

Mucho de lo que fue Agramonte se debe sin dudas a cuanto acontecía en su hogar, por eso, abunda la especialista, “todos los que recorren el inmueble donde nació, se adentran no sólo en su espacio arquitectónico que responde a los patrones constructivos de la época, sino también en una amplia multiplicidad de elementos que ayudan a una mayor comprensión de la humanidad, familiaridad y ternura de quien fue definido certeramente por José Martí como Diamante con Alma de Beso”.

A 38 años de una deuda saldada

Cuando estalló la Guerra de 1868, la familia Agramonte-Loynaz emigró y todos sus bienes fueron embargados por el gobierno peninsular, incluida la casona que -al término de la contienda- fue devuelta y registrada a nombre de una de las primas de El Mayor, Dolores Betancourt Agramonte, quien nunca la habitó. Alquiladas o vendidas las cuarterías en las cuales fue convertida, sus predios fueron destinados a diferentes fines, incluso comerciales, como el Bar Correo en su planta baja.
“Como expresión de la voluntad del Gobierno Revolucionario por rescatar el patrimonio cultural e histórico del país -apunta Lourdes- la Casa Natal de Ignacio Agramonte fue sometida a un riguroso proceso de restauración. Resultó una tarea sumamente difícil, dado el considerable daño y cambios en los elementos de su estructura. Presidieron estas labores el respeto absoluto al proyecto inicial, tal y como puede apreciarse actualmente.

“El próximo 2013 -señala- celebraremos el aniversario 40 de la apertura del inmueble como centro histórico y cultural. Recordamos con mucho orgullo el recorrido que aquel 11 de mayo de 1973 hiciera el Comandante en Jefe Fidel Castro por sus áreas y cómo reconoció este empeño camagüeyano por conservar sus tesoros patrimoniales. Se conmemoraba entonces el centenario de la caída en combate de Agramonte y aquel acto que dejaba abierto el querido Museo, devino saldo obligatorio para con El Mayor y las raíces que forjaron su carácter”.

Una jornada especial

Los 170 años del natalicio de Ignacio Agramonte y los 38 de la inauguración como Museo de la casona donde vio la luz primera, han incluido importantes celebraciones por estos días.

Este 23 de diciembre el tributo se multiplica a través de un amplio programa donde destacan los Paneles que sobre la vida y el quehacer independentista tendrán lugar en instalaciones lugareñas que llevan el nombre de El Mayor, por ejemplo, sedes educacionales, unidades laborales y otras instituciones.

“Se trata -explica la directora de la Casa Natal- de una jornada muy especial, que incorpora el remozamiento de algunas de las áreas de la hermosa casona, el  reacondicionamiento paulatino del montaje museográfico y la realización de un Coloquio el propio 23 de diciembre, después de la ya tradicional peregrinación desde el inmueble hasta el Parque Agramonte”.

Centenares de miles de visitantes cubanos y extranjeros, han desandado la historia de El Mayor desde su Casa Natal, guiados por un profesional equipo de museólogas que encabeza Lourdes Serrano González. Son ellos los encargados de acercar a los curiosos al humanismo, la espiritualidad y la valentía de este hombre que es un paradigma para los camagüeyanos.

 

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Archivo de noticias


Julio 2019
DoLuMaMiJuViSa
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   


Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2015, Camagüey, Cuba.