Jueves, 19 de Septiembre de 2019
Radio Cadena Agramonte
Jueves, 02 de Febrero de 2012 - 13:50:05 | 5417 | |

El Teatro Principal del Camagüey, 162 años de cultura

En este artículo: Teatro Principal, Camagüey, espectáculos, artistas, Cuba, semana cultura



Por Deneb González Méndez/ Estudiante de Periodismo.

Pocos son los lugares que resisten el paso de los años y logran rescatar su historia a pesar de las desventuras y el olvido. El Teatro Principal, de Camagüey, es uno de esos coliseos que atesora entre sus muros de 162 años los más disímiles recuerdos de espectáculos y artistas memorables y el siempre asiduo espectador.


Hacia 1839 Don Juan Orozco, entonces gobernador de Puerto Príncipe, y los hacendados camagüeyanos decidieron dotar a los pobladores de la ciudad de un escenario cultural que atrajera las más diversas manifestaciones artísticas desarrolladas en Cuba y el resto del mundo.

Un año después, la calle Jesús María José, hoy Padre Valencia, recibía con agrado los cimientos del Teatro Principal, tercero de su tipo en el país luego del “Tacón”, de La Habana -en el cual basaba su estructura-, y el “Milanés”, de Pinar del Río.

El 2 de febrero de 1850, fecha en que se conmemoraba el aniversario 336 de la fundación de la Villa, la Compañía de Ópera de José Miró, maestro de piano y canto español, presentó la obra “Norma”, de Vincenzo Bellini, inaugurándolo con esta función.

Su capacidad para 1 500 espectadores y sus favorables condiciones acústicas lo convirtieron en un espacio privilegiado, luego de la capital, al que asistían importantes figuras de las artes escénicas.

Con el inicio de la gesta independentista cubana en 1868 fue convertido por los españoles en un cuartel para cazadores voluntarios, cuerpo del ejército español que se encargaba de reprimir cualquier intento revolucionario.

Algunos años después, se reanudaron las funciones culturales, pero solo se presentaban obras patrocinadas por la Sociedad Casino Española, evitando así que el contenido de los espectáculos se alejara de las intenciones de la metrópolis europea.

Sin embargo el “Principal” fue fiel seguidor de los ideales de los pobladores camagüeyanos, y se convirtió en el escenario de celebración del Día Internacional de los Trabajadores en 1891, y acogió -pese a las prohibiciones del gobierno- la más importante asamblea obrera que se había desarrollado hasta ese momento.

La historia del teatro recoge en una de sus páginas más dolorosas el incendio ocurrido en 1920, luego del cual solo quedaron en pie los muros. Según investigadores, fue provocado intencionalmente aunque a la luz pública se dio a conocer que había sido de forma casual.

En 1926 fue reinaugurado, y en años posteriores fue objeto de continuas rifas y arrendamientos, pasando a manos de diversos propietarios y empresas.

A partir de los años ‘40 comienza una época de esplendor del “Principal” gracias al desarrollo de la cultura nacional. Figuras relevantes del arte camagüeyano, cubano y extranjero captaron la atención de los principeños, entre ellas Blanquita Varela, Jorge González Allué, Nicolás Guillén, los pianistas Ernesto Lecuona y Felo Bergaza, Rita Montaner, Esther Borja, Luis Carbonell, la popular Orquesta Casino de Sevilla y los Chavales de España.

Sus tablas acogieron a Alicia Alonso en 1948, junto a su recién fundado ballet, interpretando la Odette del “Lago de los Cisnes”; y el 1ro de diciembre de 1967 el Ballet de Camagüey danzó por primera vez ante el público, convirtiendo a la institución en su principal escenario de presentación y estrenos.

Pero las artes escénicas no fueron las únicas en agenciarse un lugar en el teatro camagüeyano; hasta este llegó el cine con la primera película parlante que conoció el territorio, producida por la compañía de cine norteamericana Vitaphone–Movictone, a finales de los años ‘20. También se estrenó en 1954 la célebre película Mogambo, del director estadounidense John Ford, recreada en la selva africana del Congo, y a la cual debió su nombre un restaurante de la época en la calle Cisneros de la ciudad de Camagüey.

En 1977 fue objeto de un remozamiento en su interior que redujo su capacidad a 800 personas, sin afectar las excelentes características de su tabloncillo y sus condiciones acústicas; todo ello al calor de la celebración del acto nacional por el Día de la Rebeldía Nacional, el 26 de julio de ese año, y que contó con la presencia del Comandante en Jefe Fidel Castro.

Este 2 de febrero nuestro teatro, el teatro de todos los camagüeyanos, cumple 162 años. En su tabloncillo innumerables artistas dejaron la huella de su obra, mientras que sus lunetas guardan en secreto las vivencias inolvidables de tantos y tantos espectadores.

 

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Archivo de noticias


Septiembre 2019
DoLuMaMiJuViSa
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     


Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2015, Camagüey, Cuba.