Domingo, 15 de Septiembre de 2019
Radio Cadena Agramonte
Martes, 17 de Febrero de 2009 - 16:53:09 | 13163 | |

Esgrima en Cuba: ¡En guardia!... ¿Listos?... ¡Adelante!

En este artículo: Esgrima, historia de la esgrima, practica de la esgrima, ramon fonst, carlos manuel de céspedes, ignacio agramonte



Por Jorge Navarro Torres/ Radio Cadena Agramonte

Esgrima en CubaLos orígenes de la esgrima se remontan a fecha tan lejana como la aparición del hombre primitivo; se supone que la haya practicado con un palo o el hacha de piedra contra los embates de la naturaleza, para la caza o para enfrentar a sus semejantes.

Del año 1190 a.n.e se conservan bajorrelieves con signos de una competencia, por lo cual pudiera quedar establecido que la esgrima se anticipó cuatro siglos a los juegos olímpicos de la antigua Grecia.

Manejar bien la espada significaba, ser respetado y admirado por todos durante la Edad Media, muy especialmente porque la política de Estado solía discutirse frecuentemente en el campo de batalla.

Fue en Europa el lugar donde más se desarrolló la esgrima, y Francia e Italia quienes más aportaron a la superación cualitativa y cuantitativa, de ahí que sean dos de las naciones de mejores resultados en las competencias internacionales, sin descontar a Alemania, Rusia, Hungría y más recientemente la presencia asiática de Corea del Sur, Japón y China.

La aparición de la esgrima en Cuba tiene su punto de partida con el descubrimiento realizado por Cristóbal Colón.

El uso de la espada, el sable y más tarde el florete, no solo fue un deporte, sino también la vía mediante la que los criollos y españoles resolvían sus diferencias personales primero, y luego en las batallas de las guerras de independencias.

Patriotas como Carlos Manuel de Céspedes, e Ignacio Agramonte fueron hábiles en el uso de estas armas en las luchas por la libertad de Cuba, luego el machete -instrumento de trabajo- se convirtió en la más temida de todas, y en cuyo uso sobresalieron Máximo Gómez, Antonio Maceo, Guillermón Moncada y muchos que llegaron a ostentar el grado militar de general en el Ejercito Libertador.

En la parte competitiva, Ramón Fonst Segundo, un espigado zurdo nacido en el siglo XIX en La Habana, ha sido el más grande esgrimista del continente en todos los tiempos.

Sus hazañas se remontan a los II Juegos Olímpicos celebrados en París, Francia, donde alcanzó una medalla de oro en la espada individual, y una de plata, resultado que mejoraría con creces cuatro años más tarde en San Luis, Estados Unidos, con tres preseas áureas.

En toda la historia revolucionaria del pueblo cubano la esgrima ha aportado su cuota de héroes y mártires; Jorge Agostini, asesinado por la dictadura de Fulgencio Batista en 1955, y luego los juveniles campeones centroamericanos que regresaban de haber ganado en Venezuela y perecieron en el criminal atentado del avión de Barbados.

Luego de un impasse de varias décadas a partir de los años 80 del siglo XX, comenzaron a llegar los triunfos internacionales al más alto nivel de los atletas de la Mayor de las Antillas con decenas de preseas de todos los colores.

No obstante su edad milenaria la esgrima en Cuba sigue joven y saludable en las manos de jóvenes y niños que reviven aquellos duelos que antaño asombraban al mundo.

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

Yordankis Báez Pérez
Martes, 02 de Septiembre de 2014 - 13:39:26

Leonardo y Carlos, mártires de Barbados, dos de aquellos jóvenes esgrimistas, eran tuneros. Leonardo Mackenzie Grant tenía apenas 22 años de edad y un creciente prestigio internacional; Carlos Leyva González acababa de cumplir 19 primaveras y en él estaban cifradas grandes esperanzas para el ciclo olímpico. Sus familias quedaron destrozadas por la tragedia. «Mi mamá no pudo superar jamás aquel golpe –declaró tiempo después Maricela, hermana de Carlitos-. ¡Hasta tuvo que dejar el trabajo! Aseguraba que lo veía en la puerta de la oficina, como cuando él iba a verla allí. Ella murió de una trombosis cerebral, con su enorme dolor por dentro. Mi padre sufrió un infarto y falleció en 1979, a los tres años del sabotaje. Tampoco logró reponerse del trauma.» Para honrar eternamente la memoria de Leonardo y Carlitos, existe en Las Tunas el Museo Memorial Mártires de Barbados. Es la única institución de su tipo en el país, y encarna per se la voluntad de propiciarle al visitante un acercamiento a sus biografías a partir de documentos, fotos, trofeos, medallas y objetos personales suyos. El recinto constituye también una importante fuente referencial en torno a las atroces circunstancias en que se consumó el crimen.

Archivo de noticias


Septiembre 2019
DoLuMaMiJuViSa
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     


Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2015, Camagüey, Cuba.