Radio Cadena Agramonte
Miércoles, 28 de Junio de 2017
Jueves, 19 de Febrero de 2009 - 14:03:30 | 13274 | |

Camagüey y sus matices: Reserva Ecológica Limones-Tuabaquey

En este artículo: Medio Ambiente, reserva ecológica, limones, tuabaquey, naturaleza cubana, flora de cuba, fauna cubana, turismo ecológico, cuidado del medioambiente



Texto y fotos Leandro A. Pérez Pérez 

La Reserva Ecológica Limones-Tuabaquey abre las puertas de la Sierra de Cubitas. (Foto: Leandro A. Pérez Pérez).Quien descubre a Camagüey a través de guías turísticas, un mapa o la literatura, podría pensar que el amplio territorio que hoy ocupa la provincia sólo tiene entre sus atractivos las extensas llanuras de pastos ganaderos, miles de hectáreas dedicadas a los más diversos cultivos, hermosas playas bañadas por el Mar Caribe o simplemente una ciudad cercana al medio milenio, aderezada con tinajones y palmas reales.

Camagüey, suave comarca de pastores y sombreros, escribió el Poeta Nacional Nicolás Guillén para definir las esencias de estas tierras. Pero la región centro oriental de Cuba se resiste a ser sólo eso y se rebela mostrando otros matices.

Así, quien ansía conocer la vastedad de este territorio encuentra en el centro oriente de la Sierra de Cubitas la Reserva Ecológica Limones-Tuabaquey, la cual forma parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

Al borde de la serranía cárcica están enclavadas las instalaciones desde donde un grupo de especialistas y residentes capacitados de la zona, crean las condiciones para la conservación y disfrute de ese peculiar entorno.

Jorge R. Aguilar Pérez, director de la reserva. (Foto: Leandro A. Pérez Pérez).Según cuenta el licenciado Jorge R. Aguilar Pérez, director de la reserva, en el año 1998 comenzaron las primeras acciones de manejo, dirigidas fundamentalmente al ecoturismo, para el cual se habilitaron seis senderos a través de los que se daba a conocer la flora y la fauna existentes a los entusiastas visitantes.

Antes, y durante muchos años, narra Jorge, este fue el principal camino entre Camagüey y Sola, pero en el año 1974 desapareció la tradicional vía al construirse la carretera de Paso del Lesca, por lo que se procedió al levantamiento de la base pétrea que se había puesto para soportar la penetración invertida y la vegetación fue recuperando su espacio.

MANOS A LA OBRA... DE LA NATURALEZA 

Las Epífitas están entre las especies más beneficiadas. (Foto: Leandro A. Pérez Pérez).Gracias a ello hoy muestran con orgullo, tras sólo unos años de trabajo y manejo, que en el área las zonas agredidas se han recuperado en un 90 por ciento y albergan a más de 600 especies de plantas, de ellas 232 de árboles maderables y 22 de maderas preciosas.

Con los proyectos de conservación y protección se han recuperado además la cotorra y el catey, dos especies de aves casi desaparecidas de la reserva ecológica y que ya ven aumentadas sus poblaciones, aunque todavía de manera discreta.

En este proceso están incluidas también especies que habían comenzado la migración hacia áreas mejor dispuestas y otras como la torcaza de cuello morado, proveniente de Bahamas, que decidió hacer nido definitivo en la comarca al encontrar condiciones propicias, para engrosar el inventario de 67 especies de aves con el que cuenta actualmente Limones- Tuabaquey.

El Paso de los Paredones figura entre los principales atractivos de Limones- Tuabaquey. (Foto: Leandro A. Pérez Pérez).El tocororo, la cartacuba, la jutía conga, el majá de Santa María e incluso el peculiar mancaperro, se suman a la fauna que se multiplica en los alrededores del Hoyo de Bonet y el Paso de los Paredones bajo la protección que se les ofrece en el área, cuidada celosamente por cerca de 20 guardaparques.

Bajo la aparente tranquilidad que se respira al desandar las rutas trazadas para el visitante bulle, ahora con más fuerza, la vida dentro de la reserva de Limones- Tuabaquey, rescatando para el patrimonio camagüeyano y de la nación, uno de los sitios privilegiados por la mano sorprendente de la Naturaleza.

LA MANO Y LA OBRA DEL HOMBRE 

La intervención especializada del hombre en este reservorio natural, potenciado por el Estado cubano a través del Fondo de Desarrollo Forestal, comenzó en el año 2002 y desde ese momento hasta la fecha se han completado las instalaciones básicas para el mejor desempeño de las personas involucradas en esta obra.

Vista del centro para sus visitantes en su etapa construcctiva. (Foto: Leandro A. Pérez Pérez).Las labores abarcan la construcción de un centro de visitantes dotado de 15 cabañas con capacidad de alojamiento para 60 huéspedes, lo que contribuirá a que la mayor cantidad de personas posible se acerque a la naturaleza y aprendan a conservar y a proteger el medio ambiente.

El centro proyectado incluye restaurante, centro de convenciones, y un área de exposición o arboretum, con el objetivo de fomentar determinadas especies en un ambiente controlado para que las personas no tengan que ir a verlas en las zonas de conservación.

A estas obras se sumarían los ya tradicionales senderos y sitios interpretativos y el área para el cuidado intensivo de los ejemplares en peligro, especie de hospital donde cualquier animal necesitado encuentra un espacio idóneo y una atención especializada.

En opinión del director de la reserva, conseguido este propósito Limones-Tuabaquey se convertirá en la primera área de Cuba en implementar un sistema de autogestión.

Área de cuidado intensivo habilitada para proteger animales enfermos. (Foto: Leandro A. Pérez Pérez).Las inversiones realizadas hasta el momento contribuyen al objetivo fundamental de conservar los elementos bióticos y abióticos que están presentes, así como los elementos históricos y culturales, ya que cuatro de las cuevas enmarcadas dentro de la reserva ecológica han sido propuestas como Patrimonio de la Humanidad.

Los esfuerzos incluyen además involucrar a la comunidad cercana ya que desde allí provienen las mayores agresiones al ecosistema, por lo que ya están implementados dos proyectos comunitarios: Amanecer, dirigido a los adultos; y Alas Libres, diseñado para los niños de la zona, con lo que se persigue influir en las tradiciones de los habitantes para hacerlas coexistentes con los requerimientos para mantener la Reserva ecológica Limones-Tuabaquey como un tesoro que matiza la riqueza de Camagüey.

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2015, Camagüey, Cuba.