Miércoles, 19 de Junio de 2019
Radio Cadena Agramonte
Jueves, 17 de Enero de 2013 - 14:58:41 | 1645 | |

Central Siboney: entre los puntales de Cuba por su eficiencia industrial

En este artículo: zafras, central Siboney, caña, RPC, el cañaveral



Por Miguel Febles Hernández/Corresponsal del periódico Granma

Hace siete zafras al hilo que el colectivo del central Siboney, ubicado en el municipio camagüeyano de Sibanicú, eliminó de su vocabulario cotidiano la palabra incumplimiento, no obstante compartir las mismas necesidades materiales y problemas de diversa índole que otras industrias similares del país.


Fuertemente dañado por el huracán Ike a finales del 2008, el “Siboney” recuperó en breve tiempo su prestancia y capacidad productiva.

Por esa encomiable trayectoria, no exenta de dificultades y asuntos no resueltos, le correspondió nuevamente el honor de abrir la campaña 2012-2013 en Camagüey y no defraudó el voto de confianza.

El resultado de diciembre dejó entrever las serias pretensiones del pequeño ingenio para la actual contienda, empeñado en no abandonar ni un minuto las posiciones cimeras a nivel nacional, sobre la base de la eficiencia industrial y energética.

La calidad de las reparaciones influye favorablemente en la reducción del tiempo perdido por causas industriales.

Transcurrida ya la primera quincena de enero, algunos de los principales indicadores dan fe de la seriedad de tales propósitos: la fábrica muele al 84,6 por ciento de su norma potencial, aprovecha el rendimiento potencial de la caña (RPC) al 95 por ciento y rebasa el plan de azúcar para la etapa en un 21 por ciento.

"Ello nos ha permitido -explica Félix Cambas Armendáriz, director del “Siboney”- ganarle, hasta ahora, más de seis días al cronograma concebido, que prevé 143 jornadas de molienda para elaborar las 20 298 toneladas de azúcar planificadas con destino a la canasta familiar y a la exportación".

Los "hierros" están respondiendo, pero...

A diferencia de la contienda anterior, cuando para cumplir el plan tuvieron que excederse de fecha por complicaciones en el área de molinos, la campaña en curso se presenta de manera favorable, fruto de una mejor preparación previa del central, que ofreció margen suficiente para corregir y afinar todo el engranaje fabril.

"Una muestra de que los trabajos de reparación se hicieron bien es que llevamos alrededor de 40 días de zafra y solo hemos perdido 17 horas por roturas en la industria", informa Jorge Ramón Valdivia Velázquez, jefe de Maquinaria con 29 años de experiencia en tales menesteres.

Los mayores inconvenientes se han presentado, sin embargo, en el suministro estable de caña al ingenio y en la calidad de la materia prima (por exceso de paja y cogollo), situación que ha ido mejorando con el paso de los días y se refleja en el aumento progresivo del rendimiento industrial.

"Lo importante -comenta Yosbel Vivar Abreu, jefe del área de Basculador y Molinos- es contar con caña suficiente para cumplir la molida horaria (unos tres carros en ese espacio de tiempo), lo que posibilita que no se produzcan interrupciones por desabastecimiento".

Contrario a campañas precedentes, en que el trasiego de buena parte de la materia prima distaba a más de cien kilómetros de la industria (desde el norteño municipio de Esmeralda), ahora alrededor del 70 por ciento de la caña procede de unidades de Sibanicú y el resto, de plantaciones de Vertientes.

Primer eslabón: el cañaveral.

Si bien los directivos del “Siboney” aseguran que Vertientes ha cumplido con el envío diario de 19 casillas ferroviarias al basculador, contradictoriamente el déficit que en determinado momento ha tenido el suministro de caña tiene como responsables a algunas de las cooperativas más cercanas al ingenio.

Yolexis Guerra Gómez, directora de la unidad empresarial de Atención a Productores, informa que mientras los pelotones que cortan en las UBPC La Yaya y La Araucana sobresalen en el cumplimiento de la tarea diaria, no puede decirse lo mismo del que labora en la UBPC Siboney.

"Las máquinas –comenta- son las mismas y están en similares condiciones técnicas, pero en uno u otro lugar deciden la exigencia, la disciplina, el control sobre los recursos, la organización de las fuerzas en el campo y también, por qué no, la experiencia de los operadores de combinadas".

Consolidar las faenas de cosecha constituye, pues, una de las principales acciones a asumir por las cinco unidades productoras de Sibanicú, empeñadas también en elevar los rendimientos agrícolas, que hoy superan como promedio las 40 toneladas de caña por hectárea, para que el “Siboney”, de una vez, pueda producir todo el azúcar con la gramínea de ese territorio.

Cada turno decide en el empeño.

Más de cuatro décadas de ininterrumpido laboreo entre las máquinas del “Siboney” le otorgan a Gilberto Hernández Reyes la autoridad moral necesaria para desempeñarse como jefe de turno integral: "No es que uno se lo sepa todo, pero en tantos años algo se nos tiene que pegar, ¿verdad?", dice sonriente.

Desde su cargo, Gilberto vela por el adecuado funcionamiento de todas las áreas, mientras transcurren las doce horas de su turno: "Es por ello que resulta vital el sentido de responsabilidad y puntualidad de cada operario, para que no se produzcan baches durante el relevo y el ritmo de la fábrica no se resienta".

Tal es la respuesta que a diario ofrecen los subordinados de Ramón Luis Corrales en el área de Generación de Vapor: "A pesar de ser este un lugar de condiciones nada favorables por la cantidad de hollín, bagacillo y las altas temperaturas, puedo afirmar que los trabajadores son de los más disciplinados del ingenio".

Ese sentimiento de legítimo orgullo por la misión que desempeñan está presente también en la planta eléctrica, donde Calixto Veitía Hernández y los jóvenes que dirige aseguran el cumplimiento de los índices de generación, consumo y aporte de electricidad al sistema electroenergético nacional.

Cada cual a su manera. Lo cierto es que cada rincón del “Siboney” transpira seguridad y optimismo, motivaciones que se traducen en una mayor eficiencia industrial, como lo ratifica Yenicey Quirós Ricardo, jefe de colectivo del área de calderas:

"De nosotros depende la calidad del azúcar, uno de los indicadores que siempre han distinguido a nuestro central. Considero que estamos en un buen momento: si logramos lo que nos hemos propuesto en el orden colectivo, también nos beneficiaremos todos económicamente". (Tomado de Granma / Fotos del autor).

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Archivo de noticias


Junio 2019
DoLuMaMiJuViSa
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30      


Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2015, Camagüey, Cuba.