Domingo, 18 de Agosto de 2019
Radio Cadena Agramonte
Viernes, 01 de Febrero de 2013 - 04:00:00 | 4199 | |

Educar para la vida

En este artículo: economía cubana, importaciones, país, nacional, producir



Por Arailaisy Rosabal García/ Colaboradora de Radio Cadena Agramonte.

Aumentar los índices productivos de la economía cubana es hoy una tarea de primer orden. Tras varios años en los que se consumió mucho más allá de las posibilidades reales, y en consecuencia el gasto por concepto de importaciones alcanzó cifras extravagantes; el país “inyecta” ahora los principales renglones del patrimonio económico nacional con una idea bien clara: hay que producir.

Para ello se han puesto en marcha no pocas medidas, que van desde la ampliación del total de tierras entregadas en usufructo, hasta transformaciones en la estructura y el funcionamiento de las cooperativas agropecuarias, y la formación de la fuerza laboral que se requiere en esferas de puntería para la economía y la política social.

En tal sentido, en el año 2010 se realizaron adecuaciones en el sistema educacional cubano, y entre las ofertas de continuidad de estudio para los egresados de Secundaria Básica se dio prioridad a la Enseñanza Técnica y Profesional (ETP).

Específicamente en Camagüey, de acuerdo con las características, potencialidades y necesidades de la región, la selección y preparación de estudiantes se ha orientado hacia las especialidades agropecuarias, de la construcción, contabilidad y ferroviarias.   

Ello, responde a la necesidad de agilizar la incorporación de mano de obra directamente a la producción, pues aunque el país ha estado inmerso en un proceso de disponibilidad laboral, en los principales polos productivos es considerable la falta de personal calificado. Fue así que comenzaron a crearse las condiciones.

En el plano objetivo, lo más urgente sigue siendo rescatar la infraestructura de los centros educativos pertenecientes a este tipo de enseñanza, lo cual supone, además, la ambientación de laboratorios o talleres de práctica, atendiendo a que más del 60 por ciento del currículo está compuesto por asignaturas técnicas.

Hasta el momento, la solución que se ha encontrado es la creación de las llamadas aulas anexas, habilitadas en los propios centros de producción y servicios, bajo la premisa de que los alumnos aprendan haciendo y a la vez, venzan las habilidades del plan de estudios.

Sin embargo, el foco de atención continúa puesto sobre la escasa preferencia de los alumnos por este tipo de carreras, en lo cual la sociedad tiene una cuota de culpabilidad, pues ha existido la tendencia a ver con malos ojos o, al menos, a no darle el reconocimiento que merecen, a algunas profesiones. Pero como bien reza un refrán popular, para que el mundo sea mundo, tiene que haber de todo.

En Cuba, de buenas a primeras, los oficios comenzaron a desaparecer, porque existían ofertas profesionales más tentativas y mejor vistas; así cada vez fue más difícil encontrar quienes optaran y se formaran como técnicos u obreros calificados.

Hoy constituye una prioridad del país incrementar la matrícula de la ETP y, además, garantizar la calidad en la formación de los estudiantes, atendiendo a que son la principal fuerza para llevar adelante el actual proceso de actualización de la economía cubana.  

Ciertamente, a todo padre le gustaría ver a su hijo convertido en médico, ingeniero, artista, arquitecto o licenciado; bien porque es esa una prueba irrefutable de que supo cómo educarlo o una garantía de éxito en la vida. Pero corresponde también a los padres educar a sus hijos en la máxima martiana de que se vive mejor del lado del deber.


Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2015, Camagüey, Cuba.