Jueves, 13 de Agosto de 2020
Radio Cadena Agramonte

Instagram Facebook Twitter Youtube IVOOX

Jueves, 13 de Agosto de 2020
Viernes, 27 de Febrero de 2009 - 14:48:47 | 7095 | |

Camagüey en Nicolás Guillén

En este artículo: nicolas guillen, poesia, poeta nacional de cuba, humorismo, poesía negra, poeta camagüeyano



Por Yolanda Ferrera Sosa

“Las calles camagüeyanas confluyen como los ríos...tanto en la realidad como en la memoria.”

De Nicolás Guillén podía esperarse cualquier metáfora plena de belleza. Una de ellas puede encontrarse en su anterior aseveración: como ríos caracterizaba a las serpenteantes vías de su natal Camagüey.

Las calles empedradas, donde “ de niño –en bandadas con otros niños corría”– como inmortalizó en la Elegía, que le ha dado la vuelta al mundo-, fueron motivos recurrentes en su lírica.

En la ciudad que le vio reiteradamente regresar, la huella de su tránsito por las vías laberínticas sigue tan fresca como en sus años de infancia...como en los de su juventud...como en los de la plena adultez cuando -a pesar de sus múltiples responsabilidades- se calzaba los zapatos de retorno y por estos mismos días de julio, se dedicaba a la caza de recuerdos desde el mismo corazón de la villa.

Nicolás aseguraba que de sus andanzas por las calles camagüeyanas, nacieron sus más puras emociones humanas...las más fijas. De hecho, la de San Ignacio –donde naciera, actual Hermanos Agüero-, las de Cisneros, Príncipe, Lugareño, Hospital, San Esteban, San Clemente...dejaron en su sensibilidad profundas huellas, a las cuales recurría siempre desde lejos, en cualquier punto del planeta donde se encontrara.

“Por Martí –escribiría después- entre el Callejón de la Risa y la calle de San Pedro Alcántara –llamada más brevemente Honda- vivía una muchacha de quien me enamoré perdidamente. Sólo que a causa de mi conocida timidez, no me atreví nunca a confesarle la pasión que me consumía. Todo se redujo, pues, a que cada noche –de 8 a 10- pasaba y repasaba yo la cuadra en que vivía mi Beatriz. Tal vez hubiera correspondido a mi sueño.

Pero me asaltaba un miedo terrible cada vez que consideraba la posibilidad de dirigirle la palabra. Por supuesto que ella acabó por mirarme con una sonrisa entre burlona y despechada”.


Muchas veces después, en las periódicas visitas del ya Poeta Nacional  a su querido terruño, pasaría y repasaría  por ese sitio...como para asirse de aquellos momentos irrepetibles de la adolescencia lejana e inaccesible, al igual que aquella joven a la cual tampoco olvidó jamás.

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2020, Camagüey, Cuba.