Jueves, 18 de Julio de 2019
Radio Cadena Agramonte
Jueves, 29 de Agosto de 2013 - 10:06:57 | 1533 | |

Para Guatemala, una rosa blanca y un libro de Martí

En este artículo: rosa blanca, José Martí, Andrés González, Oscar Luis González



Una rosa blanca y un libro trae José Martí (1853-1895) para Guatemala, según la intención expresada por el experimentado escultor cubano Andrés González en la estatua que ha confeccionado con la colaboración de su discípulo Oscar Luis González.

"Hemos ideado una obra que exprese a un Martí paternal, que de la idea de un hombre que nos llama a cultivarnos. Él se lleva al pecho un libro, y del libro nace una rosa blanca", dijo a Prensa Latina el autor de la escultura ubicada en la Plaza Jardín erigida en nombre del Apóstol de la independencia de Cuba.

La rosa blanca, abundó, para nosotros significa mucho por los versos que él escribe (Cultivo una rosa blanca) y porque es un símbolo de paz y ternura. "Ese es el toque de poesía que le dimos a esta imagen".

Aclaró que aunque el patriota llegó a Guatemala en 1877, con 24 años de edad, él lo ha representado mayor, muy cercano a sus 40 años, "porque le doy el significado de un hombre que quería traerle una rosa blanca a aquella mujer que tanto amó (María García Granados, la Niña de Guatemala)".

Como una maravilla calificó el hecho de que su escultura, de 3,80 metros de alto, esté colocada sobre un pedestal de seis metros, que calificó de obra de arte y fuera creado por el prestigioso escultor guatemalteco, Efraín Recinos (1929-2011).

Sobre las más de 20 estatuas de Martí que ha realizado, Andrés recordó de manera especial una situada en la Ciudad Mitad del Mundo, Ecuador, y otra ubicada en La Habana, Cuba, en la cual la figura del prócer independentista carga a un niño en sus brazos.

En un trabajo como este, apuntó, se establece una pelea entre el material y lo que uno quiere decir.

La lucha del escultor con el material es semejante a cuando los boxeadores siguen golpeando aunque ya no puedan más, opinó.

Uno quiere que de ese pedazo de piedra, cemento o barro salga la idea que uno desea reflejar, detalló el egresado en 1986 del Instituto Estatal de Artes Vasili Ivánovich Súrikov, de Moscú.

A su juicio, esa satisfacción de ver reflejado lo que uno se propuso es comparable a lo experimentado por un médico cuando logra salvar a un paciente.

Andrés y el joven Oscar Luis revivieron en apenas mes y medio a aquel político de actos que deslumbró con su verbo convincente a estudiantes y funcionarios en 1877 y 1878.

Oscar Luis, de 22 años, calificó de enriquecedora y útil para su formación como persona y como artista la posibilidad que tuvo de esculpir junto a Andrés.

"Ahora miro a Martí en el pedestal y es tremendo porque creo que todo cubano tiene esa deuda con él: de hacerle honor", comentó.

Cada cual hace el honor al Apóstol a su manera, uno es escultor y le erige un monumento para que otros vengan a observarlo y a inquietarse por su labor, expresó al sostener que siente que va cumpliendo ese compromiso de homenajear a Martí.

Martí es mucho más amplio que una frase repetida o tres poemas, por eso "quisiera acercarme un poco más a él antes de hacerle una escultura porque quiero que sea bien profunda, no quiero que se me quede algo".

El graduado de la Escuela de Artes Plástica de Matanzas (Cuba), confesó que para colaborar en esta faena se armó de algunos escritos del pensador y del Diccionario del Pensamiento Martiano.

La efigie del paradigmático pensador cuenta con una armazón de hierro, cubierta con polvo de piedra -procedente de montañas de la zona oriental de Guatemala- y cemento.

La concreción de la referida plaza jardín ha involucrado a miembros de la Asociación Cultural José Martí de Guatemala, la Municipalidad capitalina y la misión estatal cubana acá.

La Oficina del Programa Martiano y la Sociedad Cultural José Martí también han impulsado esta iniciativa desde La Habana.

"Cuando nací, la naturaleza me dijo: ¡Ama! Y mi corazón dijo: ¡Agradece!- Y desde entonces, yo amo al bueno y al malo, hago religión de la lealtad, y abrazo a cuantos me hacen bien", así respondió Martí al por qué escribía el libro titulado Guatemala.

En ese mismo ensayo confesó que el pueblo guatemalteco lo hizo maestro que era hacerlo creador. (Randy Saborit Mora/PL)

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Archivo de noticias


Julio 2019
DoLuMaMiJuViSa
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   


Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2015, Camagüey, Cuba.