Jueves, 05 de Diciembre de 2019
Radio Cadena Agramonte
Viernes, 21 de Noviembre de 2014 - 10:00:00 | 3299 | |

Comunicarnos sin límites, pero comunicarnos

En este artículo: comunicación, lenguaje, sociedad, sms



Por Arailaisy Rosabal García/ Radio Cadena Agramonte.

Comunicarnos es casi tan antiguo como el hombre mismo. La vida en comunidad hizo que aún sin existir el alfabeto, el hombre ingeniera las más disímiles formas para poder comunicarse con sus semejantes. Fue así que aparecieron las señas, la representación pictórica de los objetos y las primeras sílabas fónicas.

A lo largo de la historia moderna se han encontrado varias evidencias arqueológicas de pinturas rupestres en las cuevas que servían de casa a los hombres primitivos. La más famosa de todas son las de Altamira, en España, considerada la Capilla Sixtina del Arte Rupestre.

La piedra, el bronce, el cobre, sirvieron también como soportes a la comunicación, sobre todo a aquellos mensajes llamados a perdurar, tales como normas jurídicas o las hazañas de los reyes; el resto, se hacía por vía oral, porque quedaba en los marcos de la comunicación interpersonal, y porque entonces saber leer y escribir era un lujo.

Con el tiempo los hombres fueron desarrollando sistemas comunicativos de gran magnitud; primero las imprentas, después la radio, la televisión y más recientemente Internet. Pero la oralidad es por excelencia la forma más popular de comunicación.

Se estima que el lenguaje surgió hace unos cien mil años atrás, ahora bien, lo que la historia ni la ciencia ha podido responder aún es si existió una lengua original de la humanidad de la que evolucionaron todas las demás o si estas aparecieron en varios lugares al unísono.

En lo últimos tiempos el lenguaje, como las modas y la música, ha sufrido el síndrome de la vulgarización.

Sin importar el cuándo ni el dónde, existe la tendencia a usar el lenguaje a imagen y semejanza de cada quien. Por supuesto, vale decir que esta situación no es exclusiva de los cubanos, sino un mal extendido en casi todas las sociedades cubanas.

Pero no solo la oralidad se ha visto afectada por estos llamados solecismos. Las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones son hoy un arma de doble filo cuando de lenguaje se trata, pues si bien son una forma rápida y sintetizada de comunicarse, el uso excesivo de abreviaturas, contracciones y la combinación de números con letras, se va tornando un hábito más allá de los SMS.

El lenguaje de los SMS llegó para disfrutar de una larga estadía en la sociedad, sobre todo por la posibilidad de decir más con menos, y por un mismo precio. Por tanto, no se trata de declararle la guerra, sino de fomentar otros hábitos como la lectura, que nos permitan cuidar la ortografía y comunicarnos mejor. (Foto: Archivo)

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2019, Camagüey, Cuba.