Lunes, 30 de Noviembre de 2020
Radio Cadena Agramonte

Instagram Facebook Twitter Youtube IVOOX

Lunes, 30 de Noviembre de 2020
Miércoles, 24 de Febrero de 2010 - 07:00:00 | 1741 | |

Libres a cualquier precio

En este artículo: Guerra de los Diez años, José Martí, Máximo Gómez, Enrique Collazo, Quintín Bandera, Carlos Manuel de Céspedes, La Demajagua



Por María del Carmen Fernández Quirós/Radio Cadena Agramonte

¿Terminaron en los cubanos las ansias libertarias al concluir la Guerra de los Diez años?

No, por el contrario, en el alma de cada uno de ellos la llama seguía prendida y se daban pasos para reiniciar la lucha.

A principios de  1895 se palpaba en el aire un ambiente francamente insurreccional y el fracaso de “La Fernandina” no amilanó a los cubanos.

Cuando las autoridades estadounidenses incautaron las armas de aquella expedición, organizada por José Martí, tanto en la nación como fuera de ella los independentistas sintieron redoblarse su espíritu revolucionario.

Se apremiaba  a  Martí para que firmara la orden de levantarse en armas porque los españoles podían, en cualquier momento, detener a los principales jefes del movimiento que se gestaba en la Isla.

Por fin, el 29 de enero de 1895, Martí redacta la orden para el alzamiento, que firma junto a Mayía Rodríguez, representante de Máximo Gómez, y de Enrique Collazo.

Ese documento establecía que el mismo debía producirse de forma simultánea en las regiones comprometidas, durante la segunda quincena de febrero, no antes.

El llamamiento, enviado a Juan Gualberto Gómez, a propuesta de Quintín Bandera, fija el 24 de febrero, primer día de carnaval como inicio de la contienda.

Ese día, en unas 35 localidades del país los mambises volvieron a empuñar el machete, pero solo en la región oriental, fundamentalmente en su parte sur, pudieron consolidarse los focos revolucionarios.

De nada valió  la ardua contienda, porque cuando el triunfo de la guerra estaba en manos de los cubanos, el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica intervino en la misma, y pasó Cuba de un dominio colonial a otro.

Esa es, de forma escueta, la historia del 24 de febrero, del alzamiento denominado Grito de Baire  aunque, como han demostrado historiadores de la talla de Fernando Portuondo y Hortensia Pichardo, pudo tener otra denominación, puesto que el mismo se produjo en otras regiones del país.

Pero los cubanos no se conformaron con el cambio de dominio colonial. Mambises de nuevos tiempos prosiguieron la Guerra Necesaria, aquella a la que llamó Carlos Manuel de Céspedes en su ingenio “La Demajagua”, en  1868.

La lucha por la independencia de la isla prosiguió hasta el Primero de enero de 1959, cuando al fin Cuba fue, por primera vez, libre y soberana.

Pero allí no terminó, somos libres, pero es preciso mantener esa independencia, es la deuda de los cubanos de hoy con aquellos que peleaban con los machetes  en las manos.

Debemos ser hijos dignos de aquellos que, sacrificándolo todo, se levantaron en armas aquel 24 de febrero, cuando Martí llamó a que la llama bélica prendiera en toda Cuba “Con la brevedad y la eficacia del rayo”.

La historia, por tanto, no concluye. Ayer, hoy y mañana, los cubanos nos mantenemos en pie de guerra, para que esta hermosa Isla no vuelva a caer en manos ajenas. Ese es nuestro compromiso: seguir siendo libres a cualquier precio.

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Archivo de noticias


Noviembre 2020
DoLuMaMiJuViSa
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     

Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2020, Camagüey, Cuba.