Sábado, 20 de Octubre de 2018
Radio Cadena Agramonte
Domingo, 09 de Abril de 2017 - 10:39:42 | 1300 | |

José Antonio Aponte, un líder social adelantado a su época

En este artículo: José Antonio Aponte, Cuba, régimen colonial, José Martí, América, Conspiración de Aponte



Por Livia Rodríguez Delis/ Prensa Latina.

El 9 de abril de 1812, las autoridades españolas ahorcaron, sin juicio previo, a José Antonio Aponte, un negro criollo libre que lideró la primera conspiración nacional contra el régimen colonial de la Cuba de entonces.

Junto a él corrieron similar suerte varios de los integrantes de la sublevación, pero la cabeza de Aponte y la de otros jefes conspiradores fueron colocadas en jaulas de hierro y exhibidas en lugares públicos como una exhibición tenebrosa para ahogar futuros intentos antiesclavistas y abolicionistas.

“Era de esperar tal ensañamiento porque pese a su fallido resultado, la Conspiración de Aponte -como se conoce ese hecho histórico- fue un ejemplo y un antecedente de lo que devino posteriormente el movimiento independentista cubano”, indicó a Prensa Latina el investigador titular de la Biblioteca Nacional José Martí, Tomás Fernández.

De acuerdo con el especialista, a la conjura se integraron por primera vez no solamente negros esclavos y libres, sino también blancos y mestizos de los sectores más populares de la época.

Influenciada en la Revolución Haitiana, considerada la primera de carácter social en América, la Conspiración de Aponte también tuvo como resultado una organización que se extendió a todo lo largo y ancho del país, precisó.

Tal movimiento se extendió de La Habana a Puerto Príncipe, Remedios, Bayamo y Holguín, antes de ser coartado por una delación, subrayó.

Época, contexto y pensamiento progresista

Para analizar con cierta profundidad el hecho-apuntó- es necesario detenerse en la figura de su artífice, las condiciones históricas en que se desarrolla y su trascendencia como un avance en el pensamiento más progresista de la época.

A partir del siglo XVI, los colonizadores españoles, quienes tras el descubrimiento de América exterminaron poco a poco a la gran mayoría de la población aborigen- unos 100 mil indígenas en Cuba- secuestraron de África más de un millón de esclavos.

Con la trata de esclavos arribaron a Cuba más de un millón de africanos que, con su sangre y sudor, crearon las bases de la economía en las grandes plantaciones de caña de azúcar, café y tabaco, fundamentalmente.

En el siglo XIX, el país caribeño era una de las colonias más ricas del mundo con una modernidad alcanzada mediante la despiadada explotación de los africanos y sus descendientes, así como de más de 125 mil sirvientes chinos, explicó en uno de sus ensayos el experto, quien ostenta el premio Nacional de Ciencias Sociales Fernando Martínez Heredia.

Para garantizar la dominación total, los colonizadores intentaron también eliminar los recuerdos y las costumbres de los nativos africanos, señaló.

Por supuesto que, los derechos de educación le estaban negados a los negros de la época, sin embargo, de manera probablemente empírica Aponte llegó a dominar la pintura, cuyos bocetos atestiguaron una excelente calidad en su arte, de acuerdo con las actas del juicio que aún se preservan, agregó Fernández.

Los libros que leyó y sus escritos reflejaron su cultura y potente pensamiento progresista y abolicionista, además de una inteligencia y un talento en los límites de la genialidad, opinó.

No cabe duda, dijo, José Antonio, quien fue cabo primero de las milicias habaneras, en el Batallón de Marinos, fue un sujeto histórico social, generador de ideas.

Sobre los resultados de la conspiración, Fernández consideró que falla también porque en esos momentos no había un concepto definido de Cuba como nación.

No obstante, tuvo como mérito su enfrentamiento a las normas discriminatorias establecidas por el Gobierno colonial, pues se trazó el objetivo luchar por el avance social y económico de la población negra.

Aun con la brutalidad del castigo contra los conspiradores y los intentos de silenciar el suceso, los ideales abolicionistas perpetuaron y evolucionaron en el espíritu independentista de la nación, aseveró el eminente historiador. (Foto: Archivo)

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2015, Camagüey, Cuba.