Domingo, 20 de Septiembre de 2020
Radio Cadena Agramonte

Instagram Facebook Twitter Youtube IVOOX

Domingo, 20 de Septiembre de 2020
Martes, 18 de Abril de 2017 - 00:00:00 | 1705 | |

Combate de Cascorro: la heroicidad por delante

En este artículo: Camagüey, Cascorro, Historia local, Cuba, Máximo Gómez, Puerto Príncipe, Independencia



Por Lucilo Tejera Díaz/ Agencia Cubana de Noticias.

El asalto mambí al poblado de Cascorro, a unos 60 kilómetros al este de la ciudad de Puerto Príncipe (hoy Camagüey) el 18 de abril de 1874, significó la continuación de las acciones combativas emprendidas ese año por el general Máximo Gómez en la primera de las tres guerras  por la independencia de Cuba.

Desde poco después del comienzo de la contienda en 1868, Cascorro había sido fortificado por el mando colonialista español y dotado de una guarnición bien atrincherada y pertrechada.

En aquella fecha, Gómez, quien tenía a Antonio Maceo como uno de los oficiales subalternos, venía de batir en territorio camagüeyano al Ejército peninsular en El Naranjo, el 10 de febrero, la trascendental batalla de Las Guásimas, a mediados de marzo, y San Miguel del Bagá, el 12 de abril.

El jefe insurrecto sabía que la toma de Cascorro no sería tarea fácil, y con este conocimiento preparó con cuidado el ataque, el cual incluyó tareas de distracción en lugares cercanos.

En horas de la mañana empezó el asedio y entre las primeras acciones sobresalió que 50 mambises se apoderaron de la principal trinchera construida por la tropa hispana en defensa de la localidad.

Mientras, otra parte importante de las fuerzas independentistas tomaban distintos puntos de la población, y cercaban a los soldados españoles en el cuartel, donde el combate se convirtió en una refriega constante de los dos contendientes.

En un acto heroico cayó el teniente coronel cubano Miguel Maceo Grajales, con solo 21 años de edad.

Miguel, quien se había lanzado a la manigua redentora con solo 16 años, ya tenía en su joven cuerpo 19 cicatrices de heridas en combate, muestra de su temeridad y decisión por liberar la Patria.

Su jefe inmediato y hermano, el Mayor General Antonio, exclamó al conocer la muerte de Miguel: “Ése era un cubano muy valiente, el valiente entre los Maceo.”

Las fuerzas mambisas tuvieron varias bajas en Cascorro, entre ellas también el teniente coronel Martín Castillo, quien murió víctima de su arrojo, al decir de sus compañeros de armas, en una acción de distracción en Sibanicú, a unos kilómetros al oeste de Cascorro.

El hecho de que no se lograra tomar la fortificación por los insurrectos fue considerado por el bando ibérico como una derrota de sus enemigos, quienes, salvo el cuartel, dominaron toda la localidad y sus alrededores.

Cascorro fue parte de la estrategia de Gómez de golpear a las fuerzas colonialistas, línea que emprendió desde comienzos de 1874 y que tuvo su máxima expresión en la batalla de Las Guásimas.

Tras estos enfrentamientos, que representaron indiscutibles victorias insurrectas pero repercutieron en pérdidas de efectivos y de parque de guerra, Gómez se vio precisado a aplazar la proyectada invasión a Las Villas, que llevaría adelante meses después. (Imagen: Archivo)

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2020, Camagüey, Cuba.