Miércoles, 22 de Enero de 2020
Radio Cadena Agramonte
Viernes, 06 de Octubre de 2017 - 00:00:00 | 915 | |

Recuento de un crimen que espera por la justicia

En este artículo: Camagüey, Cuba, Fidel Castro, Crimen de Barbados, Cubana de Aviación, CIA, Luis Posada Carriles



Este 6 de octubre se cumplen  41 años del crimen que segó la vida de 73 inocentes pasajeros —la mayoría jóvenes—, a causa del odio desmedido de grupos terroristas asentados en Estados Unidos, que pretendieron castigar al pueblo cubano por elegir soberanamente su destino: la construcción del Socialismo, a sólo 90 millas del Imperialismo yanqui.

El vuelo CU-455 de Cubana de Aviación reiniciaba su itinerario desde la capital de Barbados rumbo a Jamaica, con destino a La Habana. Transcurría la tarde de aquel nefasto día y a las 4:23 p.m. la aeronave DC-8 era sacudida por la primera explosión, cuando en la torre de control se escuchó: “¡¡Cuidado!!”  Así alertó el capitán, Wilfredo Pérez, a quien llamaban Fello.

La respuesta de su compañero no se hizo esperar, el copiloto Miguel Espinosa Cabrera informó al capitán  que se trataba de una explosión en la cabina de pasajeros y había fuego.

Fello orientó regresar de inmediato al aeropuerto de Barbados. La aeronave descendía rápidamente y la tripulación dominaba parcialmente la caótica situación y tomaba medidas con el afán de salvar vidas.

La torre de control del aeropuerto de Seawell autorizó de inmediato el aterrizaje de emergencia de la aeronave, donde estaban a punto de perder la vida 73 inocentes, víctimas de una acto terrorista fraguado con la anuencia del más alto nivel del Gobierno estadounidense.

Autorizado a aterrizar en la terminal aérea de la capital de Barbados, el capitán pierde el control debido a la segunda explosión, que tuvo lugar en el área de los baños traseros y cuya onda expansiva afectó considerablemente los elementos del mando de cola y provocó una reacción incontrolable del avión; pero con elevado sentido de responsabilidad humana, el piloto efectuó una magistral maniobra con la cual evitó que cayera sobre la playa cercana, donde varias personas presenciaban horrorizadas cómo el aparato caía al mar.

El 7 de octubre de 1976, autoridades del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba informaron oficialmente que, de los 73 pasajeros que perecieron debido al ataque terrorista, 57 eran cubanos, 11  guyaneses y cinco coreanos.

La autoría intelectual del crimen fue confesada por los connotados terroristas de origen cubano Orlando Bosch y Luis Posada Carriles, sicarios de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), al servicio de los intereses de la ultraderecha en Estados de Unidos y otros gobiernos lacayos del Imperialismo.

Un documento del año 1976, desclasificado por el Departamento de Estado norteamericano el 4 de junio de 2015, considera a Posada Carriles como el autor más probable del acto terrorista contra la referida nave de Cubana de Aviación.

También en el citado informe es señalado Posada Carriles como organizador de una serie de atentados con bombas contra hoteles de La Habana en 1997, y se muestra la preocupación por los vínculos de la CIA con grupos extremistas de emigrados cubanos en el sur del estado de la Florida.

El memorando enviado al entonces secretario de Estado, Henry Kissinger, por dos altos funcionarios de esa agencia estadounidense, analiza las acusaciones del líder cubano, Fidel Castro Ruz, sobre el eventual involucramiento de Washington en el derribo de la aeronave que salió de Barbados el 6 de octubre de 1976.

En el discurso pronunciado durante el acto de despedida de duelo de las víctimas del criminal sabotaje, el Comandante en Jefe aseveró:

“Deseo recordar que la CIA ha sido autora de procedimientos delictivos que han estado afectando de modo creciente a la comunidad internacional en los últimos años. La CIA inventó y alentó los secuestros de aviones para aplicarlos contra Cuba en los primeros años de la Revolución; la CIA inventó los ataques piratas desde bases extranjeras en su política de agresiones contra Cuba; la CIA inventó la desestabilización de gobiernos extranjeros; la CIA reeditó en el mundo moderno la funesta política de planear e intentar el asesinato de dirigentes de otros estados; la CIA inventó ahora el tenebroso recurso de hacer estallar aviones civiles en pleno vuelo. Es necesario que la comunidad mundial tome conciencia de la gravedad que tales hechos implican”. (Eduardo de J. Figueredo Ballester/ Radio Cadena Agramonte.) (Imagen: http://www.radiohc.cu)

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Archivo de noticias


Enero 2020
DoLuMaMiJuViSa
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 

Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2020, Camagüey, Cuba.