Viernes, 17 de Agosto de 2018
Radio Cadena Agramonte
Miércoles, 13 de Diciembre de 2017 - 09:19:08 | 776 | |

La visión estratégica de Fidel en Feria Internacional de La Habana

En este artículo: Camagüey, Fidel Castro, Feria Internacional de La Habana, FIHAV, Grupo Empresarial Palco



La razón de que la Feria Internacional de La Habana (FIHAV) sea hoy, a sus 35 años de realización, una bolsa comercial representativa en América Latina y el Caribe, hay que buscarla justamente en los orígenes de esa cita, imprescindible para hacer negocios con Cuba.

Que este evento fuera creciendo año tras año se debe, en primer lugar, al prestigio de la Revolución cubana y al Comandante Fidel, tal como señala Abraham Maciques, presidente del Grupo Empresarial Palco y uno de los principales fundadores de la bolsa.

En diálogo con la ACN, Maciques rememora aquel año de 1983, cuando esa iniciativa abrió sus puertas por vez primera en el Palacio de Convenciones de La Habana, con la participación de solo tres países: el anfitrión, España y Panamá. En aquella ocasión se emplearon apenas 400 metros cuadrados de área expositiva.

Las cuatro ediciones siguientes las acogió la referida instalación capitalina, testigo de cómo FIHAV fue ganando protagonismo, poco a poco, hasta recibir en 1986 la asistencia de empresarios de 17 naciones. Como es de suponer, crecía a la par el espacio contratado para exponer los bienes y servicios.

Fue entonces —recuerda Maciques— que Fidel Castro tuvo la idea de construir un recinto ferial. “Un día salimos juntos a buscar el terreno, y al final del recorrido me llevó al lugar donde se encuentra hoy Pabexpo”.

La obra, visitada varias veces por el Comandante en Jefe y el General de Ejército Raúl Castro, se construyó en tiempo récord, con el propósito de inaugurar el foro Salud para todos (el cual fue presidido por Fidel, el Ministro de Salud Pública y el Comandante Ramiro Valdés, y otros dirigentes, el 23 de abril de 1987), argumenta.

Y tuvieron que pasar solo dos calendarios para que la Feria tampoco cupiera allí. En esos tiempos ya concurrían 20 países y mil 318 hombres de negocios, con un área expositiva de seis mil 529 metros cuadrados.

Entonces, gracias nuevamente a la acertada visión del líder revolucionario de construir con anterioridad EXPOCUBA (inaugurado en 1989), fue posible trasladar la cita hacia ese recinto, ubicado a las afueras de la capital, comenta el entrevistado.

Maciques se detiene en destacar la importancia de la participación del Comandante en varias ediciones de FIHAV: “La presencia de Fidel, su inmensa figura, desempeñó un papel determinante en el desarrollo de las ferias, en dar a conocer la verdadera realidad de nuestro país sin tergiversaciones”.

El entrevistado rememora las conversaciones que Fidel sostenía con los empresarios, sus recorridos por los pabellones y diferentes stands, además de cómo presidió en numerosas ocasiones los actos de premiación en las diferentes categorías, incluso entregaba personalmente las medallas.

Dentro de nuestra concepción revolucionaria y verdaderamente socialista, cabe perfectamente la idea de la inversión extranjera, y el máximo de posibilidades, garantías y seguridad para los que inviertan en nuestro país, expresó el Comandante en Jefe en la inauguración de la séptima edición de FIHAV, el 1º de noviembre de 1989, en la que sería su definitiva sede, EXPOCUBA.

Hoy, la referida bolsa comercial reúne a miles de expositores de más de 70 naciones, convertida en una plaza para, sobre todo, promover la inversión extranjera. Ahora, cuando el capital foráneo cobra fuerza en el escenario económico cubano, otra vez hay que acudir a la vigencia del pensamiento y la obra de Fidel. (Lissett Izquierdo Ferrer/ACN) (Foto:http://www.rcm.cu)

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2015, Camagüey, Cuba.