Miércoles, 14 de Noviembre de 2018
Radio Cadena Agramonte
Sábado, 10 de Julio de 2010 - 04:00:00 | 2656 | |

El constante retorno de Guillén

En este artículo: Nicolás Guillén, Camagüey, Elegía camagüeyana, zapatos de retorno, poeta nacional de Cuba, retorno de Guillén



Por Yolanda Ferrera Sosa/ Radio Cadena Agramonte
 

Nicolás Guillén.A Camagüey suelo ir
Por revivir
Mis claros días de infancia.
Aspiro allá en su fragancia
Rosas que no volverán.

Nicolás Guillén siempre regresaba a su Camagüey natal. Fueran cuales fueran sus responsabilidades. Se calzaba -como bien recalca en su “Elegía camagüeyana”- los zapatos de retorno y desandaba recuerdos, siempre acompañado por los amigos que le iban quedando en cada ocasión.

Galería de Nicolás Guillén
Nicolás Guillén

 

Estos días de julio le encontraban visitando sitios entrañables vinculados a su infancia. Y el 10, cuando arribaba su cumpleaños, el homenaje le llegaba desde los más disímiles orígenes: desde el más oficial por parte de autoridades y funcionarios, hasta el más anónimo, en hogares fraternos y humildes, para compartir la verdadera fiesta de conservarle con su especial sentido del humor y con aquellos momentos de melancolía inevitables.

Nicolás de todos

Recogía el poeta a su paso el saludo de su pueblo. La suave comarca de pastores y sombreros –como sabiamente la calificó- le daba siempre una bienvenida tranquila y sin afeites, tal y como él deseaba. Por ello, el regreso a las raíces era su cita anual y agradecida. Le acompañé en muchas ocasiones en aquellos recorridos, que casi siempre se iniciaban por la vivienda de Rodolfo Núñez Barreras –conocido como El Colorao- pero que él rebautizaba como “Coloriche”, su barbero de tantos años, ya fallecido. La fraternidad, sinceridad y mutuo respeto, signaban los intercambios, donde el interés por lo sucedido durante su ausencia, hallaba la esperada información.

La ceremonia del pelado era una constante. Sencillamente porque Núñez Barreras conocía al dedillo aquella cabeza y los secretos de una melena definitoria de la calidad de poeta de su poseedor:

“Nicolás -me dijo el Colorao- aseguraba, medio en broma y medio en serio, que un poeta sin melena, deja de ser tal. En cierta ocasión, regresó de un viaje por Suramérica donde se peló con un estilista. A su regreso, vino a verme y me dijo: 'mira cómo me han dejado este pelo, como la punta de un lápiz'; Y nuevamente mis tijeras entraban en acción”.

El alma de Guillén era un amplio cofre para sus semejantes… allí tenían cabida quienes él definía como “huesos de antepasados prehistóricos”… las gentes de otros tiempos, encabezados por su querida abuela “Pepilla”; Ñico López, el farmacéutico; Agustín Pueyo, capaz de disertar sobre Aristóteles en tertulias improvisadas; Esteban Cores, empleado del Ayuntamiento; la familia Minueses Fernández, anfitriona de interminables juegos de dominó;  Apeles Plá, por él definido como “pintor municipal de viento y polvo”; el sastre Elesbáan Torres y  Manuel Caballero Ramos, a quien le bautizó una hija.

Interminable resulta la lista de coterráneos allegados, que rebosaban el corazón del poeta.  Muchos de ellos se perpetuaron en la Elegía Camagüeyana. Otros –desde el anonimato- permanecían en aquella búsqueda desmedida, cada vez que regresaba a la tierra natal por estos días de julio.

 

Los andares de Guillén
Miro a los hombres nacer,
miro a los hombres pasar;
hay que andar,
hay que vivir para ver,
hay que andar.

 

Nicolás Guillén anduvo bien por la sensibilidad de su pueblo. De amigos y desconocidos. Su obra se encuentra plena de ejemplos donde las voces populares asumen un protagonismo excepcional.

Por los días iniciales de julio –aún mucho después de su partida definitiva aquel 16 del propio mes, pero del 1989- su paso lento y firme sigue marcando pautas desde sus zapatos de retorno. Hizo un culto de las relaciones humanas, imborrable, imperecedero… El Camagüey querido le agradece…y no olvida.
 

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2015, Camagüey, Cuba.