Viernes, 03 de Abril de 2020
Radio Cadena Agramonte
Martes, 06 de Agosto de 2019 - 07:32:47 | 537 | |

Bendita lactancia

En este artículo: Camagüey, materna, Maternidad, Satisfacción, Felicidad



Por Arailaisy Rosabal García/Radio Cadena Agramonte.

Hace poco más de tres años que no soy la misma. Y no se trata de un pensamiento existencialista. Tal vez, si Kafka hubiese sido mujer, la historia de La metamorfosis fuese otra: la de la maternidad.

Que me perdonen los literatos por la comparación, y también los físicos, los químicos y cuantos científicos se sientan aludidos, pero no existe transformación más pura que cuando se es madre. Y es que, aunque el sentimiento maternal comienza mucho antes de la fecundación, hasta entonces una solo tiene ideas, vocación, deseos. La realidad se dimensiona, pues, cuando llega la certeza. Justo allí todo cambia. Dicen que porque las hormonas se aceleran; y sí, es cierto, pero no es mero asunto biológico.

¿Cuántas de quienes son madres notaron más el cambio físico que el emocional?

Habrá quien me diga: “Claro, si tú apenas aparentas haber parido”. Y yo me alegraré entonces de que mi táctica de usar ropa holgada esconda las masas que envuelven mi abdomen, y que quien no me ve sin ropa, no note que mis senos ya no son tan firmes ni simétricos.

¡Ah, lo orgullosa que vivía de ellos! Eran, por así decirlo, “mi mejor recurso femenino”.

Pero sobrevinieron 14 meses de lactancia; seis de ellos exclusiva; y crecieron, y hasta lucieron mejor… ¡Tan distintos a ahora!

Sin embargo, nunca antes me gustaron más. Y no es eufemismo. Cada vez que me paro frente a un espejo, veo más que dos imperfectos senos. Veo, con tantísima ternura, a mi Alexia creciendo y “llenándose de roscas”, y recuerdo cómo me miraban su par de ojazos negros mientras la amamantaba, y cómo su mano buscaba el lunar de mi cuello para completar su escena de suprema felicidad.

Y la mía; porque si algo engrandece la satisfacción de una madre es ser suficiente para tu hijo. ¡Y qué mejor que saberte alimento de su cuerpo y de su alma!

Lactar, es verdad, puede llegar a ser agotador; debe ser un proceso a libre demanda, que obliga a interrumpir el sueño de la madrugada más de una vez, que deja huellas físicas irreversibles, pero que crea un vínculo especial con tu hijo, y lo hace crecer sano y saludable.

La leche materna, además de contener todas las proteínas y nutrientes que necesita el bebé en los primeros seis meses de vida, les proporciona los anticuerpos de la madre, disminuye el riesgo de enfermedades respiratorias, de alergias y de la obesidad, favorece un mayor coeficiente intelectual

Por eso hoy, cuando miro a mi Alexia y la descubro tan sabionda a sus tres años y medio, cuando la sé una niña segura, feliz, me lo confirmo: bendita lactancia. (Foto: Archivo)

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Archivo de noticias


Abril 2020
DoLuMaMiJuViSa
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2020, Camagüey, Cuba.