Martes, 19 de Noviembre de 2019
Radio Cadena Agramonte
Martes, 20 de Agosto de 2019 - 00:36:26 | 322 | |

Más y mejor agua en hogares camagüeyanos

En este artículo: Camagüey, Agua, Planta potabilizadora, Nueva conductora, embalse Amistad cubano-búlgara, Recursos Hidráulicos, Inversiones



Camagüey, 20 ag.- Tras varios años de gestión constructiva, no exenta de altibajos en los ritmos de ejecución, acaban de entrar en funcionamiento dos obras de alto impacto para los habitantes de esta ciudad patrimonial: la nueva conductora de la presa Amistad cubano-búlgara y el tercer módulo de la planta potabilizadora.

La noticia colma de esperanzas a las familias camagüeyanas, pues se trata de “oxigenar” un sistema hidráulico con 106 años de vida, expuesto a una explotación más allá de sus posibilidades debido, entre otros factores, al crecimiento económico y demográfico de la urbe, segunda en extensión territorial del país.

El programa en marcha prevé, hasta 2021, la rehabilitación integral del acueducto, mejorar su estado técnico e incrementar con ello los volúmenes de conducción del agua hacia la ciudad y la capacidad y calidad del proceso de potabilización.

“Tanto esfuerzo —asegura Leonardo Soto Romero, delegado del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos en la provincia— debe estar acompañado de una mayor calidad del servicio, una explotación eficiente de la infraestructura hidráulica y una respuesta oportuna y prioritaria a las quejas y reclamos de la población”.

Insiste el directivo en que, a la par con las inversiones, se exigirá también la aplicación de una consecuente política de ahorro del agua, tanto en el sector estatal como en el residencial, y se extremarán las medidas de enfrentamiento, con especial énfasis en las conexiones ilegales a las conductoras.

CRECE CAUDAL DESDE LA “CUBANO-BÚLGARA”

La decisión de los expertos se pintaba sola: la obra debía comenzar por la presa Amistad cubano-búlgara, la mayor de la provincia destinada al abasto a la población, con una capacidad de 136 millones de metros cúbicos de agua, y responsable del aporte de más del 50 % del líquido que recibe la ciudad de Camagüey.

A ello se sumaba el estado crítico del “treintañero” conducto hasta ahora en operaciones, aquejado ya de frecuentes averías y la pérdida de grandes volúmenes de agua, lo que ocasionaba no pocas interrupciones del servicio con el consiguiente perjuicio para la estabilidad funcional de una urbe de más de 300 mil habitantes.

Con el propósito de resolver tal situación se construyó por etapas una nueva conductora, elaborada a partir de polietileno de alta densidad, de cerca de 29 kilómetros de extensión y un metro de diámetro, desde el embalse hasta la planta de tratamiento ubicada en la periferia de la capital agramontina.

La reciente conclusión del último tramo de 11 kilómetros, que incluyó la prueba hidráulica para la verificación de la calidad del montaje tecnológico de las tuberías y de los registros de aire y de desagüe, le dio valor de uso a una inversión que contribuirá a una mayor estabilidad en el suministro de agua a la población.

El resto del volumen a tributar a la ciudad corre a cargo de los sistemas Tínima-Pontezuela y Máximo, también inmersos en importantes trabajos de rehabilitación que abarcan la construcción de nuevas conductoras de 800 milímetros de diámetro y la modernización de sus respectivas estaciones de bombeo.

LA PLANTA POTABILIZADORA DECIDE

Concebida para procesar mil 800 litros de agua por segundo, la planta potabilizadora de la otrora villa principeña, una de las más grandes del país, nunca llegó a alcanzar la capacidad de diseño, pues uno de sus tres módulos de tratamiento quedó inconcluso al poderse ejecutar solo una parte incipiente de la estructura civil.

Ello generó, desde entonces, todo tipo de dificultades para cubrir la demanda creciente del líquido (apenas se logran entregar unos mil 200 litros por segundo), situación que cobra signos de gravedad por las cuantiosas pérdidas intradomiciliarias y en los circuitos de distribución.

Transcurrido un largo periodo inactivo, se decidió retomar la culminación del tercer módulo, para lo cual hubo que rehabilitar su construcción civil y dotarlo con los equipos tecnológicos (sifones, decantadores, filtros, sistemas de cloración) que requiere el proceso de potabilización del agua.

“La puesta en marcha de esa sección, sin embargo, no aumentará de manera inmediata la cantidad de agua tratada, pues se aprovechará ahora para proceder al mantenimiento integral de los módulos restantes de la planta”, aclara Betsy Rodríguez Cardoso, subdelegada de Inversiones del organismo.

Refiere la ingeniera que ya se trabaja en el módulo dos, acciones que prevén, entre otras labores, la limpieza de los sedimentadores, la reposición del lecho filtrante, el cambio de compuertas, la impermeabilización y el montaje de pizarras electrónicas para la automatización de los procesos.

“El propósito, explica Betsy, es tener dos módulos renovados al concluir el año, lo que permitirá servir para esa fecha un agua de óptima calidad. Una vez concluidos todos los trabajos, previstos hasta el primer trimestre de 2020, la planta alcanzará de manera definitiva su capacidad plena de tratamiento”.

LLEGAR HASTA EL ÚLTIMO DE LOS BARRIOS

El costoso y complejo programa inversionista no estará completo hasta tanto no concluya la rehabilitación integral de las redes de distribución desde la planta potabilizadora hasta el último de los barrios de la ciudad cabecera provincial, lo que se traduce en la instalación de cientos de kilómetros de conductos y acometidas.

Con interrupciones más o menos dilatadas, según los recursos materiales y financieros disponibles, la gigantesca obra beneficia ya a miles de familias que sienten una mejoría en la cantidad y la calidad del agua, mientras otras reciben por primera vez en sus hogares el servicio del acueducto.

Las Mercedes, Los Ángeles, José Martí y Modelo son algunos de los repartos que en fecha reciente encontraron respuesta a reclamos “históricos” de sus vecinos, en tanto en Puerto Príncipe, Jayamá y Julio Antonio Mella se logró una mayor presión del agua tras concluirse una nueva conductora en la Circunvalante norte.

“El objetivo final es prestar un servicio mucho más eficiente, sobre la base de la disminución de las pérdidas, la elevación de la calidad del agua, la reducción del consumo energético y una mejor operación del acueducto hasta llegar a su sectorización dentro de la ciudad”, comenta Leonardo Soto Romero. (Texto y fotos: Miguel Febles Hernandez/www.granma.cu)

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Archivo de noticias


Noviembre 2019
DoLuMaMiJuViSa
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2019, Camagüey, Cuba.