Sábado, 14 de Diciembre de 2019
Radio Cadena Agramonte
Martes, 12 de Noviembre de 2019 - 10:17:04 | 708 | |

Desde la juventud, pensar y amar a la tercera edad

En este artículo: Camagüey, Cuba, tercera edad, envejecimiento poblacional, hogares de ancianos, familia, adultos mayores, seguridad social



Por Dania Díaz Socarrás/ Radio Cadena Agramonte

La vida funciona a través de ciclos en los que pocas veces nos detenemos a pensar:

Uno de ellos nos lleva por los años que vivimos, esos que empiezan en la etapa de bebé, cuando dependemos completamente de nuestros padres, y que terminan cuando otra vez necesitamos de la familia a cada paso, en la tercera edad.

Precisamente por eso no debemos perder de vista que los adultos mayores, ese segmento poblacional que crece en Cuba, son la expresión de lo que aspiramos ser antes de cerrar el ciclo de nuestra existencia.

Así tenemos, por un lado, la necesidad de pensar como futuros abuelos y asegurar desde hoy la vejez y, por otro, el imperativo de atender a los ancianos como nos gustaría que nos cuidaran a nosotros una vez llegada esa edad.

Generalmente, pensar en el futuro desde la niñez nos hace suponer la profesión que asumiremos, la pareja, la familia que queremos construir; sin embargo, pocos imaginamos esos últimos años, en los que también debemos pensar.

Porque el optimismo de vivir a plenitud una larga existencia se traduce en llegar a la ancianidad algún día, como en el mismo modo en que necesitamos trabajar para asegurar la sustentabilidad económica y posteriormente la jubilación, requerimos, además, cumplir los roles de padres, hermanos y abuelos.

Solo ese vínculo de amor durante los años construidos asegurará ese necesario afecto en los momentos en que volverá la sensibilidad infantil, amenazará la soledad y se hará imprescindible el apoyo familiar.

Desde otra mirada, vuelve a tocarnos el papel de hijos y nietos, porque mientras sean esos los roles, hay que saber hacer felices a nuestros abuelos.

Y para ello no basta con que tengan de comer,  o que estén protegidos en las instituciones destinadas a su cuidado - que no por eso dejan de demandar del cariño familiar- o  quienes están en casa, que también requieren de atención.

Ellos necesitan que les preguntemos cómo están, qué sienten, qué les  preocupa, que los acariciemos como a los niños y compartamos una conversación, que los cuidemos sin sobreprotegerlos, y que les queramos por encima de cualquier diferencia.

Somos nosotros quienes debemos apoyarlos a tener sus propios espacios de socialización y esparcimiento,  dentro y fuera del hogar, y ayudarlos así a ser felices, no como queramos, sino como ellos realmente puedan serlo. (Foto: Archivo)

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Archivo de noticias


Diciembre 2019
DoLuMaMiJuViSa
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2019, Camagüey, Cuba.