Sábado, 04 de Abril de 2020
Radio Cadena Agramonte
Miércoles, 19 de Febrero de 2020 - 00:00:00 | 535 | |

Auténtica guajira

En este artículo: Camagüey, identidad, guajiros, Vertientes, Polo Montañez



Por Dayessi García Sosa/Radio Cadena Agramonte.

Quién dijo que hay que sentir pena por ser del campo, quién pensó acaso que alguna vez escondería de dónde vengo. Sí, soy guajira, y qué, como diría el entrañable Polo Montañez. Vertientina de pura cepa, como aseguró una vez un amigo a quien quiero mucho. Si donde quiera que estoy lo digo con tanto orgullo; incluso algunos dicen: "Ah, pues mira, no lo aparentas"; entonces sonrío y mi yo interno empieza a filosofar.

¿Es que acaso el guajiro solo lleva sombrero, botas de goma, saco y algún otro atuendo específico? No, al guajiro, al de mi pueblo al menos, le gusta el olor a tierra mojada, a mela’o de caña, se queja del bagacillo pero lo disfruta y se deleita con el humo que dejan escapar las torres de su central.

El guajiro de mi tierra le tira fotos al atardecer y esté donde esté añora volver, quizás tenga muebles de lujo en su lugar de residencia, pero quiere venir a sentarse en el banco duro del parque de Las madres, donde guarda sus mejores recuerdos de infancia, de aventuras, de vida.

Y se detiene una y otra vez frente a la estatua, maltratada por el tiempo pero firme, testigo de tanto amor, de tanta complicidad. Y asimismo recuerdo que fue el lugar que vio crecer al mártir Reynaldo León Llera, que por allí vivió El Benny, que tuvieron un periódico muy valiente que se llamó La Voz, y que la primera exposición del ahora famoso pintor Maykel Herrera fue en la humilde casa de Cultura de Vertientes.

Y es que de ese pueblito han salido tantos médicos, maestros, ingenieros y artistas como de la ciudad más populosa que pueda existir.

Entonces, no malgaste su tiempo diciéndome guajira; no me ofende, para mí es un escudo, mi orgullo, mi bandera.

De hecho, vivo satisfecha de ser nieta e hija de hombres azucareros, esos que me enseñaron lo que era una caña media luna y el proceso fabril una y otra vez. De ser nieta e hija de mujeres que no vivían a puertas cerradas, al contrario, me enseñaron lo que eran los vecinos, los amigos, lo que significa compartir en las buenas y en las malas.

Le digo más, mis ojos brillan cada vez que veo a uno de allá, porque es el lugar donde me demoro horas para transitar, porque todos contentos saludan, agradecen y preguntan por el familión que dejaste atrás.

El guajiro te brinda agua de voluntad y te da café con cariño, y es que ser guajira tiene su encanto, su sello, ese "qué sé yo" que te hace único, el intermedio perfecto entre la civilización, lo auténtico y lo natural. (Foto: Daian Gan/Radio Rebelde)

 

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Archivo de noticias


Abril 2020
DoLuMaMiJuViSa
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2020, Camagüey, Cuba.