Sábado, 30 de Mayo de 2020
Radio Cadena Agramonte
Sábado, 28 de Marzo de 2020 - 17:09:21 | 1075 | |

Fin de semana de reto a la pandemia (+ Posts)

En este artículo: Camagüey, Cuba, Covid-19, coronavirus, Salud, medidas de protección



Por Juan Mendoza Medina/Radio Cadena Agramonte.

Quedarse en casa, solo hacer necesarias diligencias en la calle, evitar visitas y cumplir las medidas de protección en la vía pública son medidas orientadas por la máxima dirección del país para enfrentar la propagación del coronavirus SARS-CoV2 en el territorio nacional; además de otras decisiones y encargos a diferentes entidades.

Así es la vida desde hace ya varios días, en que la pandemia que asola hoy al mundo también ha llegado a la mayor de las Antillas. Este sábado 28, como el anterior, no hubo calles repletas, ni centros recreativos abiertos. La gente apresuró las gestiones en el horario de la mañana para luego resguardarse en sus hogares, aunque persisten algunos inconscientes.

Atendiendo a la gravedad de la enfermedad, su fácil transmisión y los factores de riesgo, aún son insuficientes las precauciones de los camagüeyanos, pero se aprecia mayor cuidado, sobre todo en cuanto al uso del nasobuco, y muchos son los que desde su puesto de trabajo, garantizan ciertas condiciones para hacer frente a la Covid- 19.

Salir de casa, solo a lo necesario

En la mañana de este sábado, en arterias y establecimientos, como el mercado ideal La Caridad, ubicado en la Avenida de la Libertad de la Ciudad de los Tinajones, varios clientes que aguardaban por adquirir productos reconocían que todavía hay irresponsables que “no perciben el peligro al que nos enfrentamos”.

“Hay que mantener la distancia, para protegernos nosotros mismos y a los demás, todavía no hay conciencia de la pandemia, de la cantidad de muertos en el mundo entero, muchos no cumplen las reglas a pesar de que se dicen constantemente, y esa es la única forma de cuidarnos”, expresaron a Radio Cadena Agramonte, mientras esperaban su turno, algunos alejados, pero muchos sin renunciar a esa cercanía, a ese calor humano que tanto “gusta” a los cubanos.

Otros, mientras apoyaban las medidas anunciadas la víspera por la ministra de Comercio Interior en la Mesa Redonda, reclamaban mayores niveles de abastecimiento y la distribución en más unidades, pues uno de los entrevistados, por ejemplo, necesitó trasladarse desde el reparto Victoria de Girón hasta el centro de la urbe, lo cual supone el tránsito durante varios kilómetros, quizá en un ómnibus urbano. Precisamente, la transformación de esas fisuras fue uno de los principales pronunciamientos en la más reciente reunión del Consejo de Defensa Provincial.

Santiago Pérez Rodríguez, administrador del mercado ideal La Caridad, asegura que se ha incrementado la oferta, y este sábado, exhibían en tablilla queso crema, embutidos, tocineta, masa de hamburguesa, chorizo, helado y hasta pan, que no se vende allí normalmente.

La demanda, por supuesto, no se satisface, pero de conjunto con la Policía Nacional Revolucionaria se adoptan medidas para evitar el acaparamiento y que los revendedores hagan de las suyas, realidad esta que aún persiste.

Todo por la salud

El personal de la Salud no descansa por estos días, no solo los que están en hospitales y centros de aislamiento, sino también en la comunidad.

En la Farmacia 666 del reparto Julio A. Mella, en la capital agramontina, Yaneisy Álvarez Rodríguez, directora técnica, y el joven José Manuel Garrote Prado, técnico en servicios farmacéuticos, se encargan de preparar alrededor de diez tipos de jarabe, cuatro de melito, 26 de tintura y extracto fluido y otros que sirven para combatir las enfermedades respiratorias, como parte del programa de Medicina Natural y Tradicional.

En tanto, Dismara Carmenates Ronquillo, la administradora, asegura que elaboran entre 400 y 500 frascos diarios de hipoclorito, con una alta demanda, y cuentan con un mensajero para llevar los medicamentos hasta el hogar de los ancianos, y así evitar que acudan a la unidad.

A Yanitsa García Hidalgo, especialista en atención comunitaria del policlínico Julio A. Mella, la sorprendimos en medio del habitual pesquisaje, con el que verifica diariamente el estado de salud de los mil 482 pobladores que atiende, pero para ello cuenta con el apoyo del resto del Grupo Básico de Salud, las brigadistas sanitarias, las delegadas de la circunscripción y otros involucrados en la tarea.

“Además de los adultos mayores, embarazadas, niños y otros pacientes de alto riesgo, seguimos bien de cerca a tres familias en las que uno de sus miembros arribó al país procedente del exterior antes de la medianoche del 23 de marzo, y por tanto se encuentran en ingreso domiciliario. Al principio no eran totalmente disciplinados, pero con las charlas y el convencimiento, se percataron de la importancia de quedarse en sus casas, y lo estamos logrando”.

Precisamente en esa labor de pesquisaje tienen un gran protagonismo los estudiantes de la Universidad de Ciencias Médicas Carlos J. Finlay, como Cristian Galindo Palmero y Anisley Bello Lezcano, ambos de cuarto año de Medicina. Ellos consideran que su quehacer es importante para la detección a tiempo de posibles casos o los síntomas, y para eso se protegen con los medios adecuados.

Comida para llevar

En la provincia, 25 establecimientos del Comercio y la Gastronomía han readecuado sus servicios y posibilitan que sus clientes soliciten la comida para consumir en los hogares. Ese es el caso del restaurante Jayamá, en el último piso de uno de los edificios de 12 plantas del reparto Julio Antonio Mella,  conocido popularmente como Montecarlo.

Según el encargado de almacén, Armando Carmona Ballester, el menú es variado y a precios módicos; y las reservaciones se pueden hacer personalmente o mediante el teléfono 32-273171, y las elaboraciones hay que buscarlas en el propio lugar, por lo que se beneficiaría, sobre todo, la numerosa población del este agramontino.

La higiene se extrema allí, no solo con el uso del nasobuco, sino también la constante desinfección de las áreas de preparación, y el lavado de las manos de cocineros y demás personal.

Así transcurre habitualmente la vida en cualquier porción de la geografía camagüeyana, en tiempos en que la normalidad ha dado paso a medidas excepcionales para detener la propagación de la Covid-19, una pandemia que ha cobrado la vida de más de 500 mil personas en el mundo, hasta el momento.

El uso del nasobuco y el mantenimiento de un metro de distancia en las filas para comprar los productos deben ser medidas obligatorias que todavía los agramontinos no ponen completamente en práctica, unido al cumplimiento de las orientaciones de las autoridades de Salud en la comunidad y el aprovechamiento de las múltiples facilidades para aliviar la vida, en medio de tensiones y preocupaciones.

Fue este un sábado de pandemia, y de todos depende que no sean tantos, y que regrese la multitud a las calles y las expresiones faciales se descubran, y no se oculten tras la tela que hoy nos protege. (Fotos del autor)

 

 

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Archivo de noticias


Mayo 2020
DoLuMaMiJuViSa
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2020, Camagüey, Cuba.