Lunes, 21 de Septiembre de 2020
Radio Cadena Agramonte

Instagram Facebook Twitter Youtube IVOOX

Lunes, 21 de Septiembre de 2020
Lunes, 27 de Julio de 2020 - 11:22:46 | 261 | |

De los símbolos extranjerizantes, la guerra cultural y otras cuestiones… Parte II

En este artículo: Cuba, guerra cultural, símbolos extranjerizantes, Revolución cubana, juventud



Por Jorge Enrique Fuentes Ruiz/Radio Cadena Agramonte

Dándole continuidad al comentario anterior, Elier Ramírez Cañedo, destacado joven historiador de Cuba, en su artículo titulado: ¿Por qué se habla de guerra cultural?, con fecha 18 de abril de 2017, y publicado en el periódico Granma, Órgano Oficial de nuestro Partido Comunista de Cuba, cita otro fragmento de Zbigniew Brzezinski, quien fuera asesor para Asuntos de Seguridad Nacional del expresidente Carter, en su obra, El Gran Tablero Mundial, donde señala que:

“La dominación cultural ha sido una faceta infravalorada del poder global estadounidense. Piénsese lo que se piense acerca de sus valores estéticos, la cultura de masas estadounidense ejerce un atractivo magnético, especialmente sobre la juventud del planeta. Puede que esa atracción se derive de la cualidad hedonista del estilo de vida que proyecta, pero su atractivo global es innegable”.

Y añade Ramírez Cañedo que Brzezinski en 1979, en un memorándum dirigido a Carter, recomendaba el siguiente curso de política a seguir hacia Cuba:

“El Director de la Agencia Internacional de Comunicaciones, en coordinación con el Departamento de Estado y el Consejo de Seguridad Nacional, deben incrementar la influencia de la cultura estadounidense sobre el pueblo cubano mediante la promoción de viajes culturales y permitiendo la realización de coordinaciones para la distribución de filmes estadounidenses en la Isla”.

Más claro ni el agua. No es una simple estratagema el plan que día a día ejecutan las transnacionales oligárquicas capitalistas hacia nuestros pueblos de Latinoamérica, al contrario, es toda una batalla cultural hegemónica bien pensada, con basamentos científicos definidos hasta la saciedad.

Y en el caso de nuestra Cuba, por supuesto, nación bloqueada genocidamente por las administraciones yanquis, este plan global desestabilizador y colonialista, bajo el manto de “ingenuos intercambios y socializaciones culturales”, tiene como propósito ingente, derrocar a la Revolución cubana por medio de esta maquinaria banalizante, con seductoras propuestas enfocadas principalmente a la juventud.

Sobre el papel de Cuba frente a la vorágine pseudocultural colonizadora, Abel Prieto, Presidente de la Casa de Las Américas, sentenció una vez:

“No creo que haya otro país en el mundo con mejores condiciones para defenderse de esa ofensiva colonizadora. En Cuba no hay educación ni medios de prensa privados, tenemos una Brigada de Instructores de Arte, más de 10 mil bibliotecas escolares y más de tres mil públicas, eventos que movilizan a la población como la Feria del Libro. Debemos seguir batallando por la coherencia, por lograr que la calidad sea el emblema de la producción cultural nacional”.

A partir de lo que enunció Abel Prieto, nos corresponde ignorar y ser combativos frente a lo banal y lo que no nos aporte como patriotas, ante los cantos pseudoculturales y de cualquier tipo de las sirenas del enemigo, serviles al imperialismo norteamericano.

Tenemos la misión por sobre todas las cosas de ser activos autocríticos y críticos de nuestra realidad, y procurar siempre conducirnos como sujetos políticos de nuestra praxis revolucionaria martiana, maceísta, guevarista, fidelista y marxista.  Solo así, saldremos invictos. (Foto: Archivo)

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Archivo de noticias


Septiembre 2020
DoLuMaMiJuViSa
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2020, Camagüey, Cuba.