Miércoles, 23 de Septiembre de 2020
Radio Cadena Agramonte

Instagram Facebook Twitter Youtube IVOOX

Miércoles, 23 de Septiembre de 2020
Martes, 04 de Agosto de 2020 - 14:45:00 | 726 | |

Cuentas y cuentos de dos realidades distantes (+Infografía, fotos y audio)

En este artículo: Camagüey, Cuba, Covid-19



Por Dania Díaz Socarrás/ Radio Cadena Agramonte.

"Aunque me siento mal, no he ido al hospital por temor a que no sea Covid, me contagie allá adentro y no logre salir. Sé de muchas personas que fueron por esa u otras dolencias y nunca regresaron a sus hogares". Así me escribió hace unas semanas Nico, uno de esos amigos que te toca el alma todo el tiempo, que te recuerda al Che, a Martí, al hombre nuevo. Sentir la desesperanza de uno de los seres más optimistas que conozco, me hizo dar de bruces con una realidad que he sabido de lejos, a través de las pantallas.

Aun cuando a nosotros también nos ha impactado la pandemia del SARS-CoV-2, al saberlo enfermo, mi mayor deseo, al instante, fue que Nico estuviese en Cuba.

Sus siguientes mensajes fueron todavía más inquietantes. Hablaban de hospitales colapsados y de otros centros de atención provisionales armados en la propia capital de Guatemala, sin las debidas medidas de protección, y la atención diferenciada para niños, embarazadas y ancianos. "Estamos sin medicinas, sin equipos; se reportan menos casos y fallecidos de los que realmente hay; no le dan información a la gente"; decía.

Leyendo, pensaba yo inevitablemente en que, a pesar del bloqueo, nunca escuché que alguien murió aquí por no tener las medicinas o los recursos para salvarlo; pensaba en el doctor Durán que nos ha acompañado sin descanso en cada mañana de la Cuba con Covid-19.

De esta isla conversamos para animarlo un poco y también él compartió mi idea de que ojalá hubiera enfermado aquí.

Comentamos el modo en que, por ejemplo, en Camagüey, tres de los principales hospitales atendieron a pacientes confirmados y sospechosos de padecer el nuevo coronavirus; los mismos que tienen, incluso sin contagiados, más de 400 camas disponibles para cuando alguien lo necesite.

Lea también Reconocen a hospitales camagüeyanos destinados a la atención de pacientes con Covid-19

Hablamos de los centros de aislamiento, donde un equipo de salud por cada 20 personas ha hecho posible que médicos y enfermeras chequeen la evolución de los internos cada 12 horas y sus signos vitales cada seis. Intercambiamos sobre los jóvenes que aún ceden días de sus vacaciones para las pesquisas, las cuales, en cada jornada, llegaron a más del 30 % de los casi 765 mil camagüeyanos; Sus maestros se unieron a ellos en esa misma misión; la misma que ha distinguido a Cuba en la experiencia universal de combate contra la pandemia que envuelve al mundo.

Todos ellos fueron capacitados, como lo fueron y lo son aún médicos y enfermeras, a través de diplomados de terapia intensiva, entrenamientos de bioseguridad y de cuidados para proteger y protegerse.

Le conté a Nico cómo con ellos logramos llegar hasta hoy - tras más de dos meses y medio sin confirmar casos autóctonos- con un 96 % de pacientes recuperados. De entre 50 casos, el más reciente, una viajera, permanece ingresada, y hubo solo una fallecida de 98 años, con alta comorbilidad; por cuya vida, no obstante, se luchó a toda costa.

Lea también Más de 70 días sin casos confirmados de Covid-19 en Camagüey

Cuatro eventos de transmisión local fueron enfrentados en la provincia, en buena medida debido a la eficiencia de los controles de focos y a la convergencia de labores de muchos sectores de la sociedad que respaldaron a los abanderados de las batas blancas.

Cuatro eventos vivimos, y aun así no hubo ningún trabajador contagiado en instituciones de la salud, ni transmisión hacia el interior de ellas o de las instituciones sociales. Además, se mantuvo la atención a programas priorizados como el Materno Infantil y a pacientes con enfermedades crónicas no transmisibles; y se vio, en cifras y en hogares, un considerable aumento del número de consultas y terrenos respecto a igual período de años anteriores, por la cuidadosa vigilancia de las afectaciones respiratorias, apoyada constantemente por la comunidad.

En fotos: El deber de un hombre está allí donde es más útil

Luego de una semana sin comunicarnos, Nico me confirmó lo que los dos temíamos: "sí, parece ser Covid; estuve 12 días con fiebre, he tomado infusiones y lo que me han sugerido amistades con conocimientos de Medicina". Aquella idea apenas cabía en mi mente: toda mi vida he acudido a policlínicos y hospitales ante el más mínimo malestar. Pero la explicación ya la sabía por diálogos anteriores: "en la familia platicamos de que, si nos enfermamos, lo vamos a pasar en casa, porque en el hospital, uno se muere".

"Ni siquiera tenemos cuarentena: nos trancaron por unos días, pero los empresarios empezaron a protestar porque estaban perdiendo mucho dinero"; me contó en sus mensajes más recientes.

Hace meses, cuando todo comenzó, algunos titubearon entre la salud y la economía, y en Cuba, el socialismo una vez más puso por delante al ser humano.

A altos precios y esfuerzos iniciamos un sacrificio que sentiremos por largo tiempo, pero los muertos en el país no llegan a un centenar, y aun así duelen, porque cada uno importa.

Más de dos mil cubanos se han recuperado, y lo más importante, más de 11 millones confían en su sistema de salud, y ante la inminencia de una enfermedad letal, acuden a los hospitales con la esperanza que salva y la certeza de que allí su vida estará en buenas manos. (Fotos: Humberto Cid, Adelante, ACN)

 

 

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Archivo de noticias


Septiembre 2020
DoLuMaMiJuViSa
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2020, Camagüey, Cuba.