Lunes, 03 de Agosto de 2020
Radio Cadena Agramonte

Instagram Facebook Twitter Youtube IVOOX

Lunes, 03 de Agosto de 2020

5 de Diciembre de 1956 - Sucesos de Alegría de Pío



En la madrugada del 5 de diciembre de 1956, los 82 expedicionarios del yate Granma, luego del desembarco y agotados por la larga caminata, acamparon junto a un cañaveral, en Alegría de Pío, municipio de Niquero, cerca de Cabo Cruz. Debido a su inexperiencia habían ido saciando su sed comiendo cañas a orillas del camino y dejando el bagazo a la vista, rastros con lo cual era fácil localizarlos; además el guía que utilizaron resultó ser un traidor. Al mediodía aviones Biber y otros tipos de avionetas comenzaron a sobrevolarlos. Ya estaban localizados. Inmediatamente el ejército de la tiranía de Fulgencio Batista tendió un cerco, y cuando menos se esperaba iniciaron un intenso tiroteo. Estaban extenuados, hambrientos y algunos de ellos enfermos después de haber desembarcado el día 2 de diciembre. Las balas enemigas alcanzaron a muchos combatientes. Los sobrevivientes caminaron hasta que la noche les impidió avanzar. El líder de los combatientes Fidel Castro trató, en vano, de agrupar a los revolucionarios en el cañaveral cercano. Los soldados de Fulgencio Batista conminaron a los expedicionarios a rendirse, pero una voz se oyó "Aquí no se rinde nadie...". Tres expedicionarios cayeron en los primeros minutos del combate, muchos otros fueron heridos, pero sin dejar de combatir. En medio de la confusión los combatientes, divididos en varios grupos, lograron escapar y se internaron en los montes cercanos. Poco después el cañaveral era pasto de las llamas. Alegría de Pío fue el bautismo de fuego, de los revolucionarios que desembarcaron del yate Granma por la playa las Coloradas. Así se inició la forja de lo que sería el Ejército Rebelde, en el combate de Alegría de Pío.


Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2020, Camagüey, Cuba.