Jueves, 24 de Septiembre de 2020
Radio Cadena Agramonte

Instagram Facebook Twitter Youtube IVOOX

Jueves, 24 de Septiembre de 2020

9 de Agosto de 1976-Secuestro de diplomáticos cubanos en Argentina



El 9 de agosto de 1976 dos funcionarios de la Embajada de Cuba en la Argentina, Crescencio Galañega Hernández, de 26 años, y Jesús Cejas Arias, de 22, fueron secuestrados y asesinados en Automotores Orletti, uno de los centros de tortura de la dictadura argentina. Una investigación del periodista norteamericano John Dinge, publicada en The Miami Herald, da cuenta de la íntima relación que mantuvieron los represores argentinos, el FBI y la CIA, quienes estaban al tanto del secuestro de los jóvenes cubanos, mientras caminaban por una zona cercana a la embajada de Cuba. A mediados de los años â Ö90 se supo, tras la confesión del represor Manuel Contreras Sepúlveda (número uno de la Operación Cóndor y jefe de la DINA, policía secreta chilena), que dos días después del secuestro, el agente Michael Townley y el cubano-estadounidense Guillermo Novo Sampoll viajaron a la Argentina para interrogarlos. Un mes después del secuestro, el coronel Robert Scherrer, del FBI, despachaba un informe a sus superiores sobre el resultado de esos "interrogatorios". El 1 de julio de 2011 al dictar sentencia condenatoria, la justicia argentina finalmente saldó su deuda con dos diplomáticos cubanos detenidos en Buenos Aires y desaparecidos durante la última dictadura militar. Por primera vez, fue reconocido y acreditado el secuestro, las torturas sufridas en el centro clandestino de detención Automotores Orletti, y la desaparición de Crescencio Galañena Hernández y Jesús Cejas Arias. El Tribunal Oral Federal número Uno de la capital argentina condenó a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad al ex general Eduardo Cabanillas, quien fungiera como jefe del centro de torturas, también llamado "Jardín". Además, sancionó con 25 años de prisión a los ex agentes de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) Eduardo Rufo y Honorio Martínez, y con 20 años al ex integrante del Batallón 601 de Inteligencia del Ejército Raúl Gulielminetti, apodado "mayor Guastavino".Respecto al caso de los dos jóvenes diplomáticos cubanos secuestrados y cuyos restos todavía no pudieron ser encontrados, se presentaron pruebas testimoniales y documentales contundentes, durante el juicio. En ese sentido, dos testigos, Rosa Zlachevski, quien declaró por primera vez, y José Luis Bertazzo, corroboraron haber conocido de la estancia en Automotores Orletti de Galañena y Cejas. Se pudo demostrar además, que, días antes del secuestro la SIDE había recabado información sobre el lugar de residencia de los cubanos, y que fueron elementos de ese órgano los autores del rapto. Este fue el único caso de diplomáticos secuestrados durante la última dictadura militar argentina.


Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2020, Camagüey, Cuba.