13 de marzo, Radio Reloj, Palacio Presidencial, Cuba, José Antonio Echeverría

13 de marzo de 1957: fecha inolvidable para la historia cubana


Por Daineris Cabreja Pérez, estudiante de Periodismo.
Era alrededor de las tres de la tarde, cuando la cotidiana tranquilidad de la ciudad de La Habana, se rompió por la irrupción de jóvenes por la puerta del Palacio Presidencial con el fin de ajusticiar al dictador Fulgencio Batista.

Mientras el tirano escapaba por una escalera anexa, el Palacio fue testigo de muchos protagonistas heridos y otros cruelmente asesinados. Las ansias de libertad y el patriotismo sin límites de esos jóvenes del Directorio Revolucionario opacaban su inexperiencia en estas luchas armadas.

Su líder, José Antonio Echeverría, presidente de la Federación Estudiantil Universitaria, tomó el mando de la acción para informar al pueblo, mientras en el noticiario, de fondo sonaba un tic tac. Habían tomado también la emisora Radio Reloj, pero la alocución fue cortada sin poder salir al aire, aunque esto no evitó la trascendencia en la historia de esas vibrantes palabras.

“Pueblo de Cuba, en estos momentos acaba de ser ajusticiado revolucionariamente el dictador Fulgencio Batista. En su propia madriguera del Palacio Presidencial, el pueblo de Cuba ha ido a ajustarle cuentas”.

Luego de dar la noticia, a sus 24 años, el dirigente estudiantil corre hasta la calle donde lo están esperando. Llega a la Universidad de La Habana, la misma que lo vio volverse hombre, mas los enemigos lo mataron a disparos “a un costado del recinto universitario”, según testimonio de Fructuoso Rodríguez, uno de sus compañeros más allegados.

“El Gordo cayó como un valiente. Con desprecio absoluto de su vida avanzó sobre una perseguidora y les disparó por la ventanilla. Cayó al suelo y volvió a pararse sobre sus rodillas y sacando un revólver (que le había quitado a un soldado) volvió a tirar por la ventanilla para dentro: en ese momento una ráfaga de ametralladora lo remató”.

Los sucesos de aquella trágica tarde hicieron que esa fecha siempre sea recordada por concientizar al pueblo sobre lo que significa vivir bajo un régimen tirano como ocurría en Cuba antes de de 1959.

Aquel 13 de marzo de 1957 sirvió de experiencia para posteriores acciones  y demostró la valentía y el coraje de esos hombres, estudiantes como yo, dispuestos a darlo todo por lograr su libertad. (Foto: Archivo)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *