Camagüey, Entre flores y leyenda, Aurelia Castillo

Entre flores y leyenda


Agua santa de este suelo

en el que se meció mi cuna,

agua grata cual ninguna,

que bajas pura del cielo.

Yo te beso con anhelo,

casi con mística unción,

pues creo que tus gotas son

de mi madre el tierno llanto

al ver que te quiero tanto,

Camagüey, tu corazón.

Aurelia Castillo.


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *