Camagüey, radio, audiencia, humanismo, virtud, valores

La radio y su audiencia: ejemplos de humanismo en estos tiempos


La radio y la gente me han dado una prueba de fe. A solo horas de haber recurrido al programa Meridiano que trasmite Cadena Agramonte para solicitar ketotifeno para mi niño de dos años con crisis severas de alergia ya estaban llamando las personas para brindarme el medicamento.

Incluso sin terminar la emisión ya recibía respuestas a mi pedido, y en apenas un rato sumaban siete llamadas.

A Luisa Morel, en Rosario #107; a Leo, en Calle Cuba #148; a Carmen en Padre Felipe; a Yudalsi, en Prolongación de Padre Valencia; a Mariela, en Calle Acosta #2; a Yero, en el edificio frente al Policlínico de Previsora; a la muchacha de Jayamá, a todos, mi eterno agradecimiento.

Les agradezco no solo por ofrecerme la medicina que necesita mi hijo, sino por la enorme prueba que nos han demostrado: confianza en la utilidad de la virtud, en los valores humanos, en la importancia de la radio.

Ninguno me dio lo que le sobra, sino que compartió lo que tiene, también por necesidad; ninguno lo hizo por el reconocimiento social, pero se lo merecen; ninguno lo hizo por interés económico, pero todos son la muestra de que realmente nuestra sociedad no está tan en crisis moral como quieren hacer ver.

Cierto es que nos faltan muchísimos recursos materiales, que las escasez nos afectan a la mayoría, pero es también una gran verdad que todavía nos respaldan, y nos engrandecen como ciudadanos, los principios de humanismo, solidaridad y desinterés con que fuimos educados, y que hoy son nuestra fortaleza.

La sensibilidad demostrada por estos oyentes y el impacto de la emisora provincial en nuestro territorio han sido la concreción de que sí podemos tener fe en el mejoramiento humano. Que la crisis económica no nos manche nunca la esperanza, que no nos frene la satisfacción de hacer bien por los demás.

Si en algún momento alguien ha dudado de la integridad moral y la riqueza espiritual de muchos camagüeyanos, o ha vacilado ante la incertidumbre de recurrir a la radio como su compañía fiel y ayuda oportuna, aquí tienen la prueba de que por este medio de comunicación y su audiencia, sí vale la pena seguir, crear y creer. ¡Gracias! (Gelsy Rodríguez Rivero/Radio Cadena Agramonte) (Foto tomada de Internet)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *