Camagüey, Cuba, Asamblea Provincial del Partido, informe, Partido Comunista de Cuba, PCC

Informe a la Asamblea Provincial del Partido en Camagüey


Por Comité Provincial del Partido Comunista de Cuba.

Compañeras y compañeros:

En próximos días conmemoraremos el aniversario 61 de la histórica victoria en las arenas de Playa Girón de los revolucionarios cubanos bajo la conducción del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, sobre los mercenarios entrenados y armados por el gobierno norteamericano para destruir a la naciente Revolución, rotundo fracaso que constituyó la primera derrota del imperialismo yanqui en América.

Esa fecha marca además la constitución de nuestro glorioso Partido Comunista de Cuba, único heredero de la confianza del pueblo depositada en su Líder. Las Ideas, Conceptos y Directrices de su Octavo Congreso, desarrollado hace un año, trazan hoy las líneas de trabajo de la nueva etapa.

Como antecedente a esta Asamblea se realizó el proceso de balance en los comités distritales y municipales, donde se evaluó el desempeño de las respectivas estructuras de dirección y de las organizaciones de base. Además, fueron aprobadas las proyecciones de trabajo en correspondencia con las características y resultados en cada uno de los territorios.

Posterior a ello, se desarrollaron las reuniones con la militancia por sectores y los intercambios con dirigentes empresariales, con el objetivo de implementar las proyecciones de trabajo aprobadas e implicar en mayor medida a los militantes en las tareas político-ideológicas en función de incrementar la producción, los servicios, la eficiencia, la efectividad en el cumplimiento de la política de cuadros y la atención a las nuevas generaciones, entre otros aspectos.

La Asamblea de Balance se realiza en un contexto caracterizado por el recrudecido bloqueo impuesto por el enemigo histórico de la Revolución, agravado por la situación epidemiológica y los efectos de la pandemia de la COVID-19. En estas circunstancias la batalla económica se ratifica como la tarea fundamental para el logro de los objetivos trazados en la Estrategia y el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030.

La Tarea Ordenamiento constituyó prioridad para el Partido, que ha monitoreado su implementación y control, lográndose que 13 873 ciudadanos se incorporen al empleo, de ellos el 33 % son jóvenes, a la vez que se han atendido 4 119 personas vulnerables, como parte del principio de que en nuestro país no se aplicarán “terapias de choque” y “nadie quedará desamparado”.

En función de ello las estructuras de dirección partidistas prestan especial atención al fortalecimiento de la Empresa Estatal como actor fundamental del modelo económico social socialista, para lo cual la implementación de las 43 medidas aprobadas por el Consejo de Ministros deberá repercutir positivamente en lo organizativo, lo laboral y lo económico, logrando una mayor autonomía, efectividad y competitividad en su gestión administrativa que permita una mayor eficiencia en sus resultados.

Diversas acciones de preparación se han realizado con directivos, cuadros y dirigentes del sistema empresarial, pero aún los avances son insuficientes, lo que constituye una limitante para el ejercicio efectivo de la autoridad y autonomía que se les ha otorgado. De la misma manera, se hace necesario que los dirigentes sindicales asuman un mayor protagonismo en el rol que debe desempeñar el movimiento obrero en la implementación de estas.

En los sectores económicos y productivos se trabajó en la búsqueda de alternativas para suplir las carencias de recursos. Principal atención se le dedicó al Comercio y la Gastronomía por el impacto directo que tiene en la población. Se potenció el trabajo en los centros de elaboración y se aplicaron alternativas para diversificar sus producciones de acuerdo con las posibilidades de cada municipio. Es de destacar que aún existen reservas en la calidad del servicio prestado. Al Partido le corresponde el control y seguimiento al proceso de perfeccionamiento que se implementa por el sector que permita elevar los niveles de oferta y el bienestar del pueblo.

El impacto provocado en la población por los altos precios de los productos de primera necesidad continúa siendo una prioridad para el control que ejerce el Partido; a pesar de ello persisten debilidades en la objetividad y coherencia en la formación y aprobación de los precios mayoristas y minoristas por algunas entidades y deficiencias en la confección de las fichas de costo, obviándose que la obtención de utilidades debe lograrse a partir del incremento y diversificación en la producción de bienes y servicios, y la calidad de la prestación de los mismos, aspecto en el que inciden todas las formas de gestión. Resulta insuficiente el funcionamiento de los Comités de Contratación para la concertación de los precios.

Para ello se cuenta con un sistema de trabajo, la creación de un Grupo Temporal provincial, 14 grupos de trabajo profundos, 13 medios y 16 básicos, los cuales revisan los productos o servicios que provocan mayor insatisfacción en la población como el queso, el helado, el yogur, los pescados y mariscos, la carne de cerdo, los embutidos, los frijoles negros y colorados, la malanga, el tomate, la cebolla y el ajo.

A su vez se crean 33 grupos para el control popular y se capacita a los estudiantes de 2do. y 3er. año de la carrera de Contabilidad y Finanzas y los del politécnico de Economía. Se intensifica el control a los Comités de Contratación, concertándose hasta el momento 608 precios, con un mayor énfasis en los productos agropecuarios.

Los resultados en los diferentes indicadores económicos y financieros en los dos últimos años reflejan una tendencia al crecimiento en las ventas, los ingresos y la circulación mercantil minorista, no así en las producciones físicas y los ingresos cedidos. A pesar de mantener un presupuesto deficitario, se asegura un monto de 123,1 millones de pesos para la atención a los barrios en transformación.

Otro tema de importancia lo constituye el sector no estatal de la economía, el que agrupa a 39 898 trabajadores, de los cuales el 80 % se encuentran afiliados lo que evidencia que aún existen reservas en la atención y la labor política del Partido, la CTC, sus sindicatos y los organismos rectores.

Aun cuando se han realizado acciones de intercambio con estos trabajadores, el escenario actual requiere aplicar nuevas alternativas para atender sus principales inquietudes, a la vez que refuerce el papel social de sus producciones y servicios.

En el territorio existen 37 proyectos de desarrollo local y 73 Mipymes aprobadas, de las cuales se encuentran trabajando 23, generando mayor oferta de empleos, así como de bienes y servicios. En este sentido, deben potenciarse los encadenamientos productivos con la Empresa Estatal Socialista, así como trabajar en el fomento de nuevos rubros para la exportación o sustitución de importaciones.

Constituye una prioridad la constitución en ellas de las estructuras políticas y sindicales. Hasta el momento se han organizado dos núcleos del Partido con 22 militantes, un Comité de Base de la UJC con 17 jóvenes, 15 secciones sindicales con 220 afiliados y una asociación de base de la ANEC.

Las exportaciones de bienes y servicios, fundamentalmente en renglones como el carbón vegetal y el azúcar, no alcanzan los resultados comprometidos, lo que limita los ingresos en divisas. En este sentido al Partido y sus estructuras le ha faltado seguimiento, sistematicidad y control a partir de lo abordado en el documento “Necesidad de fomentar una real voluntad y vocación exportadora”.

Un elemento fundamental en la economía, que por su carácter estratégico se convierte en un asunto de seguridad nacional, lo constituye la soberanía alimentaria y los programas que la sustentan, a los cuales el Partido les ha dedicado los mayores esfuerzos.

Con respecto a la producción de alimentos, en los últimos tres años se crece en las áreas de siembra con 5 704 ha Se crearon cinco nuevos polos productivos y se trabaja en la Empresa Cítricos Sola en el incremento de 469 ha bajo riego con siete máquinas Fregat, de las cuales seis ya se encuentran montadas y cuatro de estas en explotación.

El programa de autoabastecimiento en la provincia ha crecido en los últimos meses, cerrando febrero con un per cápita provincial de 29 libras, alcanzando en las hortalizas los 10 m2 por habitantes, insuficiente aún para satisfacer las demandas de la población.

Se debe continuar trabajando por elevar el aprovechamiento de la jornada laboral, resolver los incumplimientos en la disciplina tecnológica, la insuficiente explotación de las áreas bajo riego, la falta de fuerza técnica calificada, el limitado empleo de la ciencia, la técnica y la innovación, así como la insuficiente atención, control y vinculación de las juntas directivas, las empresas agropecuarias, la Delegación de la Agricultura, el Sindicato Agropecuario, la ANAP y el Gobierno a los procesos productivos.

En la última etapa, se ha logrado una comercialización más directa de las bases productivas hacia las placitas y mercados, lo que ha permitido una mayor presencia, variedad y calidad de los productos, así como la eliminación progresiva de los intermediarios y la contratación directa de las empresas con los productores.

En la producción de leche y carne vacuna no se alcanzan los resultados esperados. Inciden la poca garantía de alimentos para el ganado debido al incumplimiento de los planes de siembra, el insuficiente empleo de las plantas proteicas, la falta de previsión, así como problemas en la limpieza de tranques e instalación de arietes hidráulicos para asegurar el agua al rebaño.

No obstante, en el primer trimestre del año se cumple la entrega de leche a la industria, acopiándose entre enero y febrero 850 000 litros más respecto al real de esta misma fecha del 2021 a partir de la contratación directa productor a productor. Este programa también ha sido beneficiado en la provincia con el proyecto Prodegan, cuyos resultados son incipientes, se han recuperado más de 100 km de caminos, realizado más de 40 tranques, y preparado más de 2 000 ha infestadas de marabú para la siembra de alimento animal.

La baja disponibilidad y preparación de la fuerza técnica calificada provoca deficiencias en el manejo de la masa ganadera y escaso empleo de la inseminación artificial, provocando un alto número de vacas vacías y limitaciones en el mejoramiento genético, lo que unido a irregularidades en el control propician la ocurrencia de hechos delictivos, que impactan en la disminución de la masa ganadera y en el desvío o no entrega de las producciones contratadas.

Resulta necesario un mayor control de los organismos de dirección y organizaciones de base del Partido para dinamizar el papel de la Delegación de la Agricultura, las empresas agropecuarias, la ANAP, las juntas directivas y consejos de dirección, en el seguimiento y control de la implementación de las 63 medidas para estimular las producciones y la búsqueda de soluciones a los problemas. Los comités municipales de Guáimaro, Santa Cruz del Sur, Florida y Camagüey presentan una situación más comprometida.

Desde las estructuras de dirección del Partido se les ha prestado atención a las bases productivas con una situación económica y financiera desfavorables y que no cuentan con una estrategia adecuada en sus planes de desarrollo para alcanzar sus potencialidades productivas y saldar las deudas, lo que ha motivado en reiteradas ocasiones limitaciones con el pago del salario a los trabajadores. Inciden en mayor medida los municipios de Esmeralda, Carlos Manuel de Céspedes, Florida y Nuevitas, lo que requiere de una mayor atención desde el Partido, exigiendo a cada cual que cumpla su responsabilidad para transformar ese panorama.

La construcción de los módulos pecuarios avanza, con la incorporación de todas las bases productivas y la construcción del 95,6 % de los previstos. Se requiere intensificar las tareas que propicien una mayor variedad de las especies y su cantidad, para satisfacer las necesidades de los cooperativistas y sus familias.

La atención del Comité Provincial, los comités municipales y las organizaciones de base a la producción cañero-azucarera no logra incidir en los avances de ese sector. En ocasiones no se explota de manera eficiente de la maquinaria, ni se prepara la tierra en el momento óptimo y persisten carencias en la atención a los trabajadores, lo que unido al déficit de recursos y la inadecuada atención cultural al cultivo, provoca bajos rendimientos por hectárea, razones por las cuales solo cuatro centrales muelen en la presente zafra.

El período que se analiza estuvo marcado por una deficiente planificación de los cortes, falta de caña en la industria, exceso de tiempo perdido por roturas no previstas, deficiencia en los mantenimientos, falta de piezas de repuesto y bajos indicadores de eficiencia, rendimiento industrial y recobrado.

El corte y tiro de caña también incidieron en el incumplimiento, evidenciándose falta de control hacia el transporte, baja disponibilidad técnica, incorrecta aplicación e incumplimiento de los sistemas de pagos, no completamiento de las estructuras de dirección e insuficiente vinculación a la base de los principales dirigentes.

Teniendo en cuenta los incumplimientos en los planes de siembra de las últimas contiendas, se trabaja para asegurar la campaña de primavera con el 100% de la tierra surcada al cierre del 30 de abril, empleando semillas de buena calidad, desarrollando labores agrotécnicas adecuadas que permitan alcanzar más de un 95 % de población y que estas plantaciones cierren limpias de malezas.

En el territorio se le brinda especial atención a la materialización de las 93 medidas aprobadas para salvar la industria azucarera, proceso que en este momento se encuentra en fase de capacitación e implementación.

La atención e impulso a las tareas relacionadas con la ciencia y la innovación para el incremento de las producciones, la productividad y la eficiencia ha estado entre las principales direcciones de trabajo, priorizándose los vinculados al Programa de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional.

La Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz ha multiplicado su protagonismo con la creación y puesta en marcha de ocho programas de innovación, fortaleciéndose el vínculo universidad–empresa y definiendo nuevas propuestas.

No obstante, no se alcanza la agilidad suficiente en la introducción y generalización de los resultados científicos en las bases productivas, debido a falta de sensibilidad, atención y prioridad a estos temas desde las direcciones administrativas y los núcleos, por lo que se requiere de una mayor previsión y planificación por parte de las entidades responsabilizadas del financiamiento para su ejecución.

El Partido ha velado por el cumplimiento de las acciones que aseguran el desarrollo del Turismo. El sistema de trabajo permite controlar las principales inversiones y mantenimientos en el sector, garantizar los encadenamientos de los hoteles con las bases productivas y buscar más eficiencia en la comercialización. El polo de Santa Lucía recibió un tratamiento integral, que incluyó la limpieza de la playa y la recuperación de las instalaciones que prestan servicios.

Con respecto al desarrollo del proceso inversionista, el Partido ha instrumentado un sistema de atención y control a las obras en ejecución. Entre las principales inversiones sobresalen las de la fábrica de cemento 26 de Julio y las de Recursos Hidráulicos.

Con relación a la fábrica de cemento, el proyecto muestra atrasos por la falta de fuerza de trabajo, la fluctuación de los obreros por inconformidad con los sistemas de pago, inundaciones por lluvias, escasez de cofres, falta de maquinarias y herramientas, poca efectividad del segundo turno de trabajo y problemas organizativos.

En la política de la Vivienda, además de los problemas objetivos, se aprecian incumplimientos condicionados en el orden subjetivo por la inestabilidad de sus cuadros, las demoras en los cronogramas de ejecución y la mala calidad de las terminaciones. Se trabaja en incentivar la producción local de materiales en los territorios, aprovechando los recursos existentes, como el barro, para impulsar los polos de viviendas.

El enfrentamiento a la situación epidemiológica creada por la pandemia de COVID-19, y la campaña de inmunización que alcanza el 90 % de la población mayor de dos años con el esquema completo de vacunación y el 55.5 % de la dosis de refuerzo, ha demandado de los trabajadores de la Salud un esfuerzo adicional, bajo la conducción del Partido, el acompañamiento del Gobierno. Las entidades administrativas, las organizaciones políticas y de masas, los trabajadores y el pueblo supieron crecerse y demostrar al mundo la valía del sistema de Salud cubano.

Es digno destacar la participación de los educadores y trabajadores del Inder, Cultura, los transportistas, así como de los estudiantes de las Universidades Médica e “Ignacio Agramonte”, por solo mencionar algunos, en todas las tareas y misiones encomendadas, en Zonas Rojas, en centros de aislamiento, en las zonas de vigilancia reforzada, en las brigadas de lucha contra coleros, en la pesquisa, en la mensajería, entre otros.

En la Atención Primaria de Salud persisten insuficiencias motivadas por la falta de estabilidad de algunos médicos de la familia, el poco uso del método clínico, la falta de completamiento de los Grupos Básicos de Trabajo, debilidades en la política de cuadros y obsolescencia en los equipos y medios diagnóstico, provocando resultados desfavorables en los indicadores del Programa Materno Infantil en el último año.

El Partido continuará fortaleciendo el vínculo y la atención al sector de la Cultura y sus organizaciones, como la UNEAC y la AHS, como vía para el desarrollo y promoción de los valores patrióticos, culturales y morales en correspondencia con los principios de nuestra sociedad. En el período que se evalúa, la prensa desempeñó un rol determinante en mantener informado al pueblo y en desmontar las campañas subversivas contra el país, misiones estratégicas a impulsar también desde el funcionamiento de la Unión de Periodistas de Cuba, con el acompañamiento y exigencia del Partido.

En la etapa, el personal docente le dio seguimiento a los estudiantes en la visualización de las teleclases a través de las visitas a sus casas y la atención presencial en las escuelas a los alumnos que más lo necesitaban, así como a los que no cuentan en sus viviendas con televisor, con el objetivo de minimizar las afectaciones en la calidad del proceso docente.

A su vez se prepararon las condiciones para la reincorporación de los educandos a las aulas después de vacunados, adoptando las medidas higiénicas y de distanciamiento para evitar la trasmisión de la enfermedad.

Lo abordado hasta aquí, demanda del Partido y sus estructuras fortalecer la vida interna y el funcionamiento, como vía para continuar elevando su capacidad de liderazgo en la sociedad cubana.

El fortalecimiento del Partido constituyó una de las principales prioridades de trabajo de la organización. El territorio logró a partir del 2020, detener el decrecimiento de la militancia y mostrar un incremento progresivo en comparación con años anteriores. Una situación más favorable muestra el comportamiento de las organizaciones de bases, las que se incrementan progresivamente cada año, aunque hay que reconocer que todavía existen reservas por explotar.

Es necesario convertir el crecimiento en un proceso que suscite interés genuino, con una alta repercusión social, en correspondencia con las potencialidades de cada centro. Si bien se ha ganado en el cumplimiento, efectividad y calidad del mismo, aún quedan reservas y se demanda una mayor vinculación de los cuadros del Partido, las direcciones de núcleos y militantes en general, que redunde en mejores procesos de estudio sociopolítico, fundamentalmente en centros sin estructura política, incidiendo los sectores de la Agricultura, la Alimentaria, Educación, Salud, el Comercio y la Gastronomía.

La atención a la Unión de Jóvenes Comunistas, otra prioridad para el trabajo de la organización, se considera insuficiente, porque solo el 34.2 % de los militantes con requisitos mostraron disposición a ingresar a las filas del Partido, y de los que se iniciaron en el proceso en el año 2021 se incorporó el 70 %, asunto que responde a las formalidades que persisten en la atención de los núcleos a los Comités de Base, los militantes y jóvenes en general, la falta de acompañamiento, de intercambio y vinculación a sus espacios, y la poca intencionalidad en el trabajo político-ideológico con ese sector poblacional.

En consecuencia, debe perfeccionarse el vínculo desde los comités municipales del Partido con la UJC, las organizaciones estudiantiles y los movimientos juveniles, en aras de elevar su protagonismo y fortalecer la labor político-ideológica para su preparación, sumándolos a la transformación activa de la sociedad y la comunidad.

Una cuestión a tener en cuenta en el territorio es la alta cifra de militantes que se desactivan en la etapa, lo que, junto a las sanciones externas, inciden en el estado de la militancia, evidenciándose debilidades en el orden ideológico en función de una mayor preparación política de los militantes. En este indicador aparecen señalados los municipios de Nuevitas, Florida y Camagüey.

Además, se requiere brindar una mirada diferente a la aplicación de la política de sanciones, sobre todo las externas, pues en muchas ocasiones falta oportunidad y seguimiento por parte de los núcleos ante los incumplimientos de los militantes y se acumulan las indisciplinas.

Otro aspecto a trasformar es el predominio de medidas por el incumplimiento de deberes partidistas, lo que no se corresponde con las insuficiencias en el orden laboral y de prestación de servicios, el incumplimiento de los planes, los problemas en el actuar de los cuadros y dirigentes administrativos, obviándose el carácter educativo de esta política. La solución de dichas deficiencias es determinante para elevar la ejemplaridad de la militancia.

La dirección del Comité Provincial del Partido se ha concentrado en el sistema de trabajo para la atención, control y evaluación de la labor de los comités municipales, de sus estructuras, cuadros profesionales y las organizaciones de base; al Gobierno Provincial, las asambleas municipales del Poder Popular y la administración; a la Unión de Jóvenes Comunistas, a las organizaciones de masas y sociales; en función de alcanzar las metas y proyecciones propuestas en el balance anterior, así como los retos y desafíos impuestos por el escenario internacional.

Los miembros del Comité Provincial se han vinculado al control, seguimiento e impulso a las tareas relacionadas con la producción de alimentos, la zafra azucarera, la Tarea Ordenamiento y los procesos políticos desarrollados en las organizaciones de base del Partido, así como el aseguramiento a los temas discutidos en los plenos relacionados con los sectores sociales.

Un grupo de organizaciones de base se reúnen con un bajo por ciento de asistencia, con un marcado paternalismo y complacencia de los militantes, a la vez que no se ha estabilizado la conformación de las comisiones como método de trabajo. En varios núcleos y en algunos comités municipales y buroes se presentan informes caracterizados por el formalismo y la superficialidad al no realizarse los análisis de lo que le compete al Partido; no se concreta la responsabilidad de las administraciones y la integración de los factores, a lo cual se suma la poca participación de trabajadores no militantes en las reuniones ordinarias, lo que limita los análisis y las proyecciones de la solución de los problemas con carácter colectivo.

Es por ello que resulta esencial importancia continuar consolidando la democracia partidista en los organismos de dirección y organizaciones de base, promoviendo la participación del pueblo en los principales asuntos, desde el núcleo, haciendo un empleo efectivo del artículo No. 22 del Reglamento, fortaleciendo el vínculo de los cuadros con la base y la realización de intercambios más sistemáticos con los diferentes sectores, entre otras vías.

Las rendiciones de cuenta de los militantes y dirigentes administrativos aún no son empleadas de forma eficiente como método de control del Partido, pues no siempre se realizan con profundidad, de forma crítica y autocrítica, ni se precisan señalamientos para su posterior transformación y seguimiento.

Al Buró Provincial, con su estructura auxiliar, y a los comités municipales y sus cuadros profesionales, les ha faltado mayor participación y efectividad en las reuniones de secretarios generales, y vinculación con las organizaciones de base, fundamentalmente en los centros priorizados. En ese objetivo, debe hacerse énfasis en la reunión ordinaria del núcleo, a fin de transformar su funcionamiento a partir de una mayor organización, coherencia e integración en la planificación, orientación y seguimiento. Al mismo tiempo, no se ha logrado contar con la necesaria idoneidad de los secretarios generales, las direcciones de los núcleos y los comités, asunto que provocó que fueran renovados 220 en el último año.

Se trabaja en el acompañamiento por parte de los buroes municipales al desempeño de los cuadros de reciente promoción y a los coordinadores políticos que desempeñan su labor en los consejos populares, figura que surge como parte de la necesidad de atender de manera integral el trabajo político, aglutinar las fuerzas revolucionarias, así como asegurar el funcionamiento del Partido y los procesos políticos orientados en las organizaciones de base, incluyendo la atención a los centros priorizados y los barrios o comunidades complejas.

En relación con el enfrentamiento a las manifestaciones de delito, corrupción, ilegalidades e indisciplinas sociales y laborales, hay que señalar que tanto a las estructuras de dirección como a los núcleos del Partido les ha faltado una mayor fiscalización, visión y exigencia en la actualización oportuna, elevar la crítica, la autocrítica y la combatividad.

Persisten resultados deficientes en verificaciones fiscales, auditorías, incorrecta aplicación del control interno, falta de control y fiscalización por las estructuras de dirección, entre otros. Han marcado una mayor incidencia en este tema el Grupo Empresarial de Comercio Interior, la Dirección Provincial de Salud, Comunales y Educación y los municipios de Camagüey, Guáimaro, Florida y Nuevitas.

En la política de cuadros, a pesar de las acciones realizadas, persisten deficiencias relacionadas con la selección y preparación de las reservas, lo que provoca inestabilidad en el completamiento de la plantilla y ha limitado, en algunos casos, la promoción al Partido de militantes con adecuada preparación y probadas cualidades políticas y morales para su desempeño en la organización.

En esta dirección ha faltado trabajo sistemático, intencionalidad y coherencia. Se promueven cuadros que no siempre están preparados y que no alcanzaron la madurez necesaria en su período como reserva, dado por ineficiencias en el sistema de preparación y por desaprovechar las potencialidades con las que cuentan los municipios para estos fines, como es el sistema de escuelas del Partido.

En la preparación y promoción de los cuadros y las reservas de la UJC, el Gobierno, las organizaciones de masa y sociales, han existido dificultades. Ha faltado influencia de la dirección del Partido en los municipios, para lograr agilidad y efectividad en el completamiento de las plantillas; una mayor estabilidad en la permanencia en los cargos; la efectiva preparación e idoneidad para el desempeño, y el seguimiento, atención y control de los dirigentes juveniles vinculados, a lo que se unen manifestaciones de no disposición para asumir cargos de dirección políticos o administrativos que evidencia deficiencias en la labor político-ideológica. Inciden en mayor medida los municipios de Camagüey, Guáimaro y Santa Cruz del Sur.

No obstante a lo anterior, como parte del sistema de trabajo existe una estrategia de atención a las reservas y canteras, a la vez que se trabaja con los dirigentes administrativos con posibilidades de transitar por las estructuras de dirección del Partido, lo que aún es insuficiente a partir de las potencialidades.

En esta dirección se destaca el intercambio con jóvenes graduados universitarios con títulos de oro y los que se desempeñaron como dirigentes de la UJC y la FEU en diferentes carreras, con el objetivo de incorporarlos a las reservas de los cargos de los centros donde laboran y evaluar su proyección futura como cuadros políticos o administrativos.

Especial seguimiento y control se brinda al perfeccionamiento y funcionamiento del Poder Popular en los diferentes niveles de dirección, acompañándolos en los espacios ordinarios del Gobierno y la administración.

En los consejos populares y las circunscripciones se trabaja en lograr la calidad de cada proceso, elevar la sensibilidad de los cuadros con los problemas del pueblo, exigir a las administraciones y a los consejos de la administración municipales que encuentren soluciones a los problemas y mayor agilidad en las respuestas a los planteamientos. Se debe señalar que a las estructuras de los gobiernos municipales y el provincial les ha faltado mayor vinculación con las comisiones de cuadros y los consejos de dirección de las entidades.

Aunque los resultados distan de lo deseado, otra prioridad en la que se ha trabajado es el vínculo y atención del Partido, el Gobierno y las organizaciones políticas y de masa, a las comunidades, de forma especial las que están definidas como complejas, fortaleciéndose el papel del delegado, su Grupo de Trabajo Comunitario, los factores de la comunidad y sumando al pueblo a la solución de los problemas.

La provincia tiene identificados 173 barrios en situación de vulnerabilidad con un total de 27 665 personas, las que conviven en 13 132 núcleos. Actualmente se trabaja en 65 comunidades, de ellas 19 urbanas y 46 rurales, las cuales abarcan 85 circunscripciones.

Los núcleos deben elevar su exigencia a las administraciones respecto a un mayor seguimiento y solución de los planteamientos de la población derivados de los procesos de rendición de cuenta del delegado a sus electores, de las quejas y denuncias publicadas en la prensa, recibidas en las oficinas de atención a la población y a los acuerdos derivados de los Trabajos Comunitarios Integrados Somos Continuidad y el programa radiotelevisivo Toque de Clarín. Las principales temáticas se refieren a la rehabilitación de redes y alcantarillados, instalación y reparación de alumbrado público, arreglos de calles y caminos, construcción de viviendas y rehabilitación de bodegas.

Las organizaciones de masa requieren de una mayor atención por parte de las estructuras partidistas. Es necesario dinamizar la labor de la CTC y sus sindicatos en los centros de trabajo, así como de los CDR y la FMC en las comunidades según las tareas que le corresponde a cada organización, para fortalecer la vigilancia revolucionaria, la combatividad y el enfrentamiento a las indisciplinas sociales y los planes subversivos.

El complejo escenario internacional, el incremento de las campañas subversivas y el uso de métodos de guerra no convencional contra nuestro pueblo ratifican la necesidad de una profunda transformación, perfeccionamiento y actualización de la labor político-ideológica, tal y como lo significó el Octavo Congreso.

Este empeño precisa de un análisis crítico acerca de lo que nos ha faltado, qué no hemos hecho bien, cuáles son los espacios que no aprovechamos, cómo empleamos las potencialidades con que contamos para desarrollar esta importante dirección, a la vez que se continúa consolidando la vinculación estrecha con las masas.

Es necesario intensificar la atención al rol trascendental que desempeñan los orientadores políticos, las reuniones de estudio, los matutinos y vespertinos, como parte del sistema de preparación de los militantes. Dichas acciones están llamadas a estabilizarse, a imprimirles dinamismo con la participación efectiva de los militantes y trabajadores, con el empleo de las nuevas tecnologías y rompiendo la concepción que para hacerlas hay que esperar orientaciones de las instancias superiores.

En esta dirección se han realizado reuniones con la militancia del Partido en las zonas de residencia, realzando el papel de los militantes en la vigilancia revolucionaria y el enfrentamiento a conductas negativas en los barrios, y se trabaja en la identificación y preparación de otros líderes formales e informales, para el trabajo político-ideológico en las comunidades, en particular con los jóvenes.

Urge continuar articulando todas las fuerzas y medios disponibles en la batalla ideológica en defensa de la Patria para enfrentar la subversión, contamos con ejemplos fehacientes de cuánto se puede hacer y lograr en el objetivo de generar contenidos que den a conocer la verdadera realidad del país y contribuyan a divulgar la obra de la Revolución y la imagen Cuba.

Compañeras y compañeros:

La unidad forjada, defendida y consolidada por la dirección histórica de la Revolución tiene hoy una nueva exigencia para la generación de la continuidad, expresada por el presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez en su encuentro con representantes del movimiento de solidaridad con Cuba en México el pasado 16 de septiembre: “…continuar trabajando para seguir perfeccionando nuestra Revolución, para seguir perfeccionando nuestra sociedad y para seguir perfeccionando nuestro socialismo”.

Salgamos al combate, conscientes de que las armas para el éxito definitivo son nuestros propios esfuerzos.

¡Viva el Partido Comunista de Cuba!

¡Vivan por siempre Fidel y Raúl!

¡Viva Díaz-Canel!

¡Socialismo o Muerte!

¡Patria o Muerte! ¡Venceremos!

PROYECCIONES DE TRABAJO

1. Organizar un sistema de control desde el Buró Provincial sobre las acciones dirigidas a la implementación de las Ideas, Conceptos y Directrices del 8vo Congreso del Partido, enfatizando en el fortalecimiento de la vida interna, a partir de dinamizar el desempeño de los organismos intermedios de dirección y de las organizaciones de base.

2. Consolidar el papel de la propiedad socialista de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción, estableciendo desde el Partido el impulso, seguimiento y control a las 43 medidas para fortalecer la empresa estatal socialista, potenciando una adecuada interrelación y encadenamientos productivos con las diferentes formas de propiedad y gestión.

3. Impulsar la producción y comercialización de los alimentos con énfasis en el sector agropecuario y la industria alimentaria estableciendo mecanismos efectivos para el seguimiento y control a las 63 medidas, incrementando las exportaciones y la sustitución efectiva de importaciones.

4. Intensificar desde el Partido las acciones para el seguimiento, impulso y control a las 93 medidas aprobadas para salvar la industria azucarera, articulada a una gestión eficiente de los recursos humanos, la formación y capacitación de la fuerza de trabajo calificada y la atención a las comunidades y bateyes cañeros.

5. Fortalecer los mecanismos de control, estableciendo métodos partidistas que permitan regular y lograr un adecuado funcionamiento del mercado, que motive a los actores económicos, con independencia de la forma de propiedad o gestión, a adoptar decisiones de acuerdo con los intereses de toda la sociedad, sin trasladar a los precios la ineficiencia, el efecto de la no entrada de las materias primas, las plantillas infladas; enfrentando los altos precios, la inflación, las malas prácticas, el acaparamiento y la especulación.

6. Contribuir al perfeccionamiento de los órganos del Poder Popular, potenciando el municipio como eslabón fundamental de la dirección local, fortaleciendo la labor del Delegado, el trabajo comunitario integrado, la atención a los planteamientos de los electores y la población, así como la participación popular. Lograr que la toma de decisiones y la evaluación de los resultados, se apoyen en el conocimiento y la base científica.

7. Priorizar el desarrollo y aplicación de la ciencia, la tecnología y la innovación en todas las esferas de la sociedad, en particular en las actividades productivas, de modo que desempeñen un papel principal en el incremento de la eficiencia, eficacia y la productividad; consolidando el papel de las universidades y fortaleciendo sus relaciones con las entidades de la producción, los servicios e instituciones armadas.

8. Incrementar la atención a los trabajadores del sector no estatal de la economía, estimulando su aporte y participación en la vida económica, propiciando el despliegue de sus capacidades y potencialidades acorde con sus intereses y los del país. Priorizar en su atención, la afiliación sindical, el crecimiento al Partido y la UJC, el vínculo e intercambio sistemático con ellos y la canalización apropiada de sus preocupaciones.

9. Estructurar un sistema de trabajo que articule de forma coherente las acciones destinadas al tratamiento a la política de cuadros del Partido, la UJC, las organizaciones de masas el gobierno y las direcciones administrativas, consolidando el papel que le corresponde a las organizaciones de base, así como al Sistema de Escuelas del Partido en la preparación, superación, capacitación y desempeño de los cuadros, reservas, militantes y trabajadores.

10. Consolidar desde el Buró Provincial la atención y vinculación permanente con la UJC y los jóvenes en general, favoreciendo los espacios de intercambio, debate y diálogo, incluidos los del ámbito digital e informal, para lograr una participación cada vez más activa del sector juvenil en los procesos económicos, sociales y políticos; fomentando en ellos su aspiración a formar parte de las filas del Partido, con una formación ética acorde a los valores del Socialismo.

11. Fortalecer el papel del Partido con su participación, apoyo y control en las acciones de prevención y enfrentamiento a todos los fenómenos y manifestaciones que constituyan una amenaza para la seguridad nacional, incluyendo el delito, las ilegalidades e indisciplinas sociales y el ámbito digital, articulando una efectiva estrategia de comunicación social a partir del empleo más eficiente y sistemático de las vías y mecanismos propios, exigiendo la responsabilidad del Gobierno, las administraciones, las organizaciones de base y sus militantes.

12. Enfrentar de manera sistemática y previsora la subversión político - ideológica en todos los escenarios y formas, optimizando el empleo de los recursos y fuerzas con que cuenta el territorio, en particular, fortalecer el activismo revolucionario en las redes sociales digitales.

13. Propiciar que las organizaciones de masas, de conjunto al Coordinador Político, cumplan con mayor efectividad su misión a partir del contexto actual, con un carácter más diferenciado e integral, desarrollando estrategias más efectivas y concertadas para elevar la actuación de los militantes en las organizaciones que actúan en la comunidad.

14. Sostener el incremento progresivo del estado de la militancia, a partir del crecimiento al Partido, sin hacer concesiones en la calidad del proceso; con énfasis en la Unión de Jóvenes Comunistas, los obreros, campesinos, los dirigentes administrativos y otras sectores priorizados, así como el aumento de las organizaciones de base fundamentalmente en los centros sin estructura política.

(Tomado de Adelante) (Fotos: Leandro Pérez Pérez, Alejandro Rodríguez Leiva y Rodolfo Blanco Cué)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *