Ingeniería Genética, Biotecnología (CIGB), Camagüey

La biotecnología camagüeyana también aporta ciencia a la Asamblea Provincial de Balance del Partido


Camagüey, 1ro abr.- El Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de Camagüey, fundado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz hace casi 33 años, es puntero en Cuba en la obtención de productos con beneficios para la agricultura y la ganadería.

Entre los resultados más destacados de la institución sobresale la vacuna Porvac, contra la peste porcina clásica, que en el pasado año significó casi el 90 por ciento de las ventas, aunque la capacidad para su obtención es muy limitada, por lo que se ejecuta una inversión para incrementarla hasta 20 millones de dosis, y dar respuesta también a la demanda de mercados asiáticos.

Con orgullo habla de ese y otros resultados Manuel Expósito Negrín, especialista en formación y  capacitación, y agrega que en cuanto a la “histórica vacuna Gavac, para el control de la garrapata bovina, con más de 20 años en el sistema productivo de la entidad, la demanda ha disminuido en el sector agropecuario del país, y una de las metas es incrementar sus exportaciones”.

Este ingeniero químico, que por muchos años estuvo vinculado a la producción en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Camagüey hoy es el secretario del Comité del Partido Comunista de Cuba (PCC) en esa institución, y delegado a la Asamblea Provincial de Balance de la organización política, a celebrarse este 2 de abril.

“En todas las áreas tenemos militantes (56 de los 122 trabajadores ostentan esa condición) y eso facilita mucho todo lo que se hace, como el acompañamiento a la administración y al sindicato para cumplir con las medidas para perfeccionar la empresa estatal socialista”.

De igual forma, asegura que han seguido bien de cerca, desde los tres núcleos del PCC que integran el Comité, el sistema para el pago del salario y la distribución de las utilidades, lo cual ha revolucionado el CIGB porque “la gente se siente más identificada, puede resolver sus problemas personales con los salarios, que es uno de los anhelos de los cubanos.

El pasado año se facturaron 56 millones de pesos, con una productividad por trabajador de más de 400 mil pesos, y eso es un indicador económico muy factible”.

El Partido igualmente está inmiscuido en un programa de bienestar laboral, en el que se discuten acciones de beneficio para el trabajador, que incluye, entre otras, el desarrollo profesional de los jóvenes, con planes de matrículas en maestrías y doctorados, comenta.

Orgullo de la ciencia cubana y camagüeyana, el CIGB en el territorio agramontino tiene representación en la Asamblea Provincial de Balance del PCC, como muestra de la importancia de la ciencia y la innovación en el avance de los diferentes procesos. (Texto y foto: Juan Mendoza Medina/Radio Cadena Agramonte)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *