soberanía alimentaria agricultura cubana Ministerio de la Agricultura Plan SAN

Retos del Plan SAN para la agricultura cubana


La Habana, 1 abr.- Un enorme esfuerzo deberá realizar el Ministerio de la Agricultura a corto y mediano plazos para cumplir con los cuatro ejes estratégicos del Plan de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional (conocido como Plan SAN) aprobado a mediados del 2020.

El SAN tuvo asesoría de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la contribución de la Unión Europea, y para los agricultores implica no solo producir y comercializar alimentos.

Se trata de lograr suficientes cosechas para disminuir la dependencia de importaciones (también de insumos), consolidar los sistemas alimentarios locales, alcanzar calidad e inocuidad, disminuir las pérdidas y desperdicios, y movilizar los sistemas educacionales, de la cultura y la comunicación para fortalecer la educación alimentaria y nutricional.

Ydael Pérez Brito, ministro de la Agricultura, al intervenir este miércoles en la sesión ministerial de la Conferencia Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, insistió en promover un modelo sostenible de producción, transformar la comercialización, acceder a recursos y promover la educación nutricional, lo cual ha sido difícil en Cuba.

Constituye un vuelco, una transformación del funcionamiento de los sistemas agropecuarios, por lo que reiteradamente el titular ha afirmado que el plan no tiene precedentes y que las 63 medidas aprobadas para destrabar el sector contribuirán a los objetivos fijados para el 2030.

Se cuenta con el respaldo estatal para la entrega de tierras ociosas a productores y el acceso a créditos bancarios, reforzados con mil 800 millones de pesos del Fondo de Desarrollo Agropecuario, que se estableció en septiembre del 2021.
Pérez Brito dijo que el bloqueo estadounidense ha dificultado aún más las condiciones para lograr en Cuba soberanía y seguridad alimentarias con producciones más económicas, más adaptadas a la tierra y condiciones climáticas, y mejorar el abastecimiento en correspondencia con la demanda.


Siempre habrá que importar algo, precisó, pues es imposible obtener todos los alimentos en condiciones tropicales.

En declaraciones a la Televisión Cubana el ministro de la Agricultura llamó a que más cubanos produzcan alimentos y a incrementar la agricultura familiar, esa que se desarrolla a mediana y pequeña escala y a coordinarla con los polos productivos que se potencian en el país para, sobre todo, buscar equilibrio en los precios.

Lea más: Frei Betto: el pueblo protagoniza plan de soberanía alimentaria en Cuba

Subrayó que es una problemática que debemos enfrentar todos.

En estos momentos la agricultura es muy golpeada por las limitantes del combustible, la transportación, la falta de fertilizantes, plaguicidas, otros insumos imprescindibles e incluso de brazos para trabajar la tierra. (Texto y foto: ACN)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *