Cuba, bloqueo, Estados Unidos

El bloqueo impacta en el día a día de los cubanos


La Habana, 20 jul.- El bloqueo económico, comercial y financiero impuesto desde hace 63 años por Estados Unidos dificulta a la población cubana vivir con dignidad, disfrutar de los derechos universales a una adecuada alimentación, salud y educación, por lo que la sociedad civil exige su cese cada año ante los escenarios internacionales.

Desde sus conocimientos como investigador del Instituto Nacional de Oncología y Radiología, el doctor Lorenzo Anasagasti, explicó recientemente que las implicaciones de esa política en la salud se pueden entender desde tres aristas fundamentales: el intercambio científico, la docencia y la adquisición de medicamentos novedosos.

Según dijo a medios locales la participación en los ensayos clínicos internacionales que sean norteamericanos, o donde ellos participen, están vetados para Cuba, los productos oncológicos (medicamentos y equipos) que se necesitan en momentos específicos demoran en llegar porque esa política hostil dificulta obtenerlos de manera rápida o a precios asequibles, y aquellos que lo requerían quizás ya nunca puedan tenerlo.

La isla siempre ha demostrado su disposición de brindar ayuda al pueblo norteamericano con medicamentos que se producen en el territorio nacional, los cuales poseen una efectividad patentada, pero que a causa de las restricciones de la administración de Estados Unidos sus propios ciudadanos están imposibilitados de utilizarlos.

Por otra parte, una educación inclusiva y de calidad es una demanda de los cubanos en situación de discapacidad.

Jeuris Vega, en representación de quienes presentan alguna dificultad funcional, reclama los derechos de participar en la sociedad en igualdad de condiciones con las demás personas.

Pero se complejiza disfrutar de una educación inclusiva a partir de todos los medios que se pudieran adquirir de no existir el bloqueo, pues el criminal cerco afecta el acceso a tecnologías y cursos especiales, así como a los nuevos empleos generados por los emprendimientos, los cuales influyen en el desarrollo profesional y personal.

La mesa constituye la mayor preocupación de las familias debido a que el gobierno cubano, pudiendo adquirir productos en mercados cercanos como el estadounidense, debe ir hasta Europa o Asia, y pagarlos a precios excesivos.

Una alimentación indebida influye desde el punto de vista nutricional en la vida de los niños, adolescentes y jóvenes que necesitan productos específicos para su desarrollo.

Otras afectaciones se presentan con la importación de recursos para la calidad de la enseñanza, el intercambio científico en las distintas áreas y la formación de personal profesional y técnico que sería beneficioso para ambas partes.

Las limitadas medidas que anunció en mayo último el Departamento de Estado estadounidense sobre restablecimiento de los vuelos, la ampliación del límite de las remesas, el programa de reunificación familiar y el aumento de los servicios consulares, apenas constituyen un paso minúsculo en el entramado real de esta política de antaño.

El bloqueo es real, e influye a diario en la cotidianidad de un pueblo que durante años se enfrenta a las vicisitudes y demuestra cómo continuar a pesar de los obstáculos de un país que intenta aislarnos y asfixiarnos solo por elegir pensar diferente. (Texto y foto: ACN)

 


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *