Rusia, Servicio de Seguridad de Rusia (FSB), secuestro, aeronaves militares rusas

Rusia frustra secuestro de sus aviones militares por Ucrania


Moscú, 25 jul.- El Servicio de Seguridad de Rusia (FSB) confirmó hoy que frustraron el secuestro de aeronaves militares rusas por parte de agentes de la inteligencia de Ucrania, publicó el servicio de prensa de la entidad.

«Agentes de la inteligencia militar de Ucrania, obrando en nombre de los líderes políticos de este país, intentaron reclutar a pilotos militares rusos, a cambio de una recompensa monetaria y garantías de naturalización en alguna nación de la Unión Europea”, refiere el comunicado publicado por la agencia Sputnik.

El FSB detalló que se trataba de un plan de la Dirección General de Inteligencia del Ministerio de Defensa de Ucrania y era supervisado por los servicios especiales de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, ante todo, y los del Reino Unido.

En ese sentido, el Servicio de Seguridad ruso aseguró que identificaron tanto a los agentes ucranianos implicados en esa operación como a sus cómplices.

La inteligencia enemiga mostraba interés por cazabombarderos Su-34, bombarderos de primera línea Su-24 y hasta lanzamisiles estratégicos Tu-22 ?3, reportó anteriormente el canal Rossiya 24.

Las investigaciones demuestran que el propósito era desviar aviones hacia el aeródromo de Kanátovo, en la provincia ucraniana de Kirovograd (centro), según una charla telefónica entre un oficial de la fuerza aérea de Ucrania y un piloto ruso.

La víspera, el Ministerio de Defensa de Rusia mencionó el aeródromo de Kanátovo entre los objetivos atacados con misiles navales y aéreos de largo alcance, en las pasadas 24 horas.

Más datos suministrados por el FSB a la prensa relatan que al copiloto del avión lo iban a neutralizar mezclándole en el café un antihipertensivo. Una veintena de ampollas del fármaco que se conoce en Rusia como Clophelin fueron escondidas a tales efectos en un zulo en un bosque cerca de Volgogrado, añadió la entidad de seguridad.

Por su parte, un agente del servicio de seguridad ruso citado por Rossiya 24 supuso que la inteligencia ucraniana tampoco tendría reparos en tomar como rehenes a familiares del aviador que iba a secuestrar el Su-34

Asimismo, el FSB comunicó que una de las personas implicadas en la trama del secuestro es Christo Grozev, ciudadano búlgaro relacionado con el grupo de periodismo de investigación Bellingcat.

Grózev supuestamente facilitó un enlace para llevar a Rusia el anticipo de cuatro mil dólares al piloto que iba a desviar el avión a Ucrania.

Rusia inició el pasado 24 de febrero un operativo armado en Ucrania, luego que las autoridades de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk le solicitaran ayuda para repeler el aumento de la agresión y los intensos bombardeos por parte de Kiev.

En su discurso para informar sobre el comienzo del operativo el presidente ruso, Vladimir Putin, afirmó que el objetivo es proteger a la población de Donbass de los abusos y el genocidio de Kiev durante los últimos ocho años, además de “desmilitarizar” y “desnazificar” Ucrania. (Texto y foto: PL)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *