tiburones blancos, pez depredador más grande, camuflaje

Tiburones blancos: ¿pueden cambiar de color?


Por ser el pez depredador más grande de la Tierra, los tiburones blancos, dotados de hasta 300 dientes de sierra y de un peso de hasta 2267 kilogramos, resultan impresionantes. Ahora, una nueva investigación añade más intriga a estas bestias oceánicas, sugiriendo que los animales pueden cambiar de color, quizá como estrategia de camuflaje para acercarse sigilosamente a sus presas.

En los nuevos experimentos realizados frente a las costas de Sudáfrica, los investigadores arrastraron un señuelo de foca detrás de una embarcación para incitar a varios tiburones a saltar fuera del agua cerca de un tablero de colores especialmente diseñado con paneles blancos, grises y negros. El equipo fotografió a estos animales cada vez que saltaban, repitiendo el experimento a lo largo del día. 

Un tiburón, fácilmente identificable por un absceso en la mandíbula, aparecía tanto de color gris oscuro como de un gris mucho más claro en diferentes momentos del día. Los científicos lo comprobaron utilizando un programa informático para corregir variables como el clima, los niveles de luz y los ajustes de la cámara.

Greatwhite_Bites_Tool

Frente a Sudáfrica, un gran tiburón blanco esquiva el cebo e intenta dar un mordisco al equipo de investigación. "No hace falta decir que el experimento no salió como estaba previsto, pero los resultados fueron notables", explica Gibbs Kuguru.

Fotografía de Gibbs Kuguru

A continuación, los investigadores extrajeron un pequeño trozo de tejido de uno de los tiburones y lo llevaron a toda prisa al laboratorio, donde lo trataron con varios tipos de hormonas presentes de forma natural en los tiburones.

Utilizando una cámara timelapse y un microscopio confocal, los expertos observaron con asombro cómo los melanocitos del tiburón blanco (células de la piel que contienen el pigmento) se contraían y se volvían más claros al ser rociados con adrenalina. Al mismo tiempo, otra hormona conocida como MSH (u hormona estimulante de los melanocitos) hizo que las mismas células se dispersaran, dando como resultado un color de piel más oscuro.

Tiburones blancos: motivos por los que podrían cambiar su color

La mayor parte de la atención sobre el gran tiburón blanco en las últimas décadas se ha centrado en su carisma, dice Ryan Johnson, biólogo de tiburones de la Unidad de Investigación de Tiburones de Blue Wilderness, en Sudáfrica, y compañero de investigación de Kuguru.

"Su velocidad, su potencia, su tamaño, su capacidad para abrumar a las presas", enumera justificando su magnetismo. "Lo que me entusiasmó de esta investigación fue que queríamos investigar algo increíblemente sutil y microscópico".

Anecdóticamente, Johnson y otros científicos han observado que los tiburones blancos parecen alterar el tono de su mitad superior, o parte dorsal.

Esto es diferente del contra-sombreado, que es una estrategia de camuflaje bien conocida de muchos depredadores marinos en la que sus mitades superiores son naturalmente más oscuras y sus mitades inferiores, más claras. El contraluz evolucionó para ayudar a los depredadores a pasar desapercibidos desde arriba y desde abajo, imitando tanto la oscuridad de las profundidades como la luz solar de la superficie del agua.

Pero no hay nada en la literatura científica que sugiera que los tiburones blancos puedan cambiar de color, lo que ha motivado a Johnson y Kuguru a seguir estudiando el fenómeno. 

"Desde que terminamos el programa, salimos dos o tres veces a la semana y recogemos cientos de fotografías de los tiburones contra las tablas de colores",precisa Johnson.

La esperanza es que, al analizar un conjunto de datos más amplio, los científicos no sólo podrán verificar que el cambio de color que han documentado es algo más que una casualidad, sino también identificar un patrón de cuándo y por qué los animales pasan al modo camuflado.

Por qué tiene sentido que los tiburones blancos cambien su color

"Desde el punto de vista de la publicación, no creo que nadie haya intentado abordar la coloración del gran tiburón blanco de esta manera", afirma Michelle Jewell, quien estudia el comportamiento del gran tiburón blanco en los Museos de la Universidad Estatal de Michigan (Estados Unidos) y quien no estaba afiliada a la investigación. 

"Sin embargo, por experiencia personal, sí que notamos cambios en su color. Pero normalmente se producen a lo largo de una serie de días".

Según Jewell, la principal hipótesis de esos cambios es que los tiburones se estaban bronceando tras pasar más tiempo en aguas poco profundas, donde los rayos del sol son más fuertes.

Esta explicación no es tan absurda como parece. Un estudio de 1996 demostró que cuando los tiburones martillo jóvenes en cautividad se veían acorralados en aguas poco profundas, se volvían gradualmente más oscuros que los tiburones martillo a los que se les permitía sumergirse en aguas más profundas.

"No consideramos que esto pudiera ser algo que ellos mismos estuvieran manipulando para oscurecerse o aclararse", cuenta Jewell. "Pero tendría mucho sentido evolutivo".

George Probst, un fotógrafo que ha contribuido al proyecto de Identificación de Tiburones Blancos de la Isla Guadalupe en México, reconoce que nunca ha notado cambios de color en su trabajo.

Sin embargo, teniendo en cuenta cómo estos animales extremadamente grandes pueden aparecer de la nada, incluso cuando la visibilidad del agua es excepcional, tendría sentido que los tiburones blancos hayan evolucionado para mejorar su camuflaje de contraluz.

"No me sorprendería que lo hicieran por lo extraordinariamente buenos que son a la hora de acercarse sigilosamente", sospecha Probst, quien ha pasado cientos de horas en el agua con más de 200 tiburones blancos. "Son depredadores de emboscada que dependen del sigilo". 

Gregory Skomal, experto en tiburones y director del Programa de Investigación de Tiburones de Massachusetts (Estados Unidos), coincide en que tampoco le sorprende del todo la investigación preliminar, aunque le gustaría verla respaldada por un estudio científico más estructurado.

"Sabemos que muchas especies de peces son capaces de cambiar sus tonos de color", argumenta Skomal. "Así que creo que es un hallazgo muy emocionante". (Texto y fotos: National Geographic y tomada de Internet)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *