Camagüey, Cuba, Huevos, Ulises Rodríguez Febles, Teatro del Viento, Freddys Núñez Estenoz

Huevos, Ulises y Freddys: la fuerza del Viento (+ Fotos)


Camagüey, 25 jul.- Desde la provincia de Matanzas llegó el dramaturgo Ulises Rodríguez Febles a la Ciudad de los Tinajones para disfrutar en primera persona y a toda luz el estreno de la pieza Huevos, bajo la dirección de Freddys Núñez Estenoz.

“Que la bandera de Cuba ondeé fuerte con el Viento”, dijo el creador del texto original para dar paso al espectáculo. “Huevos es fuego, dolor, amor, decepción y esperanzas”, añadió frente al público que repletó el escenario del Teatro Avellaneda y su segunda planta.

Una hora y media después, aplausos, emociones y lágrimas por medio, concluyó la función, y allí estaba Ulises, de pie, junto a su familia, y tras saludar a los actores compartió el júbilo del éxito, del vendaval de energías, perdones y sueños.

“Estoy muy conmovido”, confesó Rodríguez Febles. “Esta cuarta puesta es de alguna manera más contemporánea, porque trae una mirada actualizada desde los códigos, los referentes, la relectura del texto, convertido en un testimonio de nuestros propios conflictos hoy.

“Las interpretaciones, el sentido de lo musical y la connotación que cobra el personaje de María, lejos de ser la mujer de Eugenio, es una especie de memoria, de reflexión crítica, desde la perspectiva de la mujer cubana”.

María, interpretado por la actriz de Teatro del Viento Ana Roberts, consiguió más de una vez las palmas espontáneas en medio de la función, al establecer una conexión sincera y empática con los espectadores que figuró, podría decirse, como un espejo de la realidad cotidiana.

“Aquí también se habla del perdón; Huevos es ante todo un acto de reconciliación”, sentenció el dramaturgo matancero, quien escribiera la obra en el 2004 y cuya primera lectura corrió a manos del colectivo Argos Teatro, luego fue llevada a escena por la agrupación Mefisto, interpretada por el Akuara Teatro de Miami, e igualmente representada por el Conjunto Dramático de Cienfuegos.

-¿Cumplió Teatro del Viento las expectativas de Ulises Rodríguez Febles?

“Sí, las cumplió. Teatro del Viento es ante todo un fenómeno estético y sociocultural, no solo de la provincia, sino del país, por la relación que tienen con el público, las cosas que logra y ese es el teatro, pues sin el público no tendría sentido.

Y una de las cosas que me hace feliz con este estreno es precisamente la estética de Teatro del Viento y el liderazgo de Freddys, la manera de dialogar, su manera, desde el respeto, de dinamitar los textos. Creo que este es un suceso cultural dentro del panorama teatral cubano y se lo agradezco ante todo a Camagüey”.

Las redes sociales convertidas en escenario de la agrupación agramontina dejan ya entrever las ansias de que el Viento sople como “torbellino huracanado” en otras zonas de Cuba, que Núñez Estenoz desplace su magia por otras geografías y demuestre que el teatro, espejo de su tiempo, es oxígeno imprescindible para continuar viviendo. (Claudia Artiles Díaz/ Radio Camagüey) (Fotos: Alejandro Rodríguez/ Adelante)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *