Camagüey, Dengue Hemorrágico, Salud Pública, Hospital Pediátrico Provincial Eduardo Agramonte Piña

Evoluciona favorablemente en Camagüey paciente pediátrico diagnosticado con dengue hemorrágico (+ Audio)


Por Yadira Nuñez Figueredo/Radio Cadena Agramonte

Con solo 10 años el pequeño David Daniel Torres Céspedes libró una batalla contra el dengue hemorrágico y gracias al equipo de médicos residentes, especialistas en cuidados intensivos y licenciados en enfermería del hospital pediátrico provincial Eduardo Agramonte Piña, ya se encuentra fuera de peligro.

Fue el pasado 21 de agosto, que ante los primeros síntomas, su madre Janny Céspedes Aguado lo llevó de inmediato a esa unidad asistencial, donde aseguró, recibió desde el primer momento una atención especial:

“Desde que acudimos al Cuerpo de Guardia del hospital recibimos una atención maravillosa. Después de tantos días de ver tan mal a mi hijo creo que hemos llegado a la meta, porque está vivo y todo gracias a los cuidados de todo el equipo médico, incluso del personal de servicio que ha estado al pendiente de su salud. Como madre exhorto a las familias a que, ante cualquier síntoma del dengue, acudan de inmediato al sistema de Salud Pública, con la seguridad de que recibirán el tratamiento que necesitan nuestros pequeños”.

El crítico estado de salud del paciente, agravado durante su estancia en el servicio de cuidados intermedios del hospital pediátrico, conllevó a su traslado en 24 horas hacia la sala de terapia intensiva, donde todavía permanece, pero reportado ahora de grave.

Sobre la atención que allí ha recibido comenta la licencia en enfermería Lourdes Rodríguez Marrero, jefa de esa área médica:

“El día 22 de agosto el pequeño David llegó a nuestra sala en un estado muy delicado por lo que requirió una entubación endotraqueal y la adaptación de un equipo de ventilación, debido a las complicaciones del dengue hemorrágico. Durante varios días permaneció acoplado y fue respondiendo favorablemente a todos los procederes médicos. Actualmente presenta un estridor laríngeo por lo que se mantiene con aerosoles. En los próximos días debe pasar a otra sala y mantenerse con el tratamiento orientado por el equipo médico, para lo cual existe la cobertura de medicamentos necesarios. Cuando devolvemos a la vida a nuestros pacientes nos queda una gran satisfacción y el compromiso se hace más grande”.

Sin todavía poder expresarse con esa naturalidad que define a los niños, el pequeño David Daniel Torres Céspedes, confirma con breves palabras sentirse mucho mejor y el infinito agradecimiento hacia los héroes de batas blancas que junto a él libraron la gran batalla:

“Me siento bien gracias a los médicos. Cuando salga de aquí quiero irme a la casa y jugar…”

El pequeño David Daniel Torres Céspedes es el primer paciente pediátrico en Camagüey diagnosticado en estado crítico a causa de un dengue hemorrágico y es también, de esos logros que engrandecen a la Salud Pública en Cuba. (Foto de la autora)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *