Camagüey, Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, Ciencia, Innovación, Proyectos, Vacunas

Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Camagüey donde confluyen experiencia y juventud (+ Fotos)


Por Yadira Nuñez Figueredo y Gladys Dailyn Morera Cordero/Radio Cadena Agramonte

El quehacer científico, los proyectos y las aspiraciones futuras, unido a la satisfacción que sienten sus trabajadores de pertenecer a una institución que contribuye al desarrollo socioeconómico de la nación distinguen al Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de Camagüey.

En los pasillos se respira el compromiso de quienes acumulan más experiencia y de las nuevas generaciones para formar un binomio perfecto que apuesta en tiempos complejos por la innovación.

Con 35 años de labor y con toda una vida dedicada a la investigación biotecnológica, Eddy Buover Fuentes, jefe del Proyecto de la Vacuna contra la Peste Porcina Clásica PPC (Porvac) asegura convencido que el complejo investigativo-productivo al que pertenece logra avanzar gracias a la preparación y calidad profesional del colectivo:

“La concepción de la investigación y desarrollo se realiza  sobre la base de productos novedosos y que a su vez cuenten con la posibilidad de ser patentados y en consonancia las áreas de producción y de ingeniería también hacen su parte”.

¿Como se aplica la innovación?

“Toda investigación es una innovación. De hecho la institución también lo es, no solo por el uso de las nuevas tecnologías, sino, también, porque el CIGB sufre el impacto del bloqueo norteamericano impuesto a la Isla para la adquisición de equipos y piezas de repuestos, insumos y materiales en general”. 

En el diálogo, habla en plural todo el tiempo con el orgullo desmedido de contar con jóvenes talentosos, uno de ellos, su hijo que hoy como parte de la política del Centro desarrolla ahí su tesis de pregrado:

“El personal es muy capacitado, sobre todo las nuevas generaciones que se forman desde los preuniversitarios y las universidades en el campo de la automatización, el mantenimiento y la ingeniería que facilitan un trabajo más ágil y con favorables resultados. Dentro de las innovaciones trabajamos en el diseño de piezas específicas para la esterilización de líneas flexibles que conectan los fermentadores con los equipos y los resultados se exponen en los fórum de ciencia y técnica a nivel de base”.

Mientras asegura que la biotecnología requiere preparación desde edades tempranas para lograr mayores rendimientos y profesionalidad se desvía del tema para acotar lo que para él significa la institución científica a la que pertenece desde el año 1988:

“Para mí el CIGB es una escuela porque a pesar de ser graduado en la especialidad de Química tuve que aprender mediante cursos y entrenamientos sobre este quehacer. En lo personal es un compromiso con los avances que exige el desarrollo científico del país y con las nuevas generaciones”.

Protagonismo Juvenil

Un por ciento importante de los jóvenes de esa institución asume cargos de dirección con responsabilidad y compromiso.  Así lo asegura Josué García Parrado, quien luego de nueve años de graduado, lidera actualmente el área de Ingeniería:

“Siempre aspiré a trabajar en el CIGB, inicié como especialista principal en el área de Ingeniería, un departamento con un peso importante en el desarrollo de las actividades que se realizan, pues es el grupo encargado de impulsar el proceso de gestión de equipamiento e infraestructura de la institución”.

A sus 32 años a este joven entusiasta le satisface trabajar en un centro científico donde “los productos que se comercializan tienen un impacto directo en la vida del país y a partir de las exportaciones en la rama agropecuaria de vital importancia para el avance de la economía del país”.

“Recientemente trabajamos en la modificación de un fermentador para el cultivo de células de mamíferos con el objetivo de incrementar las capacidades productivas que actualmente no satisfacen la demanda”.

Además, de ser una unidad docente, el Centro les brinda a las nuevas generaciones la posibilidad de superarse profesionalmente de asumir cargos de dirección y responsabilidades decisivas en proyectos y tareas de relevancia que dan continuidad a una obra fundada por nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Con un alto nivel de permanencia de los trabajadores, el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Camagüey se caracteriza por el aporte y el compromiso de los jóvenes, quienes, de la mano de la experiencia, intercambian saberes y demuestran con el quehacer cotidiano el amor por la ciencia. (Fotos: Cortesía de los entrevistados)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *