Camagüey, Cuba, recuperación, huracán Ian, Pinar del Río, contingente Eliseo Acosta, azucareros, huracán Irma, comunidad Brasil

Contingente azucarero Eliseo Acosta, de Camagüey, apoya recuperación en Pinar del Río (+ Fotos)


Camagüey, 18 oct.- Hace cinco años, tras el paso del huracán Irma por Camagüey, el quehacer del contingente Eliseo Acosta Pérez, integrado por trabajadores azucareros de toda la provincia, fue decisivo en la reconstrucción de varias comunidades en el poblado de Brasil, municipio de Esmeralda.

Hoy esa fuerza solidaria vuelve a la carga para apoyar la recuperación en Pinar del Río, luego de los daños ocasionados por Ian.

Minutos antes de partir, Radio Cadena Agramonte conversó con varios de esos hombres, como Ramón Acedo, chofer en la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) El Entronque, quien después de un lustro repite las vivencias, ahora en el occidente de Cuba, para levantar casas donde el viento y la lluvia todo lo destruyeron.

“En aquella ocasión las unidades productoras del Grupo Empresarial AzCuba en la provincia, cumplimos con interrelación y compromiso y así también lo haremos en Pinar. No nos interesan las condiciones, solo el trabajo, y para eso vamos obreros agrícolas cañeros, mecánicos y operadores de combinadas, incluyendo a los de la UBPC La Araucana hasta totalizar 12 compañeros”.

A ellos se suman nueve trabajadores de la Empresa Forestal, entre los que se encuentra Fermín Nápoles Carmenates, con motosierras y “mucho espíritu de trabajo” como principal cargamento.

Isabel González Cárdenas, responsable del Gobierno Provincial en las inversiones turísticas en Cayo Cruz, marcha al frente del contingente, con la experiencia de hace cinco años, cuando se desempeñaba como presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular.

La utilización de palmas y maderas con las que a su paso arrasó el ciclón constituyó, entonces, una buena estrategia para revitalizar el fondo habitacional, y tales conocimientos transmitirán a los pinareños, en esta “tarea de gran envergadura e importancia que se organizó en tiempo récord. La respuesta de los hombres, tras la convocatoria, fue con rapidez, entusiasmo y compromiso”.

En ese empuje estuvo la mano de Melba Ana García González, presidenta de la Asociación de Técnicos Azucareros de Cuba en Camagüey, y asegura que es de “mucho orgullo que el contingente- bautizado por ella misma en aquel septiembre de 2017- haya sido llamado de nuevo al combate.

Eliseo Acosta tuvo, entre sus múltiples méritos, un papel importante en la salvación de la caña de azúcar tras la guerra biológica emprendida por Estados Unidos contra Cuba, y este colectivo le hace honor, con sus resultados, a su gran obra”.

Como directora adjunta de la extinta Empresa Azucarera Camagüey, Melba vivió y guió cada detalle de la recuperación en Brasil, donde implantó un sistema de trabajo y chequeo que posibilitó la edificación de más de 200 viviendas y otros locales, como la bodega, experiencia que ahora viaja al oeste del país, con el buen ánimo de aplicarla.

“Ellos van con la idea, como mismo se hizo en Brasil, de no solo trabajar, sino también de conectar con la gente de allí, porque el alma también hay que curarla. Sé que pondrán bien en alto el nombre de Eliseo, de Agramonte y de los azucareros”.

La prontitud con que todo se concibió desde el pasado sábado en la tarde hasta la salida este lunes lo previó todo, incluyendo la logística: botas, ropa, guantes, machetes, medios de protección visual y otros recursos que no dan pie a la dilación para empezar la misión, gestionados por las propias empresas aseguradoras de AzCuba en el territorio camagüeyano.

En el grupo sobresalen jóvenes como Didier Luis Cordoví Pérez y Yosniel Pérez Morales, dos de los nueve que pertenecen a la Empresa Forestal; y otros más experimentados como los de la UBPC El Entronque, Noel La Rosa Cejas, mecánico, y Jorge Verges Cervantes, operador de combinada; todos sin tiempo indefinido de retorno, aseguran, pues el regreso lo marcará el cumplimiento de la encomienda.

Hasta Pinar del Río llegan agroazucareros camagüeyanos, que una vez más tienen una zafra alejada de cañaverales y molinos, pero tan necesaria como la que se vive en los campos y las industrias, porque allá, en Vueltabajo, devolverán esperanza y alegría. (Texto y fotos: Juan Mendoza Medina/ Radio Cadena Agramonte)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *