Cuba, Manuel Marrero Cruz, Atención Primaria, Salud, Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud

Destaca Marrero Cruz importancia de la atención primaria de salud en Cuba


La Habana, 11 nov.- La atención primaria es el cimiento que sustenta el sistema de salud cubano y sus profesionales son los que mejor conocen las comunidades y los problemas que afectan a sus poblaciones, afirmó Manuel Marrero Cruz, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y primer ministro de la República.

Al intervenir en el Pleno del Comité del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud (SNTS), el jefe de Gobierno instó a desde el trabajo sindical  continuar el perfeccionamiento del Programa del Médico y la Enfermera de la Familia, creado por Fidel Castro, líder histórico de la Revolución cubana.

En el Centro de Convenciones de Cojímar señaló que completar los equipos de salud y garantizar su permanencia en los consultorios es fundamental para mejorar la calidad de la atención médica.

Marrero Cruz reconoció el esfuerzo que realizan los profesionales del sector en la búsqueda de alternativas ante las limitaciones de recursos, provocadas fundamentalmente por el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos.

Muchos de los indicadores que Cuba exhibe actualmente se los debe a años de trabajo desde la atención primaria, expresó el doctor José Angel Portal Miranda, ministro de Salud Pública.

Destacó lo imprescindible que resulta la labor en las comunidades y llamó a estrechar los vínculos con las estructuras sindicales para dar solución a los problemas y garantizar un mejor servicio a la población.

Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Buró Político y secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), reconoció el desempeño de los sindicalistas del gremio, uno de los más grandes del país, y resaltó el valor de las jornadas de discusión desarrolladas como parte del Pleno.

Acerca del trabajo del SNTS, Santiago Badía González, su secretario general, manifestó que ante los desafíos sanitarios y sociales corresponde a la organización incidir en el fortalecimiento de las estructuras sindicales, trabajar en la idoneidad de los dirigentes de base, potenciar la participación en actividades de ciencia e innovación, promover una mayor estimulación al trabajador, así como diseñar acciones de comunicación y divulgación. (Texto y foto: ACN)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *