Cuba, FAO, Naciones Unidas, Alimentación, Agricultura, La Habana, huracán Ian

Apoya la FAO a Cuba en producción de alimentos tras Ian


La Habana, 2 dic.- La representación en Cuba de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) informó hoy que apoya la rehabilitación de la producción local de alimentos en las zonas afectadas tras el paso del huracán Ian.

Este apoyo es con el respaldo financiero del gobierno de Bélgica, proveniente del Fondo para Actividades de Emergencia y Rehabilitación – Capacidad de Respuesta de Insumos Agrícolas (SFERA-CRIA), precisó, además, la Oficina de la FAO en la capital cubana.

Con un impacto directo en la protección de los medios de vida de productoras y productores de las áreas más afectadas, un total de 500 mil dólares se destinó a la adquisición de techos para la rehabilitación de 30 naves avícolas, añadió la nota.

Lo anterior, ilustró, permite que dos mil 380 personas recuperen sus medios de vida en los municipios más afectados de las provincias de Pinar del Río (Pinar del Río, Viñales, La Palma, Los Palacios, Consolación del Sur, San Juan y Martínez y San Luis) y Artemisa (Bahía Honda, Candelaria y San Cristóbal).

Esto también aumentará la disponibilidad de huevos en las comunidades y el consumo de proteína animal, lo cual contribuirá a mejorar la nutrición y la salud de un millón 425 mil personas vulnerables (285 mil hogares), incluidos niños menores de cinco años, y mujeres embarazadas y lactantes, indicó.

Aun cuando estos recursos son insuficientes para la rehabilitación de la producción local de alimentos en las zonas afectadas, aportan un buen impulso para lograr impactos importantes como parte de la respuesta del sistema de las Naciones Unidas y su Plan de Acción, aseguró el Representante de la FAO en Cuba, Marcelo Resende.

Resende recorrió en octubre último algunos de los municipios de Pinar del Río más afectados por el huracán Ian, para brindar apoyo técnico en la recuperación.

Dichos fondos complementan otros recursos movilizados provenientes del Fondo Central de Respuesta a Emergencias (CERF) de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA), con el objetivo de apoyar la rehabilitación de la producción agrícola y la protección de los medios de vida de las productoras y productores en las áreas más afectadas.

El 27 de septiembre, el huracán Ian azotó durante más de siete horas las provincias occidentales de Cuba causando graves daños en sectores como la vivienda, la agricultura, servicios eléctricos, telefónicos e hidráulicos.

A pesar de las medidas tomadas por el Gobierno para cosechar temprano los cultivos existentes y evacuar el ganado, el evento meteorológico causó pérdidas muy significativas en el sector agrícola y pesquero, así como en las instalaciones de almacenamiento, comercialización y procesamiento, limitando la disponibilidad y el acceso a los alimentos.

Tras su devastador paso por el Occidente de Cuba, en el sector ganadero murieron más de 80 mil animales, incluyendo 16 mil 800 gallinas ponedoras. Asimismo, el 82 por ciento de los centros de distribución de alimentos sufrió daños severos y el 57 de los Sistemas de Atención a la Familia (SAF). (Texto: PL)(Foto: Archivo)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *