Camagüey, Presupuestos, Central de Trabajadores de Cuba, Economía

Se alista Camagüey para presentación a los trabajadores de los planes y presupuestos


Camagüey, 12 ene.- Como cada año, dirigentes sindicales de Camagüey se alistan para el desarrollo del proceso de presentación y discusión de los planes y presupuestos en todos los colectivos laborales, el cual iniciará el 15 de enero y concluirá el 31 de marzo.

Según explicó Agustín Arribas Rodríguez, miembro del secretariado del Comité Provincial de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), en el territorio agramontino se deben desarrollar más de cuatro mil 600 asambleas y unas 231 de representantes; cifras, que unidas a las de otras provincias como La Habana, Matanzas, Villa Clara, Holguín, Granma y Santiago de Cuba, suman más del 65 por ciento del total que se ejecutará en el país.

"Esto significa, apunta el dirigente obrero, que Camagüey resulta vital para el desarrollo de la nación, por los componentes industriales, agropecuarios, cañeros, azucareros y ganaderos que lo caracterizan".

Hasta la fecha se presenta como principal inconveniente para el éxito del proceso la demora en la desagregación de los planes; porque aunque desde diciembre la Asamblea Nacional del Poder Popular aprobó el plan del país, a entidades del sector agropecuario y alimentario en la provincia aún no han llegado y, por tanto, se limita la organización de los cronogramas de presentación.

Las reuniones que se efectuarán, como añade el dirigente, deben estar orientadas a la creación de compromisos por parte de los trabajadores para asegurar los planes. "No debemos enfocarnos en lo que nos falta, sino aprovechar lo que tenemos para entender cómo hacer más, incrementar producciones y mejorar los servicios", aseguró.

Y es que estas discusiones deben ser el espacio ideal para concretar el uso óptimo de los pocos recursos con que se cuenta en pos de las urgencias económicas.

Para ello, apuntó, es necesario que los dirigentes obreros organicen bien la asamblea, escojan un espacio adecuado, determinen lo que se presentará y cómo se hará y garanticen la asistencia, la participación y la presencia de las máximas autoridades del centro y, si es necesario, de los grupos nacionales.

La preparación y el diseño de los informes resulta otro momento importante para el proceso. En este último aspecto, como señaló Arribas Rodríguez, se debe emplear un lenguaje claro y apoyarse en unidades físicas y no en valores para detallar los planes; y no olvidar elementos esenciales como el presupuesto para los medios de protección y para la estimulación moral y material de los trabajadores. (Texto y foto: Trabajadores Digital)


En esta categoría

Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *