logo


Patricio Ballagas: un símbolo de la cultura de Camagüey

Por Juan G. Mendoza Medina/Radio Cadena Agramonte

Quiso el destino con sus ironías que el tema musical “Te vi como las flores”, compuesto por el trovador camagüeyano Patricio Ballagas Palacio, fuera estrenado el día en el que cerraba los ojos para siempre, el 15 de febrero de 1920. A partir de entonces, esa canción fue rebautizada con el nombre de “Adiós a la vida”.

Ignacio Agramonte: desde sus orígenes

Por Yolanda Ferrera Sosa/ Radio Cadena Agramonte.

Este 23 de diciembre el tributo vuelve a los corazones de quienes con justo orgullo portan el patronímico de agramontinos. En la noche de igual fecha, pero del año 1841, en la notable mansión de dos plantas ubicada en la entonces calle de la Soledad, marcada con el número 5; nacía Ignacio Eduardo Francisco de la Merced Agramonte Loynaz, también conocido como El Mayor.

Cementerio General de Camagüey, una historia centenaria

Por Miozotis Fabelo Pinares/ Corresponsal de Radio Rebelde

El Cementerio General de Camagüey, el más antiguo en funcionamiento en Cuba, fue fundado el 3 de mayo de 1814, en lo que entonces se consideraba la  periferia de la Villa de Santa María del Puerto del Príncipe; y hoy  forma parte de una ciudad, Monumento Nacional y Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Universidad de Camagüey

La Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte” fue la primera  construida por la Revolución, y en ella se han graduado en sus 43 años de labor más de  21 500 profesionales en cursos diurnos, para trabajadores, mediante la Universalización de la enseñanza y a través de la Educación a distancia. De ellos más de mil son extranjeros, de 36 nacionalidades, y también muchos proceden de las provincias de Ciego de Ávila y Las Tunas, Granma y Sancti Spíritus, entre otras regiones del país. Universidad de Camagüey, sueños y realidades del socialismo

La belleza de un amor entre cartas

Por Raysa Mestril Gutiérrez/ Radio Cadena Agramonte

Las bellas cartas de amor que escribiera Ignacio Agramonte a Amalia Simoni, además de ser un valeroso testimonio histórico, muestran los sentimientos de un hombre que vivió, amó y luchó intensamente.En ellas se aprecia el disfrute espiritual, por lo auténtico de las ideas que expresan: la certeza de lo bueno y lo noble, lo creíble y lo imperecedero.

Amalia, más allá de los apellidos y las distinciones

Por Dania Díaz Socarrás/ Radio Cadena Agramonte

Un hospital, un círculo infantil (guardería), una escuela, una casa de niños sin amparo familiar, son lugares que llevan hoy su nombre; pero no es el frío homenaje de un cartel lo realmente importante, sino que en esos sitios, y en el actuar de mucha gente, permanece viva Amalia Simoni Argilagos.

En El Camagüey nació el constitucionalismo mambí

Por Elda Cento Gómez/ Académica e investigadora, Premio Nacional de Historia 2015

El camino recorrido por el pueblo cubano en aras de lograr su libertad y soberanía está marcado por hechos de una relevancia impresionante.

La Calle Mayor en el corazón de los camagüeyanos

Por Adolfo Silva Silva/ AIN.

Une a la vetusta Plaza de la Merced -hoy de los Trabajadores- con el puente de La Caridad, en un recorrido sinuoso que se despeña a orillas del Hatibonico, un río con emblemas ancestrales.

Amalia Simoni, paradigma de fidelidad y entrega a la Patria


Por Miozotis Fabelo Pinares/ Colaboradora de Radio Cadena Agramonte.

Amalia Simoni Argilagos, casada con el también camagüeyano Ignacio Agramonte y Loynaz, el 1ro. de agosto de 1868, apenas cuatro meses después del matrimonio, acompaña a su esposo y compañero a la manigua mambisa.

El aura blanca

Leyenda camagüeyana inmortalizada por La Avellaneda: Gozaba el religioso franciscano José de la Cruz Espí (1763 - 1838), el Padre Valencia, del cariño del pueblo principeño: brindaba servicios, mediaba en disputas y aconsejaba. Un día decidió construir un lazareto y lo logró. Era el hospital el orgullo de la ciudad. Pero he aquí que murió, y llegó la escasez y el hambre para los leprosos.

Camagüey a través de un lente (+fotos)

Camagüey, esa ciudad sobria, sosegada, inmaculada, que tantos versos le arrebató a poetas y músicos –como aquel emblemático “suave comarca de pastores y sombreros” de Guillén-, luce hoy, más allá de los cinco siglos de historia que envuelven sus calles y edificios, tan común como siempre. El lente de la cámara curiosa de uno de nuestros fotorreporteros captó estas nítidas imágenes que recrean la serenidad indiscutible y muy propia de esta urbe.

Casa natal Carlos J. Finlay: ejemplo de devoción

Por Yolanda Ferrera Sosa/ Radio Cadena Agramonte

Los museos no son fríos inmuebles que acogen exponentes de personas o de sucesos a través de la historia de la humanidad: ellos pueden transmitir a quienes recorran sus salas ese halo de evocación que posibilita un mayor acercamiento a sus esencias. Así sucede también con la Casa donde naciera, en la ciudad de Camagüey, el insigne científico Carlos J. Finlay, a quien se debe el descubrimiento del agente transmisor de la fiebre amarilla.

Bebidas en el Camagüey del siglo XIX

Por Manuel Villabella

Como se acerca el fin de año y el “Havana Club” o nuestro “Puerto Príncipe”, junto a otras bebidas, el cerdo y el congrí, estarán de moda, me ha parecido oportuno rememorar las bebidas principeñas en el siglo XIX.

Ignacio Agramonte: heroico hijo de Cuba

Por Cilio Díaz.

Cuando el 23 de diciembre de 1841 nació en Puerto Príncipe (hoy Camagüey) Ignacio Agramonte y Loynaz, Carlos Manuel de Céspedes tenía 22 años de edad; 14 Salvador Cisneros Betancourt; 5 Máximo Gómez; 2 Calixto García y 4 años después vendría al mundo Antonio Maceo.

Para interpretar al Camagüey

Por Yolanda Ferrera Sosa/Colaboradora Radio Cadena Agramonte.

Entre las edificaciones que escoltan al parque “Ignacio Agramonte” -en el centro histórico urbano de la ciudad de Camagüey, Patrimonio Cultural de la Humanidad- se encuentra lo que fuera en tiempos de la colonia española el inmueble más alto de la otrora villa: el edificio Collado, ubicado en la calle Martí, entre Cisneros e Independencia.

Camilo: Comandante de pueblo

Por Rosa María González López /Servicio Especial de la AIN

Casi al filo de la media noche del ocho de enero de 1959, durante el discurso pronunciado por Fidel Castro en la Fortaleza Militar de Columbia -colofón del multitudinario recibimiento que el pueblo habanero le hizo a las tropas rebeldes y a sus líderes- el Comandante en Jefe se dirigió al legendario Héroe de Yaguajay con una memorable expresión: “¿Voy bien, Camilo?”