logo

La Habana, 8 dic.- En la continuidad de su política de subversión en contra de Cuba, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) entregó a la organización Directorio Democrático Cubano, que dirige el terrorista cubano Orlando Gutiérrez-Boronat, un total de 97 mil 321 dólares  para financiar un programa llamado La verdad sobre la explotación en el turismo cubano.

La organización es una de las tantas con base en la Florida y otros lugares de EE.UU. que integran la llamada "industria anticastrista", que pretende el derrocamiento de la Revolución cubana con el soporte y apoyo de instituciones oficiales del gobierno norteamericno, y cuyos integrantes como vulgares mercenarios se han enriquecido con el dinero que le entregan las administraciones de la Casa Blanca.

El sitio web Cubadebate refleja la información publicada por el periodista estadounidense Tracey Eaton en su sitio Cuba Money Project, que señala que tal organización se promociona como defensora de la democracia en Cuba “a través de varias formas no violentas”, según informa, aunque desde su  surgimiento a principios de los años 90 se ha dedicado a promover en Cuba acciones de provocación, subversión y llamados a la desobediencia civil.

Gutiérrez-Boronat expresó el pasado 4 de diciembre su apoyo a una invasión armada a Cuba para derrocar al gobierno socialista, si los soldados cubanos usan fuerza letal contra los cubanos que se oponen al gobierno.

"Si hay una represión mortal, el uso de la fuerza militar para reprimir al pueblo de Cuba, es legítimo y pedimos una intervención internacional liderada por Estados Unidos para derrocar ese régimen y acabar con él", declaró el connotado terrorista, también coordinador de una llamada Asamblea de la Resistencia Cubana,  según refiere la mencionada fuente.

El Directorio Democrático Cubano ha recibido al menos seis millones 970 mil 939 dólares de manos de la USAID y el Departamento de Estado en el período del 2006 al 2019, con el único fin de agredir a la Revolución cubana, de acuerdo con el recuento año a año que ha realizado este periodista de los informes públicos que tiene que ofrecer esa agencia por las propias leyes norteamericanas.

Un prestigioso investigador cubano, José Luis Méndez Méndez, ha señalado que este Directorio Democrático Cubano (DDC) tiene sus auténticas raíces en el llamado Directorio Revolucionario Estudiantil, creado por la CIA.

"El proceder del DDC reúne todas las características de grupos similares concebidos por entidades especializadas norteamericanas dedicadas a la subversión, y a los distintos tipos de propaganda, que en sus matices se orientan a la desestabilización de gobiernos que no son afines a los intereses de Estados Unidos.

"Su  limitada membresía,  su  carácter elitista,  el hecho de que la parte ejecutiva sólo la desarrolle su núcleo directivo, por los ilimitados recursos disponibles que son canalizados por entidades gubernamentales de Estados Unidos, por la forma profesional de actuar, la selección de los países y situaciones donde influir, el  desarrollar sus misiones fuera del territorio norteamericano, y los antecedentes de sus principales directivos, conforman un perfil que califica para constituir una entidad ejecutiva de los servicios estadounidenses de espionaje", señaló el especialista. (ACN) (Foto: Archivo)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *