logo

Central Siboney, de Camagüey, empeñado en cumplir su plan de producción


Camagüey, 7 ene.- Tras los contratiempos de la zafra chica, el central Siboney inició el mes de enero, y con él, la etapa grande de la campaña, con el compromiso de materializar su plan de producción del crudo, que luego de 16 años consecutivos, en el anterior vio interrumpida esa buena racha.

Las dificultades con el abastecimiento de caña ha sido el principal problema enfrentado por los obreros industriales del ingenio del municipio de Sibanicú, después de la arrancada hace ya un mes, el pasado 4 de diciembre, aunque desde finales del 2020 se aprecia un despertar, al decir del director Jorge Ramón Valdivia Velázquez.

“El puerto está recibiendo azúcar de calidad y se cumplen importantes parámetros como la generación, el consumo, la entrega y el autoabastecimiento energético. Se estaba recibiendo caña con 23 horas sobre carro, porque más de la mitad de los suministros provenía de campos fuera del territorio, pero es una situación que va a cambiar”, asegura el directivo.

A eso se le suma el mejor precio de pago a los productores de la gramínea, que también deberá incentivar el arribo de la materia prima más idónea, lo cual se traduce en mayor eficiencia en el proceso fabril.

Sobre el impacto de la Tarea Ordenamiento, Valdivia Velázquez explicó que “ha venido a mejorar la pirámide que estaba invertida, pues se paga el conocimiento. Aquí hay varios másteres que cobraban menos que un obrero, y ahora eso cambia.

“Hay que trabajar y dirigir con más inteligencia. Además, cada tres meses se hará la distribución de utilidades, si hay condiciones para eso, y yo pienso que sí”.

Trabajadores de experiencia y otros que recién se incorporan, constituyen una fortaleza para el central. En el primero de los grupos se encuentra Nieva Teresa Nieves Nieves, química principal en el área de Laboratorio, y quien luego de transitar por varias responsabilidades durante 20 años, hoy tiene el encargo de realizar los análisis especiales, chequear el trabajo de sus compañeros y efectuar las auditorías internas.

En tanto, Jorge Luis Barreras Machado vive su segunda zafra, ahora en la centrífuga, con muchas ansias de seguir superándose, aspecto que considera ha sido favorable hasta el momento, de la mano de Wenseslao Jorge Corrales, “un maestro” que lleva ya 51 años en la industria azucarera, en estos momentos como técnico de fabricación.

El Siboney es uno de los tres centrales que hacen zafra en Camagüey en la actual contienda, y solo resta la incorporación a las faenas del Batalla de las Guásimas, en Vertientes.

La industria del municipio de Sibanicú enfrenta los contratiempos “porque este año tenemos el compromiso moral de revertir el incumplimiento anterior. Confíen en el Siboney, como lo ha hecho la dirección del país y de la Revolución”, sentenció el director. (Texto y foto: Juan Mendoza Medina/ Radio Cadena Agramonte)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *