logo

La Habana, 12 ene.- Para las Brigadas Técnicas Juveniles (BTJ), la celebración del 15 de enero, Día de la Ciencia Cubana, devendrá ocasión para premiar resultados, talento y virtudes, ante todo la de perseverar en el empeño por impulsar el desarrollo económico y social del país, a pesar del genocida bloqueo imperial y el azote de la Covid-19.

Jeiller Carmona Brito, presidente de ese movimiento juvenil con 56 años recién cumplidos, confirmó a la ACN que a propósito de la fecha un grupo de brigadistas recibirá el reconocimiento de sus colectivos y la sociedad toda, así como también el certificado que los acredita merecedores del sello Forjadores del Futuro en 2020.

Hablamos del mayor lauro que anualmente, y a propuesta del Consejo Nacional de las BTJ, otorga el Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas a los más destacados en la investigación y creación científico-técnicas y la aplicación de sus resultados.

Al reconocimiento individual se sumará la entrega de la condición de Colectivo Forjador del Futuro a varios centros de trabajo, sobresalientes por la labor científica de sus jóvenes.

Como botón de muestra de lo anterior, Carmona Brito mencionó el Centro de Estudios sobre la Juventud, institución con un bien ganado prestigio dentro de la comunidad científica y que el próximo 14 de diciembre cumplirá medio siglo medio de fundada.

Entre las muchas maneras de festejar el Día de la Ciencia Cubana igual destaca la XVII Exposición Forjadores del Futuro, que recién echó a andar camino a la gran cita en diciembre venidero, y que para este viernes tiene reservado en su calendario no pocas muestras a nivel de base, en los colectivos laborales.

Días como este invitan a reflexionar y a actuar, porque ciencia y tecnología pueden ser utilizadas para agredir, someter e, incluso, exterminar, o servir al bien y a la vida, a la preservación del planeta y de la especie humana, a la conquista de un desarrollo real y sostenible en un mundo de paz, con equidad y justicia para todos, enfatizó el Presidente de las BTJ.

La pandemia de la Covid-19, que lo ha trastrocado todo, ha marcado sin embargo muy claramente esa línea divisoria, y nadie puede dudar de qué lado están Cuba, sus trabajadores del sector de las ciencias y específicamente sus jóvenes, que han aceptado el desafío y se han crecido en esta larga y dura batalla por la salud y la vida, añadió.

A todos, gracias, en este 15 de enero y cada día, pero sobre todo a Fidel, por su apoyo, su confianza y esa formidable luz larga, que le permitió avizorar, desde los albores mismos de la Revolución, que para todos los tiempos el futuro de nuestra patria no puede ser sino de hombres y mujeres de ciencia y conciencia, añadió Carmona Brito. (Texto y foto: ACN)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *