logo

El 28 de enero de 1853, en la habanera calle Paula, en la casa marcada con el número 41, llegó al mundo José Julián Martí Pérez. El hijo de Don Mariano y Doña Leonor, no tardó en sentir la opresión que el colonialismo español causaba a los cubanos.

La generación del centenario no dejo morir a su apóstol y su obra sigue en continuidad perene en la nueva generación de los cubanos. 



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *