logo

La Habana, 22 feb.- Urge que este foro cumpla con su mandato de negociar tratados multilaterales en materia de desarme, y atienda de manera prioritaria el desarme nuclear, aseguró hoy el ministro de Relaciones Exteriores cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, durante su intervención virtual en el Segmento de Alto Nivel de la Conferencia de Desarme.

El canciller resaltó la importancia de preservar los acuerdos de desarme y control de armamentos, y saludó que Rusia y Estados Unidos hayan extendido el tratado de Reducción de Armas Estratégicas, START III, único de su tipo entre Moscú y Washington.

Nos congratulamos por la entrada en vigor del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares (TPAN), un verdadero hito en los esfuerzos internacionales hacia un mundo libre de estas armas, agregó el diplomático al intervenir en el foro, que sesionó de manera virtual.

Sobre la actuación de Cuba ante el desarme, el canciller aseguró que su país se enorgullece de haber sido el quinto Estado en ratificar el TPAN, y anunció que la mayor de las Antillas depositó el pasado 4 de febrero el instrumento de ratificación del Tratado de Prohibición Completa de Ensayos Nucleares.

Rodríguez Parrilla alertó que hoy más que nunca está en riesgo la propia supervivencia humana, pues la paz y la seguridad internacionales se ven amenazadas por conflictos, guerras de rapiña y no convencionales, actos de agresión e intentos de cambio de régimen, y por una carrera armamentista que dilapida el desarrollo sostenible de los pueblos.

A este contexto, señaló, se suman las múltiples crisis generadas por la devastadora pandemia de la Covid-19, que muestran la fragilidad de un mundo donde no se garantiza el acceso universal a servicios básicos de salud, mientras se modernizan y amplían los arsenales nucleares y se fortalece su papel en doctrinas militares de defensa y seguridad.

Se impone el fortalecimiento del multilateralismo y el respeto irrestricto a los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y del Derecho Internacional; la convivencia pacífica entre las naciones exige que los gobiernos se abstengan de ejercer presiones sobre otros, y de aplicar injustas medidas coercitivas unilaterales, resaltó.

En su intervención, el titular del ministerio de Relaciones Exteriores cubano instó a la nueva administración estadounidense a revocar la absurda e injustificada decisión de incluir a Cuba en la lista de Estados patrocinadores del terrorismo.

De igual forma, reiteró la plena vigencia de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz; y aseguró que un mundo de justicia, dignidad y paz es posible si prevalece la cooperación entre los Estados, se observan el Derecho Internacional y los derechos de los pueblos a la paz, el desarrollo y la justicia. (ACN) (Foto: Granma)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *