logo

Camagüey, 25 feb.- Más de nueve mil camagüeyanos menores de 35 años han recibido la distinción Jóvenes por la Vida, y su incidencia ha impactado en el enfrentamiento a acaparadores y revendedores, centros de aislamiento, y se extiende ahora a las zonas bajo vigilancia.

Estudiantes y trabajadores han merecido en la provincia la condición que otorga la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), por dedicar sus jornadas a labores de limpieza o cocina en hospitales y centros de aislamiento, o por destacarse en la producción de alimentos.

Varios de ellos sirven de personal de apoyo en estos momentos en la Escuela Pedagógica Nicolás Guillén Batista, el Centro Mixto Máximo Gómez Báez, y la Escuela de Iniciación Deportiva Cerro Pelado, misión que resaltó la primera secretaria de la UJC en la provincia Kelly Álvarez Fernández.

La líder juvenil agregó que ahora las nuevas generaciones se suman también a labores de mensajería en las zonas que permanecen bajo vigilancia, para evitar que tenga que entrar a ellas personal ajeno al área para desarrollar tales funciones.

Además, se han vinculado a los consultorios del médico de la familia para complementar el trabajo de médicos y enfermeras e identificar en la comunidad viajeros o vecinos con síntomas respiratorios que requieran atención, no solo a través de las pesquisas, sino también de la observación a partir de su permanencia en las áreas. (Dania Díaz Socarrás/ Radio Cadena Agramonte) (Foto: ACN)



Comentarios


Tu dirección de correo no será publicada *