Jueves, 15 de Abril de 2021
Radio Cadena Agramonte

Instagram Facebook Twitter Youtube IVOOX

Jueves, 15 de Abril de 2021

El Partido es la vanguardia del pueblo, la seguridad del pueblo, la garantía del pueblo


Viernes, 26 de Febrero de 2021 - 22:37:56 | 1273 | |

Lecciones de febrero en el enfrentamiento a la Covid-19 en Camagüey

En este artículo: Lecciones de febrero, enfrentamiento a la Covid-19, Camagüey



Por Juan Mendoza Medina/ Radio Cadena Agramonte.

La última semana de febrero ha sido la más complicada en Camagüey desde el inicio de la presencia de la Covid-19 en Cuba, hace ya casi un año.

Solo desde el pasado lunes y hasta este viernes, se diagnosticaron 245 pacientes con la peligrosa enfermedad, lo cual evidencia el alto riesgo que todos corremos de enfermarnos, no ya solamente en las grandes ciudades como la cabecera provincial o Florida, sino también en el resto de los municipios.

¿Es posible controlar el SARS-Cov-2 a pesar de su alta contagiosidad? La respuesta es Sí. Y digo controlar, porque se sabe que no habrá paz definitiva hasta la inmunización, un sueño hace algunos meses, pero que ya es una realidad cada vez más cercana.

Entre las normas elementales para combatir la epidemia, sobresalen tres reglas esenciales que no acaban de formar parte de la vida cotidiana de los agramontinos.

El uso del nasobuco es una práctica que disminuye las posibilidades de entrada del virus por las vías de acceso, y si bien casi la totalidad de las personas lo emplean en las principales vías públicas, no sucede así en zonas apartadas de la ciudad, donde por las calles se transita con la mascarilla en la barbilla, o en el peor de los casos, con la boca y la nariz descubiertas.

Poco se ha interiorizado en que no basta con colocarse ese aditamento, pues se pierde su efecto si se manipula con las manos y luego estas no se desinfectan, o si el nasobuco no se ajusta bien y permite la salida de partículas de saliva o requiere que quien lo porte lo toque con frecuencia.

La segunda clave del éxito está en el distanciamiento físico, una premisa que se echa por tierra en las extensas y compactas colas que no cesan.

Con todo y la escasez de productos, la indisciplina le gana a ese desabastecimiento, porque hay una preferencia casi genética a la aglomeración, tal vez porque sabemos que si se cede espacio, está el oportunista al acecho, esperando a ver quién se “duerme en los laureles”.

Y es que, el controvertido tema de los coleros, revendedores y acaparadores sigue siendo una realidad en esta provincia. Solo unas pocas semanas ese mal logró controlarse, pero persiste, sin que las administraciones de las unidades, los Destacamentos creados para ese enfrentamiento, o los cuerpos de inspección tomen verdaderas cartas en el asunto.

Es evidente que esos personajes existen y forman un grupo numeroso, pues las ofertas en el grupo digital creado en Facebook bajo el nombre de Revolico Camagüey, en las puertas de las casas o del vendedor en bicicleta que pregona lo mismo que expusieron a la venta en los establecimientos comerciales son ejemplos que hablan por sí solos, sin que por cierto se aprecie tampoco un enfrentamiento contra esos personajes.

Sé de enormes listas con días de antelación para comprar, de personas que burlan la movilidad restringida y antes de las cinco de la mañana ya transitan por las calles y otros casos más de historias que también a  usted le cuentan a diario.

Además, al tema de las colas no se les han aplicado todos los antídotos posibles, como pudiera ser la agilización de la venta en las unidades, lo cual tiene que ver con el factor humano que labora en el sector de prestación de servicios. Tampoco, a mi juicio, se logra mucho cuando se cierran varios establecimientos y las personas tienen que trasladarse a otros. Es como mover las colas de un lugar hacia otro.

Y un tercer punto, muy ligado al anterior, es el aislamiento social, objetivo al que deben contribuir las administraciones con la implementación del teletrabajo y el trabajo a distancia al máximo, y los ciudadanos, con la consciencia de permanecer en casa el mayor tiempo posible.

No basta con que se tomen medidas rigurosas, más imprescindible aún es que todos interioricemos la gravedad de la Covid-19, con secuelas que hablan ya hasta de neoplasia pulmonar en el futuro.

Nadie quiere enfermarse, ni mucho menos contagiar a sus familiares y amigos, pero para ello tenemos que poner de nuestra parte, sobre todo cuando, a juzgar por los pronósticos del decano de la facultad de Matemáticas y Computación de la Universidad de La Habana Raúl Ginovart, la tendencia será al incremento en las próximas semanas.

Lo sucedido en estos últimos días de febrero debe constituir, entonces, una alerta para, entre el comportamiento individual y colectivo, y la dirección del Consejo de Defensa, enfrentar una situación cuyo rumbo nada halagüeño, todos podemos cambiar.

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

FPF
Domingo, 28 de Febrero de 2021 - 14:15:01

1era lección: Sin disciplina no habrá victoria 2da lección: Para q haya disciplina debe haber exigencia 3era lección: desde principio de febrero se aíslan contactos y los casos aumentan ¿por qué?

Archivo de noticias


Abril 2021
DoLuMaMiJuViSa
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2021, Camagüey, Cuba.