Jueves, 22 de Abril de 2021
Radio Cadena Agramonte

Instagram Facebook Twitter Youtube IVOOX

Jueves, 22 de Abril de 2021

La Revolución no ha concluido. La Revolución está en marcha.


Viernes, 05 de Marzo de 2021 - 16:54:28 | 1670 | |

Patria o muerte: la vida por la Patria (+ Video)

En este artículo: Cuba, Patria o Muerte, Revolución, Fidel



Por Dania Díaz Socarrás/ Radio Cadena Agramonte.

Patria o Muerte o Patria y Vida. Volvemos a la repetida polémica de las últimas semanas, la que generó una nueva Vindicación de Cuba porque para los cubanos, sin elegirlo, la cuestión ha sido siempre de Patria o Muerte, y aún así tenemos una Cuba Viva.

Pero no volvemos a las consignas para llover sobre lo mojado, no, sino porque no hay mejor fecha que este 5 de marzo para recordar que hace 61 años la voz de Patria o Muerte del pueblo de Cuba secundó espontánea y unánimemente la frase de Fidel, casualmente también para vindicar a los cubanos tras la explosión del vapor francés La Coubre.

Volvemos a ella porque tampoco habrá mejor día para probar, más allá del sentir de cubanos e izquierdistas que nos inunda, que Patria y Vida, el fallido intento de alternativa, de contradicción inexistente, fue también un fracaso como producto comunicativo.

Comencemos por las valoraciones de Adrián Soca Cardoso, licenciado en Educación Español- Literatura y maestrante de Estudios de Lenguas y Discursos del departamento de Filología de la Universidad de Oriente:

“Cuando miramos de manera crítica la letra de la canción, entendemos que su esencia está en implantar nuevos sentidos a los símbolos de lucha de la nación, descontextualizarlos y remplazarlos por otros opuestos al proyecto de país actual. Todos los recursos del lenguaje y la composición profundizan en la posición ideológica.

“El texto se desarrolla a partir de dos grandes polos presentados como opuestos. Por un lado, un “yo”, que se sustenta con el uso de la primera persona y pretende colectividad al mezclar constantemente pronombres posesivos como mi y mis con elementos de gran carga simbólica como solares y pueblo, con la clara intención de presentarse como voz genuina del pueblo cubano.

“En el otro extremo de la dicotomía se ubica un “tú” que se refiere al Estado Cubano, los líderes históricos y actuales del proceso revolucionario, quienes cargan con todas las referencias negativas explícitas e implícitas, con el propósito de provocar en el oyente una posición de rechazo al Gobierno, de hacer que lo asuma como enemigo y responsable de un contexto ficticio, pero presentado en grandes medios  y en las redes sociales como real”.

La manipulación se presenta entonces de modo tan burdo y evidente que cualquiera puede percatarse de ella y rechazarla, en lugar de cambiar la simbólica consigna por la nueva mención de Patria y Vida, opción sobre la que Soca refiere:

“Remarca la oposición la antítesis del par muerte-vida, pues los significados provocan por sí solos afiliarse al término “vida”. Por tanto, desde el punto de vista semiótico, ambas frases no se contradicen, pero la descontextualización de Patria o Muerte y la carga semántica del término “muerte”, frente al término “vida”, hacen que se opongan”.

No obstante, ni siquiera ese propósito parece conseguirlo del todo, pues el uso de conjunciones diferentes hace que podamos pensar en la Patria como sinónimo de vida, en disyuntiva con la muerte, unión que incluso podría dar lugar a una nueva frase que exponga la idea de Patria y Vida o Muerte.

A fin de cuentas, para los cubanos, de eso se ha tratado siempre, nuestra vida solo es sostenible junto a la Patria, pues sin ella, lo primero que sobraría seríamos nosotros.

La intención es más que clara; sin embargo, si hablamos de arte, da la impresión de que los creadores no sabían bien lo que hacían. Así lo ilustra el intelectual camagüeyano y crítico de cine Armando Pérez Padrón:

“En el arte hay una máxima que dice que las reglas existen para violarlas, pero cuando usted está claro de que va a violar algo para obtener algo, y a mi modo de ver no es el caso.

“Aquí hay una mezcla de tendencias de video clips en la que de momento utilizan símbolos, de momento intentan calzar lo que dice la canción, pero lo intentan hacer con la imagen de los cantantes, quienes además salen con un fondo poco claro que no los favorece, pues todos son afrodescendientes y esto no produce un efecto que pueda impactar de manera positiva en el espectador.

“Hay un abuso excesivo de primeros y primerísimos planos que muestran un narcisismo expreso, más si tenemos en cuenta que Yotuel, cantante que aparece exhibiendo su cuerpo, tiene una imagen ya conocida en Cuba y aquí se utiliza el desnudo, con los primeros y primerísimos planos reiterados que suman a la subversión del texto la subversión de la imagen, con la pretensión de captar sobre todo al público femenino, no por lo que dice, sino por su cuerpo”.

Además de las fallas en la realización audiovisual, de la agresividad que no logran disimular los planos y colores, está la carencia de imágenes que sostengan la realidad que quieren hacer creer, y cuando se usa alguna tampoco tiene la necesaria calidad para ser entendida:

“En esa última parte del videoclip, rapeada, donde prácticamente no se entiende el sonido, para colmo las imágenes de supuestas manifestaciones y rostros degradados, como siempre que no se usan bien, se convierten en una suerte, como suelo decir, de granos en la cara, que solo estorban al espectador.

“Además, es sobre todo molesto para cualquier cubano la degradación inicial de la imagen de Martí, incluso de una manera que parece fuego. Estoy quemando la imagen de Martí para incorporar a mi imaginario la figura de Washington, un símbolo con una marcada intención ideológica.

“No hay que ser especialista para saber que si usted hace este cambio está apostando abiertamente por un anexionismo ideológico. Al final de la historia tratan de recomponerlo, pero están diciendo que para llegar a Martí primero tuvieron que quemar la imagen y cambiarla. Y resulta que Martí conoció los Estados Unidos, admiró esa nación y advirtió sobre sus intereses imperiales; pudo quedarse allí, “viviendo bien” y no lo hizo.

“Entonces, emplear la figura de Martí así, yo creo que es una aberración que no tiene nada que ver con la Revolución, sino con ser cubano. Hay personas muy anticomunistas que tienen una imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba y al lado una de Martí, intocable; lo veneran, porque hay mucha gente que no es comunista, pero defiende a Cuba porque es cubano.

“Utilizar la figura de Martí es un total desconocimiento de la historia por parte de jóvenes, que también desconocen lo que ha sucedido en los últimos meses con los afrodescendientes muertos y mutilados en Estados Unidos; mientras que en Cuba hemos tenido las mismas posibilidades todos. Ellos mismos estudiaron música en nuestras academias y se hicieron famosos en nuestras instituciones culturales, aplaudidos por este pueblo”.

Precisamente, este pueblo es el que vuelve a las vindicaciones luego del fallido intento de cambio de consignas, de símbolos e incluso de paradigmas. Armando Pérez lo reafirma:

“Usted tiene derecho a pensar como quiera, pero a lo que no tiene derecho es a transgredir los símbolos de una nación, y esta Isla tiene muchísimos símbolos, pero el paradigma mayor es Martí, para todos los cubanos, estén donde estén.

“Asimismo sucede con la bandera que es también un símbolo intocable en cualquier sociedad, todos la aman y la respetan. Los propios héroes de Estados Unidos se inmolan aferrados a su bandera, y ellos rompen su discurso de patriotismo al incorporar a ese discurso a quienes vejaron la bandera y la imagen de Martí.

“El audiovisual en sentido general es un acto de violencia extrema. Están apelando a que los cubanos estemos confrontados, mientras lo que soñó Martí y lo que soñamos muchos es que los cubanos nos llevemos bien y nos respetemos, pensemos como pensemos.

“No es una ruptura con el gobierno o la Revolución,  porque cada cual puede pensar como quiera, sino que se agreden y agreden al espectador”.

La chapucería, a lo cubano, probablemente sea un síntoma más de que se trata de un trabajo por encargo. Tanto Descemer como Yotuel habían probado ser capaces de hacer cosas mejores, claro, siempre que nacieran de ellos aun para el mercado, pero este no parece ser el caso. No nace ni convence lo que se hace bajo la presión de ser rentables.

Del peor modo ha llegado entonces la petición de que gritemos Patria y Vida, porque no hay cómo unir voces con quienes ofenden tanto a Cuba, más allá de las tendencias políticas.

No obstante, la frase en sí, el mayor de los fiascos, viene a ser poco más que una versión del arraigado Patria o Muerte. Es en esencia lo mismo, no por gusto lo había dicho Fidel y hasta Martí, aunque muchos no lo supieran.

Quizás ahí esté parte del por qué ese producto audiovisual llamado Patria y Vida no tiene calidad y no consigue disfrazar la más burda e inefectiva de las manipulaciones, más allá de las ideologías.

En realidad, las consignas no tienen contradicción, la contradicción aquí es otra: cada quien elige si dar la vida por la Patria hasta morir por ella, o entregar la Patria a cambio de una más cómoda vida.

Pero que nadie elija, por favor, faltarle a la Patria sobre la que pretende levantarse, porque entonces no se trata de derechas o de izquierdas, sino, como dijera el Maestro, de dignidad humana. (Imagen: Cubahora)

Comentar

Enviar comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Archivo de noticias


Abril 2021
DoLuMaMiJuViSa
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Radio Cadena Agramonte | Noticias de Camagüey, Cuba y el Mundo | © 2021, Camagüey, Cuba.